Compartir
Publicidad
'Retorno a Lilifor' recupera la esencia más chanante
Otras cadenas

'Retorno a Lilifor' recupera la esencia más chanante

Publicidad
Publicidad

Anoche se estrenó, después de pasar tres años en el cajón de tareas pendientes de Atresmedia, el regreso más esperado por los fans-chanantes: Joaquín Reyes y sus amigos volvían a televisión con 'Retorno a Lilifor' (¡Lilifor!). Pese a lo críptico del título (qué es chanante, qué es nui, qué es lilifor sólo lo saben ellos), lo dice todo: un retorno a ese humor cuasi lisérgico con el que nos conquistaron hace ya -parece mentira, pero sí- 15 años.

Una vez más Hill Valley (ergo Flippy) firma la nueva locura ideada por el versátil Reyes, pero esta vez con más participación de Ernesto Sevilla (en dirección, guión y realización) y, acompañado como siempre de sus habituales: Carlos Areces (el Martin Luther King que "se quedó asobinado y soñó una movida"), Raúl Cimas y Julián López. Y con una cabecera más psicodelic que nunca.

El humor que estábamos esperando


El pistoletazo de salida: su propio Operación Palace -aunque se grabó mucho antes que el de 'Salvados'- con una versión del 23F en la que exploran el drama humano detrás de la figura de Tejero e implican al mismísimo ex-Rey. Toma declaración de intenciones: no esperéis que el nivel de insolencia vaya a menos. Es lo que esperábamos, aunque aún nos supo a poco y echamos de menos -yo, desde luego- ese tono aún más surrealistas de sketches tipo Mis Amigos o El Bedel o los doblajes dadaístas de Retrospecter y Mundo Viejuno, de los que hemos heredado tantas expresiones y el amor por las películas de Boris Karloff.

Esa insolencia de la que hacen gala es la misma que demuestra Reyes al meterse en la piel de un famoso al que "desnuda" y retrata con su acento manchego. Hay quien critica que esto no es imitar; que si todos tienen la misma forma de hablar dónde está la parodia y qué mérito se le puede conceder al imitador. Pero la gracia de los Celebrities es precisamente esa: que Björk use palabras como "tunante" o "cigar", que Tejero mande a sus oficiales marchar "a trote cochinero" o que Lady Gaga desmienta el bulo sobre si tiene chorra y cante "Cara de julepe" en lugar de "Poker face". La descontextualización con filtro de Albacete.

No es una cuestión de formas -aunque lo claven con la caracterización- sino de fondo y no me cansaré de repetirlo: todo lo que dicen sus Celebrities (¡Ahí va, qué chorrazo!) es cierto y es en la manera de contarlo y de retratar al personaje en su esencia -esencia mamarracha en el caso de ayer- donde reside la habilidad de Reyes para parodiar. Su versión de Lady Gaga superaba a la realidad y eso con un personaje que ya es en sí una caricatura de sí mismo no era tarea fácil. El resultado: sublime, como todas sus interpretaciones (excepto eso que perpetra en 'Anclados').

Memorables las animaciones, incluidas las nuevas incorporaciones: seguro que a todos os ha enamorado Mr. Kebab y su cancioncilla. Pues no es una creación de Joaquín Reyes (el padre de Super Ñoño, Dr. Alce o Enjuto Mojamuto). El kebab bailón es obra de Laura Calvo, pero ignoro a quién se le ha ocurrido la genial versión porno de Flick y Flack... El equipo se amplía y también, por lo que se pudo ver, el presupuesto: hay más post-producción -y más fina- y atrás quedaron esas localizaciones y esos figurantes low cost de 'La Hora Chanante'. Hasta aparece en los créditos el agradecimiento a la Oficina de Protocolo de la mismísima Benemérita. Se han vuelto minuciosos, y todo.

Una sabia decisión ha sido recuperar un éxito de 'Muchachada Nui' como la cinta VHS.. En anteriores aventuras ya descubrimos lo duro que es ser analógico en un mundo digital. Se sienten solos y olvidados y pasan sus días rumiando sobre los viejos tiempos y criticando a sus sustitutos, seres que "no tienen alma... todo ceros y unos". El choque de culturas entre las dos eras tecnológicas puede seguir dando mucho juego: después del walkman apalizado por unos i-pod nanos, el Spectrum desmemoriado y el cargador de Nokia desfasado, ahora llega el multi-cassette de cromo que fantasea con bolis bics.

El peligro de emitir en NEOX

Cortinillaneox

Sé que es mucho pedir que en NEOX emitan 33 minutos de programa sin publicidad. No ansío la luna. Pero, al menos, que respeten la normativa, esa que les obliga a respetar la estructura del programa. Sí, es mucho pedir que nos deje ver el capítulo entero, sin cortes. Pero la pauta, la maldita pauta, no tiene miramientos: un tajo a mitad de frase de Lady Gaga, en el que es, probablemente, el contenido más importante del programa (ese que le ha dado trabajo a Reyes en 'El Intermedio'). Que sólo les faltó cortar después del "Hola, soy...".

Y eso cuando sólo llevábamos seis minutos de programa. Además de descuartizar el Celebrities no se cortaron en emitir doce minutos de publicidad, es decir, el doble de tiempo del que nos habían dejado disfrutar, después de tres años esperando a que por fin lo estrenaran. Doce minutos para un espacio de 33. ¿El resultado? La gente acabará viéndolo en Atresplayer y 'Retorno a Lilifor' hará unos datos lamentables de audiencia, hasta para la TDT.

Lo mismo que pasó cuando 'Muchachada Nui' se emitía a las 23:30 h. en La 2. Ya nos lo advertía entonces Joaquín: "no os cuesta nada dejar la 2 todo el día puesta desde el documental de los ñús hasta la noche, y así no se os olvida. Que si no, nos quitan el programa." Yo dejé de ver series de animación en NEOX por esto mismo. Que le hayan dado este espacio y este tratamiento a 'Retorno a Lilifor' dice mucho de lo que en realidad les importa el programa. No es culpa vuestra, chanantes.

En ¡Vaya Tele! | Trece sketches chanantes para preparar el estreno de 'Retorno a Lílifor'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio