Compartir
Publicidad
Publicidad

Nueva Ley Audiovisual: más publicidad y restricción de contenidos

Nueva Ley Audiovisual: más publicidad y restricción de contenidos
Guardar
30 Comentarios
Publicidad

El pasado 1 de mayo entró en vigor la nueva Ley General de la Comunicación Audiovisual, una nueva normativa para toda emisión de televisión que trae unas cuantos cambios a la forma de regular los contenidos emitidos. Si pudiéramos resumir en dos palabras esta ley, podríamos decir que da mucha más libertad a la hora de mostrar publicidad, y más restricción en los horarios de determinados contenidos.

Para mí esta ley es un auténtico despropósito. Para empezar el horario protegido se amplía, dejando tres espacios horarios en los que no podrá haber programas para mayores de 13 años. Estos espacios son de ocho a nueva de la mañana y de cinco a ocho de la tarde los días laborales, y de nueve de la mañana los días no laborables a nivel nacional. Esto tiene varios problemas, el primero es que no se contemplan los festivos locales o al menos, autonómicos, por lo que un niño madrileño estará completamente desprotegido el 2 de mayo por ejemplo, y también es que no contempla el horario insular, con lo que los niños canarios tendrán un horario completamente diferente.

Pero esto no acaba aquí, ya que la nueva ley da la posibilidad a las cadenas de meter aún más publicidad en sus emisiones. Antes se podían emitir 17 minutos de publicidad por cada hora, ahora gracias a esta nueva ley, las cadenas podrán incluir más de veinte minutos por cada hora emitida. ¿Cómo se explica esto? Pues muy sencillo, y es que pese a que la ley disminuye a 12 minutos la publicidad normal, regula otro tipo de publicidad como son las promociones de productos (a los que les da 3 minutos por hora), la autopromoción de la cadena (con 5 minutos) y los patrocinios, a los que no se les fija tiempo.

¿Qué se consigue con esto? Que las cadenas tienen mucha libertad para ponernos todos los anuncios que quieran, ya que gracias a la no limitación de los patrocinios (y su escasa definición en la ley), pueden encadenar unos cuantos hasta conseguir tener casi la mitad de publicidad por hora emitida.

¿Es o no es un despropósito? Yo creo que sí. Solo espero que gracias a esta manga ancha que les están dando, las cadenas y los anunciantes piensen bien como administrar sus espacios publicitarios, ya que está demostrado que una sobredosis de publicidad, hace que sea mucho menos efectiva que una racionada inteligentemente. Sí, estoy siendo demasiado positivo, pero visto lo visto, es lo que nos queda.

Más información | OCU

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos