Publicidad

Las mejores películas del Festival de Málaga 2019, una floja edición que no deja en buen lugar al cine en español
Otros festivales de cine

Las mejores películas del Festival de Málaga 2019, una floja edición que no deja en buen lugar al cine en español

Publicidad

Publicidad

Hoy ha concluido de forma oficial la 22ª edición del Festival de Málaga, dedicado al cine en español, con los maratones de películas para el público hambriento que no ha podido seguir el certamen. Recordemos que ayer se dio a conocer el palmarés, con el triunfo de 'Los días que vendrán', lo nuevo de Carlos Marqués-Marcet.

Ya lo dije cuando hablé del film, para mí fue muy claro que estaba viendo algo especial, una experiencia de las que traspasan la pantalla y dejan huella, e igual no ganaba la Biznaga de Oro, porque ahí decide un jurado de sólo cinco personas, pero destacaba claramente sobre el resto de la sección a concurso. Una sección oficial flojísima, que me ha dejado muy mal sabor de boca. Pero es el primer año que acudo a cubrir el certamen andaluz, así que no puedo comparar con otras ediciones ni hablar realmente de decepción.

El festival de Atresmedia

Gala inaugural, Taxi A Gibraltar

Creo que dice mucho del evento que la película inaugural fuese 'Taxi a Gibraltar', de Alejo Flah. Claro, Dani Rovira es una estrella y de Málaga, y recurrir a una comedia para dar el pistoletazo de salida no es mala idea, pero la propuesta es demasiado comercial para abrir un festival de cine.

Un apunte que explica un poco este desaguisado es que Atresmedia está detrás tanto de la película como del certamen. Aun así, me parece una torpeza arrancar así porque el film se estrenó en salas ese mismo día, así que tampoco cabe hablar de una premiere exclusiva ni relevante. Más allá de que las estrellas se pasearon por el Teatro Cervantes, el corazón del festival, aquello fue el inicio de una edición muy desangelada.

Yo llegué el mismo viernes 15, el primer día, y con mi acreditación colgada del cuello (esa sensación maravillosa de poseer la llave para hartarte a ver películas) fui al primer pase de la sección oficial. Así conocí uno de los dos cines donde se han proyectado las películas a concurso, el Cine Albéniz, muy bonito; precedido de una gran alfombra roja que recorre toda la calle, llena de bares y pegada a unas ruinas de un teatro romano.

En el festival compiten largometrajes españoles e iberoamericanos y mi primer pase fue la argentina 'Aire', de Arturo Castro Godoy. Es un tenso drama de aire kafkiano centrado en una desesperada madre que no deja de encontrar obstáculos mientras intenta reencontrarse con su hijo. Julieta Zylberberg realiza una formidable interpretación pero los mecanismos del guion son muy evidentes y falta ritmo; por suerte solo dura 70 minutos y no llega a hacerse pesada.

La siguiente fue 'Esto no es Berlín', de Hari Sama, donde nos lleva al México del 86 y nos cuenta la travesía de madurez de un joven desencantado cuya vida cambia por completo tras conocer un club que le abre las puertas a otras formas de arte y de expresión, el sexo y las drogas. Más allá de asistir a un trocito de la historia de México desde el punto de vista de un chico de 17 años, la película no aporta nada nuevo y me pareció plagada de lugares comunes. Otra más de chavales confundidos y cabreados. A mi compañera Sara le ha gustado más, como indica en su crítica.

Fuera de concurso se presentó 'Vosotros sois mi película', el falso documental de Carlo Padial que venía a exponer toda la polémica ocurrida en el Festival de Sitges con 'Bocadillo', la supuesta primera película del youtuber Wismichu. Una gran broma (o "troleo") que deja en evidencia parte de lo que funciona mal en la industria del cine, los medios y el fenómeno fan. Muy ingeniosa y divertida.

Como gaditano, le tenía muchas ganas a la comedia criminal 'Antes de la quema' de Fernando Colomo, donde se mezcla una trama de mafiosos, atracos y chirigotas. Muy poca cosa para una sección oficial. El guion está plagado de tópicos y se siente torpemente inspirado en Tarantino o Guy Ritchie, pero Colomo reconoce que dejó improvisar a los actores y ahí creo que está la clave de un film tan convencional como simpático y, finalmente, entretenido, con un grandísimo Salva Reina.

Las risas continuaron con los primeros dos episodios de 'Instinto', el thriller erótico de Bambú y Movistar liderado por Mario Casas; como dije en la reseña, la historia es tan absurda que, unida a la carga sexual, puede convertirse en uno de los placeres culpables más populares de la ficción televisiva en 2019. Totalmente distinta es la propuesta de 'Buñuel en el laberinto de las tortugas', uno de los títulos más atractivos de la programación de Málaga.

La adaptación del cómic de Fermín Solís dirigida por Salvador Simó, era la única película animada a concurso, y contaba con el gancho de contar una historia sobre Luis Buñuel y el rodaje de 'Las Hurdes, tierra sin pan'. Como ya dije, es bonita, es agradable, pero no profundiza y me parece una oportunidad perdida de hacer algo más grande. También os hablé de 'Litus', lo nuevo de Dani de la Orden, un drama de amigos treintañeros que se va complicando y oscureciendo (en todos los sentidos) conforme avanza el metraje.

Netflix fuera del palmarés con una película que va a dar mucho que hablar

Jota Linares con los actores de su nuevo film

Nada más verla la habría puesto muy arriba en mi ranking pero, conforme pasan los días, sus puntos flacos empiezan enturbiar lo positivo; aun así, creo que tiene grandes momentos gracias a sus actores. Una propuesta muy similar es '¿A quién te llevarías a una isla desierta?' de Jota Linares, la película con la que Netflix intentaba asaltar la competición. Sin éxito, claro, y sospecho que, en parte, por ser de la plataforma y contar con algunas de sus jóvenes estrellas (es decir, por prejuicios).

Es una película muy honesta y muy intensa, bonita y emocionante, con un sorprendente desarrollo argumental. Y Linares saca un gran partido a sus cuatro protagonistas. Sinceramente, creo que puede convertirse en un nuevo referente cinematográfico para los jóvenes actuales, sobre todo entre adolescentes y veinteañeros. Como llegará a todo el mundo gracias a Netflix, muy pronto comprobaremos su impacto.

Uno de sus temas es la aceptación de los sueños rotos, aun en esa edad, pues la realidad comienza a imponerse y no cabe seguir jugando. Esto lo plantea también pero de forma más torpe 'La banda', ópera prima de Roberto Bueso.

Un chico vuelve a su pueblo, se reencuentra con amigos y el amor de adolescencia, y se plantea quedarse, porque todo parece más fácil. La gris actuación de Gonzalo Fernández y un guion que recorre todos los tópicos lastran un relato donde se siente mucho cariño pero no especial talento.

Una de las películas más memorables del festival es 'Insumisas', dirigida por el veterano Fernando Pérez y la debutante Laura Cazador. Basada en la apasionante historia real de Enriqueta Faber, a quien da vida una extraordinaria Sylvie Testud, este drama nos lleva hasta Cuba en el año 1819, y alterna escenas de gran belleza y sensibilidad, con otras de una violencia crudísima y aterradora.

No es una película fácil pero merece mucho la pena. Encontré algo difícil acostumbrarme a su narrativa, con bruscos cambios de punto de vista y un montaje algo errático, aunque una vez que acaba la introducción de personajes y todo se asienta, lo que uno vive es lo más cerca que puede lograr el cine de capturar un salvaje episodio de la historia humana.

El jurado de la sección oficial, sin embargo, se decantó por 'Las niñas bien', de Alejandra Márquez Abella, ganadora de la mejor película iberoamericana de Málaga 2019. Es curioso porque en la sala donde estaba yo se oyeron ronquidos, hubo gente que se marchó, se oyeron pocos aplausos (en comparación con otras proyecciones) y a la salida no dejaban de escucharse comentarios como "este se ha dormido" o "yo la he encontrado muy lenta".

Quizá las 4 de la tarde no era la mejor hora para ver este film que va cociendo su drama muy lentamente, y que nos sumerge en la pesadilla de una mujer de clase alta en 1982, durante una importante crisis económica en México, que va destruyendo poco a poco una vida de lujos absurdos. El retrato social y humano es muy interesante pero cuesta seguir con interés una narración tan austera y ritmo lánguido. Sus 90 minutos se hacen eternos.

Algo similar ocurre con la colombiana 'Niña errante', de Rubén Mendoza. Una suma de road movie y coming of age centrada en el viaje de una adolescente en compañía de sus hermanastras tras la muerte de su padre. La travesía, plasmada de forma pausada y naturalista, está capturada con tanta sensibilidad y poesía que atrapa, si bien no pude evitar algún bostezo durante sus escasos 80 minutos. Es un cine que admiro y valoro, pero que me hace dudar si otro cineasta no habría sacado más partido a estos personajes.

Mi TOP 5 del Festival de Málaga 2019

  • 1- 'Los días que vendrán', de Carlos Marques-Marcet
  • 2- 'Vosotros sois mi película', de Carlo Padial
  • 3- 'Insumisas', de Fernando Pérez Valdés y Laura Cazador
  • 4- '¿A quién te llevarías a una isla desierta?', de Jota Linares
  • 5- 'Litus', de Dani de la Orden
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir