Compartir
Publicidad
Publicidad

Eurovisión 2010, cinco frikis algo descafeinados

Eurovisión 2010, cinco frikis algo descafeinados
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mañana se celebra la final de Eurovisión 2010, así que en ¡Vaya Tele! ya estamos calentando las cuerdas vocales para seguir el acontecimiento y, por ahora, ya le hemos echado un vistazo a las diferentes propuestas. Hay un poco de todo este año: mucha balada, varios ritmos pegadizos y, contrariamente a lo que había sucedido en otras ediciones, menos espacio para el cachondeo en el que se había ido convertiendo el festival.

Sí, nos lo han querido poner difícil este año los de Eurovisión para encontrar frikis a la altura de los orcos aquellos de Lordi o del genialmente paródico Rodolfo Chikilicuatre, pero con todo siempre hay algún país gentilmente dispuesto a entretenernos de una manera divertida mientras seguramente piensan que lo suyo es el colmo de la originalidad, y por eso me gusta ironizar con Eurovisión, porque nunca deja de sorprendernos.

Y más vale que así sea, porque aunque el show nos cueste menos de un céntimo de euro por barba, yo exijo como mínimo mi ración de risas para compensar en la balanza la depresión que me causan varios de los espectáculos lacrimógenos que nos esperan este año así que, prescindiendo de criticar la calidad musical de cada cual, que esto no es Hipersónica, voy a presentar los que para mí se llevan la palma en la categoría de frikismo eurovisivo.

Bielorrusia

Y comienzo por Bielorrusia, que con sus ‘Butterflies’ se han comido unos siete meses del año más o menos y se nos han plantado en medio del escenario con un anuncio de Codorniu cava para celebrar la Navidad, y lo de poner a un niño con el pelo lamido por una vaca a tocar un piano que además hace publicidad subliminal de un país que ya cayó de la competición pero que vota como el que más… tampoco es que les ayude demasiado.

¡Eooo! ¿Seguís despiertos después de este vídeo? Vale, porque yo sigo con esta clasificación de inclasificables.

Bosnia y Herzegovina

Confieso que la canción ‘Lightning and thunder’ me gusta, y la realización general del vídeoclip, también. Es muy de making of, un recurso al que han ido de cabeza otros países como Armenia, por ejemplo, y en líneas generales se puede ver, pero el documento me mata a partir del minuto 2:00. ¿Qué hace toda esa manifestación ahí en medio? Si parece que el tío ha llamado a sus amigotes del karaoke para que le den aliento mientras él y la canción siguen a su bola.

No sé, son cosas de esas que supongo que sólo te explicas si para escribir el nombre de tu país necesitas coger carrerilla.

Moldavia

El título de la canción moldava, ‘Run away’, es el mejor resumen de lo que uno piensa hacer cuando se encuentra, ya de entrada, con un violín eléctrico tuneado, un colega con sombrero blanco, una rubia rompepistas y un tío con un saxo causando estagos en medio de la dancefloor. Sin duda, una de las canciones que mejor evidencian que esta edición de Eurovisión se va a dividir entre la ñoñez y la música para ir de fiestuki, a la playiki o al Mundial de Sudáfrica si se tercia.

Y vamos a por los siguientes, que la cosa va in crescendo, y no sólo por el volumen de los cánticos, que también.

Grecia

A ver, que titular una canción ‘Opa!’ ya es buscarte que comparen tu temazo con el clásico de nuestro koala patrio más melómano, aquel que hace cuatro añicos iba a hacer un corrá, pero es que cuando ves el vídeo de los griegos, además de convencerte de que lo del Mundial de Fútbol va en serio, te das cuenta de que Albert Castillón ha dejado los platós para meterse entre saltarines espartanos (¡ahú, ahú, ahú!). Y sí, el casiotone que se oye de fondo y el detalle de los tambores retroiluminados también son para apretar a correr.

Pero vamos a por los mejores, por favor, que lo que queda es sin duda lo más destacable de esta recopilación personal de frikis.

Serbia

Los vencedores indiscutibles son los de Serbia, y por goleada. Lo suyo supera hasta a nuestro querido Dani Diges con su vídeoclip que está muy bien hecho y tal, pero que en el fondo parece una película neorrealista azerbaiyana subtitulada al hebreo septentrional. Lo de Serbia no tiene nombre, en serio. Bueno, sí que lo tiene, es ‘Ovo Je Balkan’, algo así como ‘Estos son los Balcanes’, lo que cuadra con la postal que nos plantan en el escenario, y aunque no ganarán ni de coña tienen todo mi afecto y mi admiración por los siglos de los siglos. Para el año que viene, nosotros enviamos a una selección nacional de joteros, ¡vaya que sí!

Además…

Parece que lo hayan hecho a propósito: estos cinco imprescindibles del festival aparecerán en las posiciones 4, 6, 8, 9 y 11, casi seguiditos los unos de los otros para que no le perdamos la pista al frikismo eurovisivo. Después de esto la fiesta del esperpento, algo descafeinado este año, decaerá y ya sólo aparecerán en escena un montón de personas que se dedican a representar un espectáculo musical, y algunos de ellos incluso lo hacen muy bien. Ver para creer.

En ¡Vaya Tele! | Eurovisión 2010, cómo serán los escenarios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos