Publicidad

"España Directo" y los variados matices del amarillo

"España Directo" y los variados matices del amarillo
20 comentarios

Hace un año, cuando Londres se vio sacudida por una cadena de brutales atentados terroristas, la prensa inglesa nos dio una lección de mesura a la hora de tratar este tipo de acontecimientos luctuosos. Y cada vez que ocurre algo similar, como hoy en el metro de Valencia, de nuevo la prensa española demuestra su falta de gusto, de corazón y de ética. Como ejemplo tenemos a España Directo, cuyos corresponsales se dedican a incordiar a una herida en el accidente que ni siquiera todavía ha conseguido localizar a sus dos hijos pequeños. O a retrasar a familiares que no saben si sus seres queridos están entre las víctimas.

O a sacar a los miembros de los servicios de emergencia siempre que pueden las frases más dantescas que puedan sobre cuerpos desmembrados y partes amputadas. No vaya a ser que a alguien se le olvide que cuando hay un accidente como éste los cuerpos no quedan precisamente en buen estado. Una corresponsal ha llegado a decir que se juega el cuello a que el Papa hará alguna referencia a la tragedia cuando visite Valencia dentro de unos días. Llamar poco afortunada la frase se queda corto. Cuando los periodistas que salen a la calle representando a la televisión pública se comportan como los más ansiosos carroñeros de la prensa amarilla, una se pregunta cuál es exactamente la utilidad social (o la utilidad a secas) de Televisión Española.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios