Publicidad

Diciendo adiós a MTV: los programas más emblemáticos (II)

Diciendo adiós a MTV: los programas más emblemáticos (II)
10 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Continuamos con nuestro particular homenaje a ese gran contenedor de géneros y programas inverosímiles que es la cadena (antes conocida como musical) MTV, cuya desaparición será inminente, como ya se anunciara hace un par de días con la entrada en escena de RealMadrid TV y os informara Manuls en este post. El fin de las emisiones de MTV en la TDT supone, por tanto, decirle adiós a muchos amigos (al menos a la posibilidad de verlos sin recurrir a una plataforma de pago): adiós, Alaska y Mario, adiós Topacio y JuanPe, adiós mamarrachas. Adiós a la "franquicia shore" y sus veranos de desmadre. Adiós a las mamás adolescentes y a los bizarros programas de citas. Hasta más ver Jenna Hamilton.

Hoy me toca a mi despedirme de mis particulares guilty-pleasures amén de otros programas míticos que han pasado por la cadena. Desde docurealities para adelgazar hasta las gamberradas de la pandilla 'Jackass', pasando por la ficción de insti más actual. Y es que MTV es la cadena de cabecera de cualquiera que disfrute del binomio teen-ficción o teen-telerrealidad. Adolescentes y MTV van de la mano, ya sea dándoles el protagonismo u ofreciéndoles contenidos a la carta, muy en sintonía con su principal target, el público juvenil (aunque el término es flexible y relativo). ¿O acaso hay otro canal con una imagen de marca más molona?

'Parental Control'

Un programa de citas, pero no al uso. Porque ¿dónde se ha visto que sean tus padres los que te busquen ligues acudiendo a MTV y participando en un surrealista programa en el que, además, te confesarán que odian a tu actual pareja y que casi mejor si acabas con esa relación? En 'Padres al control' ellos proponen tres candidatos más de su gusto, sus hijos los conocen en sendas citas y, tras una fase eliminatoria, deberán elegir entre lo malo conocido o lo bueno y novedoso por conocer. Todo ello amenizado por los comentarios de progenitores y pareja, que pueden seguir las andanzas de su novio/a y sus pretendientes/as. Hay que tener cuajo para quedarte a ver cómo tu pareja se plantea darte boleto. Poca credibilidad, pero hilarante.

'Catfish'

Todo empezó cuando Nev Schulman decidió contar su historia de desengaño en la red en un documental. Su experiencia y el éxito de la cinta le llevó a conducir este reality en el que ayudan a otras personas a descubrir la verdad sobre sus ciberparejas. En 'Catfish, mentiras en la red' nadie es quien dice ser. Nev y su cámara Max investigan y convencen a los fraudulentos novios y novias a que muestren su verdadera cara, para (normalmente) la decepción del que ha sido engañado, a veces durante años. Lo cierto es que resulta poco creíble que los damnificados no se dieran cuenta antes de que había "gato encerrado". Basta con googlear una imagen (se puede hacer) o tener sentido común: si mantienes una relación largo tiempo con alguien por Internet y se niega repetidas veces a usar Skype, algo oculta.

'Cita con Mamá'

No, no se trata de buscarle un novio a mamá; se trata de que mamá te lo busque a ti. Rizando el rizo del concepto dating, MTV nos ofreció este singular espacio en el que un joven trata de encontrar novia siguiendo su instinto y conociendo a sus madres como única referencia. Citándose con las madres tendrá que deducir qué hija podría congeniar mejor con él. Las mamis dan el todo para ser simpáticas y molonas al tiempo que tratan de convencer al chico de que su hija es la mejor. La elección final se basa en el amor de madre y en una plena confianza en la herencia genética como únicas pistas para dar con la adecuada. El chico tampoco sabe lo que ha perdido ni a quién ha elegido hasta que no las ve bajar de un coche. Entonces descubre si ha acertado o si se ha metido en un buen lío. Sólo hay que observar su reacción para intuirlo.

'Jackass'

Las gamberradas y torturas a las que se han sometido voluntariamente esta panda de locos han dado hasta para una saga de cinco películas. La premisa principal es: si parece arriesgado y susceptible de que salgan mal parados o se dejen partes delicadas de su cuerpo en el intento, lo hacen. La idea original la tuvo Johnny Knoxville, que hizo el experimento para documentarse y redactar un artículo para una revista de skateboard. El artículo se convirtió en base para esta juerga audovisual y los chicos de 'Jackass' se pasaron tres temporadas grabando y ofreciendo a los espectadores de MTV sus acrobacias imposibles, sus dolorosas caídas y los golpes experimentados al intentar probar todas las estupideces que se les pasaban por la cabeza. Sus andanzas se hicieron célebres como parte de la historia de MTV.

'Ya no estoy gordo'

Mitad coaching, mitad reality, 'I used to be fat' acude a la desesperada llamada de jóvenes americanos descontentos con su cuerpo que, aprovechando el verano pre-universidad deciden (tratar de) convertirse en alguien distinto del que fueron en su época de instituto. Su sobrepeso normalmente les lleva a vivir malas experiencias, a ser objeto de burlas y sentirse mal con ellos mismos. Por eso, el inicio de la etapa universitaria es visto por ellos como una oportunidad para renovarse, redefinirse y remodelarse. Para ello cuentan con un entrenador personal, una estricta dieta y 90 días para alcanzar su objetivo. Aunque ya os lo contamos todo sobre este programa porque es uno de esos 'Docurealities que nos atrapan'.

'Pimp my ride'

'Pimp my ride' fue mi primer contacto con MTV. Y recuerdo haberme hartado de reír. Es uno de los programas más míticos de la cadena (duró seis temporadas), que incluso ha tenido varias versiones europeas en las que tuneaban motos y hasta bicicletas ('Pimp My Fahrrad'). Aunque ninguna superará al original porque no contaban con el rapero Xzibit como protagonista. Él y sus hirientes comentarios plagados de pitidos sobre las cafeteras con ruedas que los participantes presentaban para que fueran tuneadas en este taller tan especial. El protagonista entraba con un trasto destartalado y salía con un tuneado personalizado, que incluía desde discotecas móviles hasta acuarios. Y alerones, muchos alerones. El esperpento final no tenía nombre, pero los dueños se iban encantados.

'Más que amigos'

¿A partir de qué café empiezas a perder oportunidades como pretendiente/a y te quedas atrapado en la "zona de amigos"? Algunos de los protagonistas de este dating-show llevan años enamorados en secreto de sus mejores amigos pero nunca se han atrevido a dar el paso porque, obviamente, hay mucho que arriesgar. Así que, haciendo gala de esa idiosincrasia americana de dejar que la tele solucione tus problemas, embaucan a sus amigos/amores secretos en un falso programa en el que, supuestamente, les ayudan a prepararse para una cita a ciegas. Hasta que acaban con años de tortura y de "me quiere, no me quiere" y confiesan la verdad. Los hay que acaban perdiendo la amistad pero el engaño a veces da paso al inicio de una relación entre dos torpes que se han pasado años ignorando sus sentimientos. Pero más vale tarde que nunca.

'Teen Mom'

En este docureality asistimos al día a día en la vida de una madre adolescente, que, pese a la locura que supone tener un hijo cuando ni siquiera has acabado el instituto, se ponen el mundo por montera y deciden salir adelante. Y eso pese a no contar a veces ni con el apoyo de sus parejas, más interesadas en salir de fiesta y en cosas propias de su edad que en cambiar pañales. Después de vivir su embarazo en 'Embarazada a los 16' vemos cómo las chicas se adaptan a su nueva vida. Algunas estudian y trabajan al mismo tiempo gracias al apoyo familiar mientras los zánganos de sus novios (no todos) esconden la cabeza en el móvil cuando ellas tratan de buscar apoyo y comprensión. Adolescencia y paternidad no es una buena combinación pero parece ser que en EEUU es más habitual de lo que pensamos.

En ¡Vaya Tele! | Diciendo adiós a MTV: los programas más emblemáticos (I)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios