Es una de las mejores películas de Jean-Claude Van Damme y un clásico del cine de acción de los 90: llega a Netflix el debut de John Woo en Hollywood

Es una de las mejores películas de Jean-Claude Van Damme y un clásico del cine de acción de los 90: llega a Netflix el debut de John Woo en Hollywood
15 Comentarios

Jean-Claude Van Damme fue una gran estrella del cine de acción durante varios años y un claro reclamo para que la gente se acercase a su cine más cercano. Eso sí, sus años de mayor esplendor hace mucho que quedaron atrás, pero seguimos teniendo todas las películas que protagonizó y hoy quería llamar atención sobre el hecho de que una de ellas está disponible en Netflix desde este 1 de septiembre. Me refiero a 'Blanco humano'.

Libremente inspirada de forma no confesa en el mismo relato que sirvió como base para la imprescindible 'El malvado Zaroff', 'Blanco humano' fue también la primera película en Hollywood de John Woo, quien inicialmente quería que su protagonista fuese Kurt Russell, pero finalmente supo amoldarse a lo que el público esperaba de una de Van Damme sin por ello renunciar a su estilo.

Sí es verdad que eso supone un paso atrás respecto a la evolución que había mostrado en China, tocando techo con la excelente 'Hervidero' -nivel al que en Hollywood solamente llegaría con la genialmente demencial 'Cara a cara'-, pero eso no quita para que su tratamiento de la acción tenga algo especial y que las patadas voladoras de la estrella belga se sientan más dolorosas que nunca. Y es que aquí se nota un trabajo de coreografía en esas escenas que para sí quisieran muchas producciones más recientes.

A eso añadimos la presencia de ciertos elementos más propios del western que dotan a la película de un toque distintivo respecto a otras producciones coetáneas, la bienvenida presencia de Arnold Vosloo, el inolvidable Imhotep de 'La Momia', y Lance Henriksen como los dos grandes villanos de la función y las generosas dosis de adrenalina flipada en momentos como el ya mítico encuentro con la serpiente.

Y además Van Damme brillando a lo suyo y mostrándose más convincente de lo habitual cuando había que sacar a relucir un poco de vena dramática. Ojo, sigue siendo el tipo de película que es, pero por algo es tan recordada por los aficionados al género casi 30 años después de su estreno.

Em Espinof:

Temas
Inicio
Inicio