Compartir
Publicidad

Cinco grandes problemas de 'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar', ¡un espectáculo repugnante!

Cinco grandes problemas de 'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar', ¡un espectáculo repugnante!
111 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el tramo final de 'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar' ('Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales'), con todo ya resuelto, dos parejas se retiran felices y comprobamos que la escena estaba siendo observada atentamente por Jack Sparrow, quien exclama: "¡Qué espectáculo más repugnante!". Irónicamente, el personaje resumió lo que estuve pensando yo de la película durante dos horas.

Absurda, confusa, sobrecargada de acción inútil, tan infantil que cruza el límite de la estupidez... la quinta entrega de esta franquicia es una de las peores películas del año. Motivo por el cual lamento que esté siendo un éxito de taquilla; en Disney pensarán que lo están haciendo bien y seguirán por la misma senda, sin aprender nada. Después de dos películas bochornosas, se confirma que la saga está hundida, no tiene nada que aportar, excepto contentar a los fans más conformistas que sólo quieran volver a ver a sus personajes favoritos.

Un guion desastroso: aburrido, incoherente y previsible

Lo peor que te puede pasar viendo cine palomitero es descubrir que te estás aburriendo. Lo que ocurre en la pantalla te resbala, es totalmente absurdo y desconectas, los personajes te dan igual, están estirando secuencias de acción sin que haya emoción ni sentido... Eso es lo que me empezó a pasar a partir de que Jack Sparrow y sus amigos se ponen a robar un banco ENTERO tirando de unos caballos. Y el edificio entero va rodando por todo el pueblo.

Por otro lado, ¡qué desastre de villano es este "matador" Salazar! Es un cruel mata-piratas cabreado, sin más; no hay tragedia. Tiene gracia el acentazo o que suelte palabras en español, y se nota que Javier Bardem lo intenta, pero está mal escrito y no tiene sentido. Empezando por algo tan tonto como: ¿por qué no habla en inglés con su tripulación? Y lo arriesga todo siguiendo el barco del joven Sparrow hasta un lugar peligroso, en lugar de reventarlo a cañonazos como estaba haciendo hasta entonces...

Más: si los muertos se liberan gracias a la brújula, ¿por qué no dejan más supervivientes y los mandan a buscar el objeto? Otro detalle increíble: al romperse el Tridente de Poseidón recuperan su forma humana, ¡y no intentan ponerse a salvo! Por cierto, ¿no sabían nada de esto? Buscan a Sparrow para vengarse cuando había una forma de romper la maldición... Y lo más gracioso: ¿para qué tienen tres tiburones zombis adiestrados? ¿De qué sirven o por qué los sueltan cuando ellos pueden correr a toda velocidad sobre la superficie del agua?

Piratas Del Caribe 5

Demasiados personajes (¡y se cargan al que no sobraba!)

Decía James Mangold sobre 'Logan' que no quiso reunir a muchos personajes (a diferencia de lo que hacen otros, como Bryan Singer en 'X-Men') porque entonces habría tenido que dividir el tiempo y quedaría poco espacio para desarrollar las historias. Esto es uno de los mayores errores de 'Piratas del Caribe 5', la cámara sigue a tantos protagonistas que no se centra en ninguno y la acción se siente distante, siempre saltando de uno a otro cada poco tiempo.

Pasan muchas cosas pero nada importa, no hay emoción o drama en las subtramas, porque no dedica tiempo a que sintamos lo que sienten los personajes. Especialmente torpe es lo que le ocurre a uno de los mejores personajes de la saga: se desvela un secreto importante de su pasado (no tiene mucho sentido lo que cuentan pero pasémoslo por alto), se sacrifica previsiblemente y porque sí, y tras un breve instante de tristeza, se olvidan de él. "Durante un momento lo tuve todo y ahora no tengo nada". Claro, chica, tu vida se ha arruinado justo AHORA, sí...

Kaya y Brenton

Otra pareja de guapos sin carisma

En las tres primeras entregas tuvimos que soportar los morritos de Keira Knightley y la cara de palo de Orlando Bloom; la pareja era, sin duda, lo peor de las películas orquestadas por Gore Verbinski pero sus reemplazos son tan malos que están logrando que les echemos de menos. Primero les sustituyeron con Sam Claflin y Astrid Bergès-Frisbey, pero sus personajes eran tan olvidables que Disney prescinde de ellos en la quinta entrega.

Ahora tenemos otro dúo pareja igual de forzada y fallida. Kaya Scodelario tiene un personaje ridículo, una suma de ideas sin sentido (huérfana con estudios de astronomía considerada una bruja, escapa de su celda pero frena su huida para corregir la dirección de un telescopio); la lógica desorientación de la actriz se intenta compensar con un generoso escote, al final la característica más llamativa de su rol. Brenton Thwaites ya demostró en 'Dioses de Egipto' que no sabe actuar, sólo pone caras y hace ejercicio.

Golshifteh Farahani

Es una lástima que Golshifteh Farahani esté en el reparto para un papel tan breve e insustancial: ella debería ser la protagonista femenina, tenía la belleza y el talento para hacer ese trabajo. Supongo que ser iraní es un problema para conseguir esos papeles...

Piratas reducidos al chiste

Se entiende que la violencia, crudeza y brutalidad de la vida del pirata se reduzca, se filtre, para que las familias puedan pasar por taquilla y llene los cines. Esto es Disney. Y hablamos de una franquicia multimillonaria. Pero también lo era cuando empezó en 2003 y todos los piratas no eran tan infantiles, inofensivos y bobos como aquí. Han acabado convertidos en dibujos animados para niños.

Nefasta puesta en escena

Todo lo malo que tiene el guion y el casting sobresalen por la torpe labor de dirección de Joachim Rønning y Espen Sandberg, que llegaron a Hollywood después de triunfar con 'Kon-Tiki'. Acompañando su fichaje nos vendieron que iban a devolver la saga a los orígenes, con menos presupuesto para no abusar del CGI y más espíritu aventurero, pero nos engañaron. Han repetido los errores de la cuarta, si es que no los han exagerado.

Su nulo sentido del ritmo hace que una película de 129 minutos se haga eterna, su desastrosa puesta en escena lleva a que los personajes aparezcan y desaparezcan sin ningún sentido, creando confusas secuencias mutiladas con demasiados cortes (si te pones a contarlos durante una persecución o un asalto comprobarás que la cifra es ridículamente alta). No saben rodar acción y eso es terrible para una película como ésta, que necesita asombrar con su espectáculo.

Orlando Bloom con los directores

Ésta es mi opinión. ¿Qué te ha parecido a ti? ¿Quieres más películas como ésta o crees que la franquicia necesita un reboot?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos