Publicidad

Javier Sardá, ¿telebasura o entretenimiento?

Javier Sardá, ¿telebasura o entretenimiento?
13 comentarios

Publicidad

Javier Sardá ya está preparando su vuelta. Y, como precalentamiento, los medios empiezan a tenderle las alfombras al que sin duda ha sido uno de los personajes más importantes de la televisión en España en los últimos años. Como ejemplo, la entrevista que le realizan en El País Semanal de este último domingo.

En ella, entre otros aspectos más biográficos (pasado y futuro) se refiere a las críticas recibidas por su programa Crónicas Marcianas. Y la verdad es que lo hace con tino:

"Cuando te dicen que haces telebasura, ¿qué dices? Es un insulto, es despectivo. Decir que todo un programa, desde que empieza hasta que acaba, es telebasura, es injusto, y contesto: “¡Telebasura, tu puta madre!”. Pero, ¡ya está, que cada uno diga lo que quiera sobre el programa! Pero llamarlo telebasura es insuficiente explicación; es de un facilismo mortecino, y además se insulta con ello a una cantidad de público inmensa". Realmente, "telebasura" es un término subjetivo, ya que evalúa la calidad de un programa. Y la calidad sólo puede ser evaluada por cada individuo. Lo que para mí es de baja calidad, para otro puede ser lo que busca en ese momento. Por eso, estoy de acuerdo con Sardá, el calificativo de "telebasura" quizás sea una generalización. A lo largo de los años de Crónicas hubo momentos buenos, momentos malos, momentos regulares. Y mucha audiencia detrás, cada uno buscaríamos una cosa. ¿Todo era telebasura? ¿Todo el tiempo? ¿No fué Crónicas Marcianas un buen producto de entretenimiento?

Ahora, las palabras de Sardá nos llevan al eterno debate... ¿es responsable una cadena, una productora, un director de programa... de la calidad de los contenidos que ofrece? ¿Es suficiente el beneplácito de la audiencia para hacer lo que se quiera?

Leyendo por otra parte la reposada entrevista en El País, uno se da cuenta de que Sardá no es el showman hueco que en algún momento nos intentaron presentar, el adalid de la telebasura. Es un tipo con sentido común. Quizás su problema en Crónicas es lo que él mismo afirma: "Hubo agotamiento físico. Y también psicológico". Quizás ese Sardá agotado fué incapaz de controlar a su criatura. Ójala el Sardá que recuperaremos para el año que viene en nuestras televisiones se parezca más a aquel de La Ventana en la Ser, y también al tipo que respondió las preguntas de esta entrevista.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir