Compartir
Publicidad

El director de 'El Juego de Gerald' se pronuncia sobre el debate generado por su epílogo

El director de 'El Juego de Gerald' se pronuncia sobre el debate generado por su epílogo
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La adaptación cinematográfica de Mike Flanagan de la novela 'El juego de Gerald' (Gerald's Game,2017) de Stephen King, ha sido la objeto de muy buenas críticas de muchos usuarios de Netflix, donde debutó el viernes en todo el mundo. La película se encuentra actualmente en un impresionante 90% en Rottentomatoes, por lo que es una de las películas de género mejor valoradas del año.

La historia establece la premisa de una pareja casada que buscan reavivar su pasión con un viaje a una cabaña aislada de la montaña y un poco de sexo con fantasía. Las cosas salen mal y el marido tiene un ataque al corazón y muere poco después de esposar a su esposa, Jessie, a una cama con dosel. Sin esperanza real de rescate y aislada de todo el mundo, la mente de Jessie empieza a examinar su propia memoria y cordura para averiguar cómo sobrevivir.

La mayoría de elementos han alcanzado la aclamación amplia, como las actuaciones de Carla Gugino y de Bruce Greenwood, junto con, sorprendentemente, un par de cambios del libro para mejor incluyendo las identidades de la gente en la mente de Jessie. Pero sin embargo ha sido leal tan leal a la historia original de Stephen King,que en los últimos quince minutos , al igual que el libro, es un trozo chirriante y ligeramente torpe que no encaja con el cuento de supervivencia hábil y sorprendentemente emocional de antes.

Hablando con Bloody Disgusting acerca de la reacción divisiva de los fans, Flanagan explicó por qué sentía la necesidad de terminar de esa manera porque eso es lo que ocurre en el libro:

Era un problema cuando leí aquel libro que amaba. Sé que estaba polarizando con los fans del libro, por lo que la gente que odiaba ese epílogo en el libro lo va a odiar en la película. Es esperable que el epílogo sea el centro de las iras de las personas sientan como "Oh, estaba tan enganchado y luego argh, ese final". Pero eso es lo que sucede en el libro. Nunca hubo un momento en el que se sintiera que era correcto hacer la película sin ese final, para bien o para mal.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio