Compartir
Publicidad
Sarah Jessica Parker y la relevancia de las series con mujeres en HBO
Presentadores

Sarah Jessica Parker y la relevancia de las series con mujeres en HBO

Publicidad
Publicidad

Sarah Jessica Parker recibió el lunes su novena nominación a un Globo de Oro (tiene cuatro premios por su trabajo en 'Sexo en Nueva York') por su papel de una mujer en pleno proceso de divorcio de su marido en la serie 'Divorce', y apenas unos días después estaba en Madrid para apoyar la presentación oficial de HBO España, así que era inevitable que surgiera ese tema, y el legado de 'Sexo en Nueva York', en la conversación que varios medios pudimos tener con ella.

Pensando bastante sus respuestas, la actriz aseguraba que, el día de la lectura de las nominaciones de los Globos de Oro, ni siquiera se acordaba de que tenían que salir, pero que incluso después de saber que ella estaba incluida entre las cinco candidatas a mejor actriz de comedia, lo primero que preguntó es si compañero de reparto, Thomas Haden Church, estaba nominado. "Está extraordinario y, para mí, es una inspiración. Fue mi primera opción desde el principio. Fue una gran sorpresa para mí ser incluida, sobre todo porque ha habido grandes trabajos de mujeres esta pasada temporada, muy emocionantes y complejos y distinguidos", explicaba.

Frances no es Carrie Bradshaw

Para Parker, 'Divorce' es su regreso a HBO doce años después del final de 'Sexo en Nueva York', lo que para ella es como volver a casa. Así lo apuntó en varias ocasiones durante la rueda de prensa de presentación del servicio de VOD en España, en las que era inevitable que no surgieran las comparaciones entre Carrie Bradshaw, el personaje que la dio a conocer, y Frances, la protagonista de 'Divorce'.

"Creo que Frances es un personaje que está escrito maravillosamente y es una persona muy complicada", apunta Parker, cuyo personaje no vive en Nueva York, sino al norte del estado, tiene dos hijos y lleva casada más de una década con Robert. Ha cambiado la novedad y la emoción de las citas en la gran ciudad y de las fiestas por una vida doméstica y tranquila que ella misma aseguraba que no había que confundir con aburrida, aunque Frances se sienta estancada.

Además de su protagonista, Sarah Jessica Parker también es productora ejecutiva de 'Divorce'

Además, el tono de 'Divorce' se aleja de la comedia más abierta de 'Sexo en Nueva York'. Creada por Sharon Horgan (creadora y protagonista de 'Catastrophe'), es una serie más dispuesta a mostrar los defectos de sus protagonistas y que se mueve entre el drama y la comedia. "Incluso en algo tan doloroso como puede serlo el divorcio, hay muchos momentos que son ridículos y divertidos, y tontos y humorísticos, y deberíamos hacerles justicia", señala Sarah Jessica Parker, que añade que 'Divorce' "es bastante inusual, creo que es una serie que no es ni carne ni pescado. Dura media hora, y eso se ha descrito tradicionalmente como una comedia, pero creo que es bastante despiadada y cruda en su retrato de este matrimonio tan roto. Mi bonita carga es simplemente contar la historia lo mejor que pueda, y no decidir si algo es divertido o debería serlo más allá de la experiencia de interpretarlo".

Aunque Frances no sea una versión más mayor de Carrie, es inevitable que la sombra de 'Sexo en Nueva York' no planee sobre todo lo que la actriz, que es también productora ejecutiva de 'Divorce', ha hecho desde entonces. Fue una comedia muy importante para HBO y para la televisión, y no es raro que se le hayan buscado posibles sucesoras cada cierto tiempo. Era la comparación más habitual cuando se estrenó, por ejemplo, 'Girls', pero Parker es reticente a adentrarse por ese camino:

"Llegamos a HBO en un momento en el que contamos una historia, y si eso produjo un espacio amistoso y hospitalario para voces femeninas, la de Lena en particular, fantástico. Pero no puedo asegurar que ella no hubiera aparecido sin nosotras, no lo sé. Cuando tienes contadores muy potentes de historias, no estoy del todo segura de que necesiten algo así como un aperitivo (...). Si hay una asociación con nosotras, me siento muy honrada con esta pregunta. Es un poco una respuesta vaga, a propósito, porque no me corresponde a mí proteger el legado, dejo que lo hagan otras personas, no me siento cómoda".

La mayor relevancia de las series de mujeres

Sarah Jessica Parker ha vivido en su carrera la gran explosión de series que existe, actualmente, con más de 400 títulos producidos al año sólo en Estados Unidos, y también la progresiva relevancia de los personajes femeninos en ellas. Expresa, además, extrañeza cuando se le comenta que, a veces, da la sensación de que la crítica considera "menores" esas series protagonizadas por mujeres: "estoy acostumbrada a trabajar para una compañía, y en un lugar, que siente que hay que contar historias por parte de ambos géneros, quieren las voces de las mujeres, así que a lo mejor he vivido en una especie de estado alterado".

Divorce2

Esa compañía a la que hace referencia es HBO, que en las nominaciones de los Globos de Oro tuvo su mejor representación, precisamente, gracias a las actrices de sus series, en concreto, de 'Westworld', 'Divorce', Insecure' y 'Veep'. Parker apunta que "ha sido (un año) potente para las mujeres en HBO; tres de las cinco en la categoría son mujeres de HBO, lo que es interesante teniendo en cuenta que hubo preguntas sobre los roles que las mujeres estaban desempeñando en HBO, y si estaban siendo objetificadas", y afirma que ella ha trabajado, a lo largo de su carrera, con bastantes mujeres guionistas y productoras.

Las nominaciones de interpretación de HBO en los Globos de Oro están dominadas por las mujeres

Sin embargo, sí que reconoce que hay todavía trabajo por hacer para impulsar la presencia femenina en la dirección: "Ahí ha habido un mayor empuje para asegurarse de que hay más huecos para directoras. Hay un gran número de mujeres showrunners y ejecutivas creativas, y en nuestra serie hay un buen número de mujeres desde la primera temporada. Este año creo que habrá un 50-60% de directoras en nuestra serie, pero ése es el lugar que se veía que necesitaba más atención".

Ese empuje se hace aprovechando también la evolución en la consideración crítica y el interés que la gente del cine ha dedicado a la televisión en esta década larga desde el final de 'Sexo en Nueva York'. "Eso es muy interesante. La televisión, que antes era el hijo bastardo y a la que se veía como el medio inferior, la gente de verdad quiere trabajar allí porque se están haciendo muchas cosas interesantes, y existen la oportunidad y el apoyo para hacerlas", señala Sarah Jessica Parker. De momento, 'Divorce' tendrá una segunda temporada en HBO para que sigamos viendo la evolución de Frances ganando un mayor control sobre su vida.

En ¡Vaya Tele! | 'Divorce' o la crisis de la mediana edad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos