Publicidad

'Instinto' no es sorprendente ni excitante: la serie erótica de Movistar liderada por Mario Casas es un batiburrillo de clichés
Críticas

'Instinto' no es sorprendente ni excitante: la serie erótica de Movistar liderada por Mario Casas es un batiburrillo de clichés

Publicidad

Publicidad

Podía sospecharse al leer la loca sinopsis. El tráiler (puedes verlo más abajo) deja lugar a pocas dudas. Pero hay que comprobarlo, siempre. Y aprovechando que estamos en el 22º Festival de Málaga, nos pasamos por la proyección especial de los dos primeros episodios de 'Instinto', uno de los estrenos televisivos más potentes del año en España.

La serie original producida por Bambú, que ampliará el catálogo de Movistar+ a partir del 10 de mayo, cuenta con un atractivo reparto liderado por Mario Casas, que intenta dar vida a un seductor, complicado y traumatizado antihéroe, algo así como una mezcla del intenso Brandon de 'Shame' y el juguetón Christian Grey de la trilogía de 'Cincuenta sombras', que no resulta nada creíble ni estimulante. Porque Casas no reacciona de forma natural, se le ve siempre forzado, pero los guiones tampoco ayudan...

Las vergonzosas sombras del Señor Mur

'Instinto' gira en torno a este inverosímil personaje, un genio multimillonario que prepara el lanzamiento de un coche revolucionario (llamado, ojo, CICLÓN) que interesa a un jeque árabe; Marco Mur es uno de esos personajes del cine y las series que se definen como "lo tiene todo, aparentemente, pero no es feliz".

Porque además de estar forrado y poseer un cerebro privilegiado para inventar cosas de ciencia-ficción, Marco es irresistible, tiene un físico envidiable, y acapara todas las miradas. Todos buscan un trozo de él. Literalmente. Pero él es un hombre triste, con traumas, problemas serios y adicción al sexo, y a través de los primeros episodios comprendemos por qué.

Aunque Casas da vida al personaje central, 'Instinto' tiene numerosos personajes que amplían el universo del Señor Mur: Ingrid García-Jonsson, Silvia Alonso, Óscar Casas, Jon Arias, Lola Dueñas, Bruna Cusí y Miryam Gallego se ocupan de poblar esta ficción tan cargada de clichés como de desnudos.

'Instinto', tan loca que te puede enganchar

A falta de ver más capítulos (no me muero de impaciencia, la verdad) seguramente se profundizará en todos estos personajes, que ya en los inicios llegan a protagonizar sus propias subtramas con conflictos y "sorpresas". Creada por Ramón Campos, Teresa Fernández-Valdés y Gema R. Neira (la dirección corre a cargo de Carlos Sedes), 'Instinto' es una de esas propuestas de entretenimiento tan habituales en televisión que te enganchan por acumulación de giros y hallazgos.

Instinto

Donde no hay apenas lugar para el aburrimiento ya que no dejan de pasar cosas. Y muchas son absurdas, ridículas, pero precisamente eso puede tener un efecto positivo, porque estás deseando saber cuál será el siguiente acontecimiento o diálogo que te haga reír.

Por supuesto, una serie como esta, con un elenco de rostros y cuerpos tan llamativos, una historia con tintes de thriller y abundante sexo, es muy comercial. Y cabe añadir que visualmente tiene gancho, la producción se siente muy cuidada. Por tanto, puede que no reciba grandes aplausos ni buenas críticas (eso sí me sorprendería) pero 'Instinto' huele tanto a placer culpable como a evasión efectiva. Un triunfo fácil para sus responsables.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir