Compartir
Publicidad
Los ganadores salvan una gala de los Emmy 2015 poco destacable
Otros festivales de cine

Los ganadores salvan una gala de los Emmy 2015 poco destacable

Publicidad
Publicidad

Cuando los Emmy tienen prisa por acabar la gala en menos de tres horas, no hay mucho tiempo para que el presentador se luzca. Eso ocurrió, en parte, en la ceremonia de entrega de la 67ª edición de estos premios televisivos, en la que Andy Samberg pasó más bien desapercibido en su estreno como presentador. La rapidez con la que fueron sucediéndose los premios (se eliminaron los clips de los nominados en algunas categorías para no pasarse del tiempo establecido de duración) evitó que la gala se hiciera pesada, pero tampoco hubo cosas demasiado destacables.

Las que hubo, las aportaron los ganadores, desde el emocionante y reivindicativo discurso de Viola Davis a pequeños momentos un poco más humorísticos de Amy Poehler y de Jon Hamm. Samberg sí tuvo sus momentos, sobre todo al principio de la gala y en un par de gags más o menos a la mitad, pero en conjunto, la ceremonia tiró más por el lado efectivo que por el espectáculo, lo que no deja de ser curioso estando emitida por Fox.

Los aciertos de Andy Samberg

El actor de 'Brooklyn Nine-Nine' arrancó la ceremonia con un número musical sobre toda la cantidad de series que se emiten ahora mismo, y la imposibilidad de estar al día de todas, un número que se abría con una cena que parecía sacada de aquel sketch de 'Portlandia' sobre los spoilers. A partir de ahí, le siguió un monólogo en el que funcionaron algunos chistes y otros no, y los que no cuajaban parecían romperle el ritmo a Samberg.

En ese inicio llegó uno de los momentos más inspirados: la aparición de Jane Lynch como una de las religiosas que acompaña a Cersei Lannister en su paseo de expiación en 'Juego de tronos', con campana en la mano incluida y gritando "shame, shame!". Según Samberg, así es como iban a echar del escenario a los ganadores que se excedieran del tiempo establecido para agradecer su premio. Otro de los gags más logrados fue mostrar cómo quedaba la alfombra roja después de que todo el mundo pasara por allí, con Tatiana Maslany y Tony Hale buscando latas de judías con sendos detectores de metales.

El tercer buen momento de Samberg llegó en un homenaje-chiste que hizo con Seth Meyers sobre Lorne Michaels, productor de 'Saturday Night Live', que cumplió esta temporada 40 años en antena. Bromearon con que iban a regalarle una taza al mejor jefe y con que iba a establecerse una categoría especial llamada, precisamente, mejor jefe, y que ganó Shonda Rhimes.

La chispa de los presentadores

Sin embargo, Samberg estuvo bastante desaparecido durante casi toda la noche, y fueron los presentadores de premios quienes pusieron algo de gracia e interés. Jimmy Kimmel, por ejemplo, se comió parte del sobre de mejor actor de comedia, diciendo que podía anunciar el ganador que le diera la gana, y Taraji P. Henson y Terrence Howard estuvieron comportándose como dos versiones rebajadas de Cookie y Lucious Lyon de 'Empire'. Amy Poehler hizo otra de las suyas cuando llegó su categoría, la de mejor actriz de comedia, apareciendo en su asiento con una sudadera con capucha gris y gafas de sol.

Gaga

Poehler y Amy Schumer protagonizaron uno de los momentos revindicativos de la noche, cuando la primera afirmó, presentando el premio a guión de comedia, "qué emocionantes de dos a cuatro horas para las mujeres en la comedia". También los ganadores pusieron algo de su parte para que la gala fuera un poco más entretenida. Jon Hamm subió al escenario arrastrándose por él, en lugar de utilizar las escaleras, y los vídeos de los nominados a guión en programa de variedades y en guión y dirección de comedia fueron de lo más divertido de la noche (como siempre, por otro lado).

La noche de las mujeres

A estas alturas, ya todos sabéis que 'Veep' y 'Juego de tronos' arrasaron en comedia y drama, respectivamente, pero hubo algunas sorpresas que impidieron que HBO (o Comedy Central, con 'The Daily Show') se lo llevara absolutamente todo. Una fue la de Regina King en secundaria de miniserie (por 'American Crime'), otra fue que 'American Horror Story: Freak Show' fue la gran damnificada del dominio en esa categoría de 'Olive Kitteridge', y la tercera, relativa, fue el Emmy en secundaria de drama de Uzo Aduba, que sus compañeras de 'Orange is the new black' recibieron puestas en pie.

En general, los Emmy 2015 no sólo fueron la noche de HBO, sino también la de las mujeres. Jill Soloway y Lisa Cholodenko ganaron en dirección de comedia y miniserie, tres actrices negras subieron al escenario (King, Aduba y Davis), y Viola Davis dio un sentido discurso sobre la necesidad de crear oportunidades para las mujeres de color en Hollywood y de mostrar series más diversas. 'Inside Amy Schumer' inauguró la categoría de programa de sketches de variedades, consagrando definitivamente a su principal impulsora, y Lady Gaga era la aparición que más se esperaba, aunque luego presentó un premio y se fue como una exhalación.

En general, la gala tuvo momentos emotivos (la ovación a Tracy Morgan, recuperado de un gravísimo accidente de tráfico, y que entregó el premio a mejor drama, o la revindicación de los derechos de los transexuales de Soloway y Jeffrey Tambor) y a Taraji P. Henson como gran animadora en el patio de butacas. El premio a Jon Hamm fue un escaso consuelo para 'Mad Men', que veía como 'Juego de tronos' reclamaba con fuerza su posición como gran fenómeno popular reciente, y la que acabó siendo la gran derrotada fue 'Modern family'. No se llevó ni un solo premio.

De récord

Algunas de las nuevas marcas establecidas por esta 67ª edición de los Emmy han sido:

  • Viola Davis es la primera mujer afroamericana en ganar el premio a mejor actriz de drama.
  • 'Juego de tronos' ha batido el récord de premios ganados en una misma edición, con 12.
  • Allison Janney, con siete Emmys en su carrera, iguala a Mary Tyler Moore y Ed Asner como los segundos actores con más victorias, por detrás de Cloris Leachmann.
  • Desde 2001, cuando ganó 'Sexo en Nueva York', ninguna serie de cable se había llevado el premio a mejor comedia. Este año lo hizo 'Veep'.
  • Uzo Aduba hizo historia al ganar Emmys consecutivos por el mismo personaje en comedia y en drama. Antes sólo lo había hecho Ed Asner, por 'The Mary Tyler Moore Show' y su spin-off, 'Lou Grant'.

Imagen | Twitter (@TelevisionAcad)

En ¡Vaya Tele! | Emmys 2015: Los ganadores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio