Compartir
Publicidad
¿Buscas habitación? Te recomendamos estas 21 películas con hoteles misteriosos
Listas

¿Buscas habitación? Te recomendamos estas 21 películas con hoteles misteriosos

Publicidad
Publicidad

Con la apertura de 'Malos tiempos en El Royale', hemos creído conveniente recordar unos cuantos hoteles de esos que nunca entran en los planes de nadie, pero donde es inevitable llegar, a poder ser, en una noche tormentosa y al mismo tiempo que unos cuantos huéspedes más que no tienen mucha pinta de querer hacer amistades entrañables. Bienvenidos al hotel de tus pesadillas.

De carretera, hoteluchos, hotelazos, hostales, bed & breakfast... es increíble la cantidad de servicios que nos ofrece el mundo del turismo. En el corazón de la gran ciudad, apartado en el bosque, con vistas, tapiados, con botones peculiares o un servicio de habitaciones dudoso, pero siempre cinematográficos, los hoteles nos han dejado grandes momentos en grandes películas. De 'El hotel de los líos' de los Hermanos Marx a la última película del director de 'La cabaña en el bosque', hemos elegido un puñado de locales con habitaciones disponibles y algún que otro secreto. ¿Te atreves?

El gran hotel Budapest (2014)

Wes Anderson consigue la mejor peli de aventuras del futuro recuperando el cine del pasado. Aquí hay de todo, y es reluciente hermoso e incluso animado. Y puede ser la peli en la que más y mejor mueve la cámara. Qué personajes, por dios.

Hostel (2005)

¿Quién no ha planificado un fin de semana largo en Amsterdam? ¿Acaso nunca has viajado por Europa con más dinero en los bolsillos que toda la riqueza de los países más pequeños de Europa del Este que tienes marcados en el mapa? Todo eso, y mucho más, entre las bromas y las tripas de una de las películas más interesantes y menos respetadas del siempre sospechoso Eli Roth.

Psicosis (1960)

La madre de todos los moteles, los thrillers, los giros, los psicópatas y de media filmografía mundial. El clásico de Hitchcock es tan demencial que hace que la locura de Gus Van Sant incluso tenga sentido.

Barton Fink (1991)

Un buen par de giros muy bien llevados para seguir caminando como un zombie por los pasillos infinitos del hotel de Hollywood que serviría de antesala a la muy inferior (aunque mucho más espectacular) '¡Ave, César!

Hotel Transilvania (2012)

No es perfecta, pero tampoco lo pretende. Cosas a tener en cuenta: Genndy Tartakovsky, Robert Smigel, Adam Sandler, Andy Samberg, Steve Buscemi, Molly Shannon, Jon Lovitz. ¿Realmente necesitas algo más para ver la peli?

El resplandor (1980)

Una de esas pocas, poquísimas películas, que activan (o desactivan) un mecanismo extraño en lo más profundo de tu alma. Es imposible no sentir auténtico pavor y desorientación existencial cada vez que visitamos el Overlook.

1408 (2007)

De nuevo Stephen King, que para eso es el jefe, poniendo la base de una muy interesante historia sobre el clásico hotel maldito que tanto abunda en Estados Unidos. El hotel Dolphin es chungo.

Four Rooms (1995)

Hija de una época que nunca volverá (algunos dirán que para bien, otros dirán todo lo contrario) y de unas manera muy concretas, esta conjunción de colegas Miramax puede terminar por cortar más de una digestión, pero tiene suficiente carisma entre sus paredes como para pasar algún finde tonto.

Very bad things (1998)

El comienzo de una de las carreras más interesantes de los últimos directores habituales de Hollywood, la de Peter Berg, era, además, un guión suyo. Mucha mala leche a la que el tiempo no ha tratado tan mal como a muchas otras compañeras de generación. Será por el repartazo.

Identidad (2003)

Simpático whodunit con alguna idea brillante y un desenlace entre el comodín, la trampa y la brillantez. En algunos aspectos resulta más interesante, menos pretenciosa y más honesta que, digamos, la última en llegar a nuestras pantallas.

Habitación sin salida (2007)

Una ensalada de tópicos, lugares comunes y ganas de pasar el rato en la primera película americana de un director que ha tenido que regresar a su país tras una serie de batacazos más o menos merecidos de toda índole.

Los huéspedes (2011)

Un par de huéspedes peculiares y el convencimiento de que el lugar está encantado sirven en bandeja de plata una historia gótico-hipster de esas que jamás podría recrear Guillermo del Toro. Terror victoriano en la era Apple.

Langosta (2015)

Acto de terrorismo romántico irrepetible con la ejecución de un maestro. El lado oscuro, radical, punk y protestante de cualquier propuesta hotelera que nos haya dado el cine.

John Wick (2014)

En el hotel favorito de los de la calaña de John Wick tienen un servicio de habitaciones que te deja muerto. Puede que sea el único hotel en el que nuestro dinero no vale.

Bug (2006)

Friedkin venía de trabajos alimenticios y, de repente, se encontró con Tracy Lettts y se marcaron dos obras de teatro angustiosas, terribles, llenas de desesperanza. 'Killer Joe' la visteis muchos, pero esta sigue escondida.

Nunca juegues con extraños (2001)

Muchos nombres para el recuerdo aquí. J.J. Abrams, John Dahl (un tío que hacía cine), Paul Walker (que en paz descanse) o Leelee Sobieski, aquella gran promesa a la que echamos de menos. Como a este tipo de historias de terror de carretera.

Abierto hasta el amanecer (1996)

Robert Kurtzman tiene una trayectoria alucinante. Ha dirigido películas de serie b y de serie z, pero su carrera como mago de los efectos de maquillaje es interminable: abarca desde 'El terror llama a su puerta' hasta 'La maldición de Hill House'.

Basket Case (1982)

Una obra maestra sobre el subconsciente y la crueldad física de ese recoveco amenazador. Grotesca y despiadada, '¿Dónde te escondes, hermano?' es uno de los mejores receptores del universo Larry Cohen de todos los tiempos.

Los renegados del diablo (2005)

Esto no es una película, en realidad es un camión de 36 ruedas que te pilla por sorpresa dando marcha atrás a la mínima velocidad posible. Su horrible pitido no deja oír tus gritos de auxilio. Tampoco los de dolor. La mejor película de Rob Zombie.

Contratiempo (2016)

Los fans de la chorrada estáis de enhorabuena: 'Contratiempo' es una burrada entretenidísima a la que se le ve venir de lejos, pero con su seriedad imbécil nos hace pasar hora y media de lo más divertido. Menudo juego sacan a las tres cabinas de teléfono que quedan en España.

Malos tiempos en El Royale (2018)

Preciosa. Hueca. Muy larga. Con banda sonora de lujo y un reparto que se lo pasa bien hasta que se cansa. Como el espectador. A pesar de todo, no molesta y se deja ver, aunque se empeñe mucho en lo primero.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio