Compartir
Publicidad
Publicidad

Los Oscar de Neil Patrick Harris: "Challenge Accepted"

Los Oscar de Neil Patrick Harris: "Challenge Accepted"
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Challenge Accepted!", esto es, exactamente lo que Barney Stinson, el personaje que hizo famoso a Neil Patrick Harris hubiera dicho al recibir la noticia de que sería el presentador de la gala de los Oscar 2015. "¡Ya era hora!" es lo que dijimos el resto de los mortales. Y es que, además de haber dado vida a uno de los personajes más carismáticos de la televisión reciente —para los despistados hablamos de 'Cómo conocí a vuestra madre'—, Neil Patrick Harris es todo un showman.

No hay gala que se le resista. Ha sido el maestro de ceremonias de los Premios Tony en cuatro ocasiones y de los Emmy, en otras dos, y a la vez, se las arreglaba para ganar otros tantos Emmys y un Tony por su reciente papel en 'Hedwig and the Angry Inch' en Broadway. Números musicales sublimes, monólogos divertidísimos y el carisma que le caracteriza, van a hacer de los 87º Premios Oscar algo "legen...wait for it...dary!". Y os vamos a contar por qué.

1. Ya abrió los Oscar en 2010

El escenario del Kodak Theater de Los Angeles no es desconocido para Neil Patrick Harris y es que, en el 2010 fue el encargado de abrir la ceremonia con un número musical al más puro Radio City Music Hall sobre algunas de las parejas cinematográficas más emblemáticas.

Aunque el número fue algo flojo, Neil Patrick Harris lo sacó adelante con dignidad y salero y luego nos ha demostrado que con un guión y unas letras pegadizas puede hacer cantar y hacer los famosos 'jazz fingers' hasta el más torpe.

2. Él si que sabe hacer un resumen

En el número que abría los Premios Tony del 2013, Neil Patrick Harris se marcó un perfecto resumen de los espectáculos de Broadway más destacados del momento con mucho sentido del humor y acompañado por los repartos originales de los espectáculos. El resultado fue una idea general de la temporada en Broadway que ayudaba alespectador a entrar de pleno en la ceremonia con un divertido número musical.

¿No estaría bien que Patrick Harris hiciera los mismo con las 10 nominadas al Oscar a la mejor película y en el que aparecieran bailando los protagonistas de las mismas? Yo, compro.

3. Sin pelos en la lengua

Un par de años antes, Patrick Harris abría los Tony del 2011 con un número musical en el que explicaba cómo Broadway ya no era sólo para los gays y cómo todo el mundo había empezado a apreciarlo. Y todo ello, claro, volviendo a hacer resumen de la cartelera de Broadway y sin olvidarse del obligado paseíllo por el patio de butacas y un mítico: "Al Pacino, eres demasiado famoso para participar en este número".

Si Ellen Degeneres consiguió que Brad Pitt y Angelina Jolie comieran pizza y batió récords en Twitter con la selfie más retuiteada de la histoira. ¿Qué será capaz de hacer Neil Patrick Harris?

4. Puede ser, literalmente, quien quiera

Enfundado en botas de plataforma y peluca rubia, Neil Patrick Harris dio vida a Hedwig en la nueva adaptación de Broadway del famoso musical 'Hedwig and the Angry Inch', que lo tuvo ocupado durante unos meses nada más terminar el rodaje de 'Cómo conocí a vuestra madre'.

Un trabajo que le valió un Premio Tony al Mejor Actor y de la que nos enseñó un pequeño número musical durante la misma ceremonia de los premios el pasado mes de junio. Un pequeño regalo para aquellos que no pudimos verlo en Broadway interpretando 'Sugar Daddy', bailando sobre Orlando Bloom, lamiendo las gafas de Samuel L. Jackson y besando con lengua a David Burtka, su marido.

5. No tiene miedo a enfrentarse a una gran estrella de Hollywood

No es fácil compartir escenario con una gran estrella de Hollywood, sobre todo, si tú carrera en cine no ha terminado de despegar del todo. Parece que Neil Patrick Harris empieza a conseguir papeles en cine más allá de 'Los Pitufos' —ahora mismo está en cartelera con 'Perdida' ('Gone Girl', David Fincher)—, pero aún así, enfrentarse con el mismísimo Lobezno o Jean Valjean —el apodo que prefieran para Hugh Jackman—, tiene que imponer.

Pero a Neil Patrick Harris le da igual y ni siquiera si se trata de un colega que también ha sido maestro de ceremonias de los Tony como Jackman y en la ceremonia de 2011, se montaron un duelo / dueto de aúpa en el que parodiaban precisamente eso: la carrera cinematográfica de Jackman frente a la televisiva de Patrick Harris. Un "diva-off" que esperamos volver a ver en los Oscar 2015.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos