Compartir
Publicidad

Huelga de dobladores, el gremio ignorado

Huelga de dobladores, el gremio ignorado
183 Comentarios
Publicidad
Publicidad

España e Italia son dos de los países europeos con mayor tradición en el doblaje en cine y televisión, y es que nuestras respectivos años de Dictadura consiguieron que todo lo que sonara a no español —o italiano— era peligroso y atentaba contra el conservadurismo y amenazaba con que los españoles se dieran cuenta de que existían otros mundos posibles. El doblaje se convertía así en una de las mutilaciones —junto a la censura franquista— más grandes que se podía hacer al cine al capar el 50% del trabajo del actor, por no hablar de las malas traducciones.

La tradición del doblaje llega hasta nuestros días, aunque con suerte existe una pequeña corriente que defiende a capa y espada el cine en versión original. Pero, ¿qué pasa con los trabajadores del doblaje? Dada esta gran tradición, nuestro país cuenta con los mejores profesionales de Europa, con voces que todos reconocemos y que siempre es ignorado como gremio. Ante la bajada de sueldos en el doblaje, el gremio ha comenzado una huelga que vuelve a poner en cuestión su labor y trabajo en cine y televisión.

Y 21 años después...

parque jurásico
Desde 1993, los profesionales del doblaje en España no se han plantado para defender sus derechos. Por aquel entonces, se rompió el contrato que había entre las distribuidoras y los actores de doblaje de los grandes estudios de Madrid y Barcelona, quienes reclamaban la igualdad de condiciones con los estudios que se dedicaban al doblaje de series y publicidad y otros trabajos y no rebajar así, sus condiciones laborales. La huelga duró 101 días y afectó el estreno de cintas como 'El último gran héroe' ('Last Action Hero', John McTiernan, 1993) o 'Parque Jurásico' ('Jurassic Park', Steven Spielberg, 1993).

21 años después, los dobladores españoles vuelven a plantarse ante la bajada de sueldos debida, una vez más, a esta maldita crisis que nos afecta a todos y que está suponiendo un decapitamiento de la cultura de nuestro país. Y es que el gremio del doblaje en España, a pesar de que muchos no son capaces de ver una película en versión original por aquello de "no me da tiempo a leer los subtítulos" , es de los más ignorados y mal tratados en nuestro país, a pesar de contar con las mejores voces y técnicos de Europa.

No hablaremos de dobladores del pasado que consiguieron que Paul Newman (Rogelio Hernández), Marilyn Monroe (Rosita Valero), Clint Eastwood (Constantino Romero) y todos los grandes actores del Hollywood clásico sonaran decentes hablando en castellano. Hablamos de los dobladores activos en estos momentos, nombres tan potentes como Ramón Langa, Ricard Solans, Miguel Ángel Jenner, Daniel García, Mercedes Montalà o Alba Sola o lo que es lo mismo: Bruce Willis, Robert de Niro y Al Pacino, Samuel L.Jackson, Brad Pitt, Julia Roberts y Sandra Bullock.

julia roberts en agosto

Estos son sólo algunos ejemplos de las voces tan reconocibles para todos y que nos serían tan díficiles de separar de su famoso rostro hollywoodiense. Nombres que nadie conoce, que no reciben premios y que ni siquiera aparecen en los títulos de crédito de las películas. Un gremio ignorado que ahora se pone en pie para modernizar aquella reforma del 93 y aplicarla a los tiempos que corren y mantener un sueldo y condiciones de trabajo dignas. Esta huelga, sin embargo, afectará el doblaje de diferentes series norteamericanas que se emiten en nuestro país como 'Anatomía de Grey', 'Los Simpson' o 'Castle' y películas como 'Maléfica' de Robert Stromberg.

¿Erradicar el doblaje en España?

documental voces en imágenes

Pregunta peliaguada donde las haya. Confieso que hace años que no concibo ver una película doblada y supongo que la gran mayoría de los lectores de este blog opinara lo mismo que yo: es una mutilación en toda regla por muy buenos profesionales que haya en España. Y es ahí donde reside el conflicto. ¿Sería correcto erradicar el doblaje en nuestro país y matar a un gremio entero?. A esta pregunta hay que sumarle la de si el público aceptaría o no este gran cambio.

Y es que el público de cine y televisión en España está acostumbrado a ver el cine doblado y se niegan en rotundo a ver cine subtitulado porque —otra vez— “no me da tiempo a leer los subtítulos”. Aún así, hoy en día, y gracias a ese ansia por ver las series que nos llegan de Estados Unidos antes de que se emitan en nuestro país, mucha gente está cogiendo la costumbre, aunque las cadenas especializadas ya se encargan de doblarlas a la velocidad de la luz para aprovechar el tirón.

Aunque no nos guste el doblaje, hay que reconocer que erradicarlo en nuestro país, tanto en televisión como en el cine, costaría mucho, y ya no sólo porque miles de profesionales se quedarían sin trabajo, sino porque al público le costaría mucho aceptarlo. Además de que podríamos disfrutar de las voces de las grandes estrellas —que son estrellas por algo...¿han oído alguna vez la voz de Harrison Ford, Jude Law, Meryl Streep o George Clooney?—, traería muchos beneficios como por ejemplo que la nueva generación sería un poquito mejor con los idiomas —ejem—.

Y aunque esta huelga, vuelva a hacernos cuestionar la labor del doblaje, lo cierto es que de momento todo seguirá como está. Eso sí, ya que tienen que hacer su trabajo y lo hacen de maravilla, esperamos que los dobladores consigan su situación laboral digna y respetada. Para los que estéis interesados en conocer más sobre la labor del doblador en nuestro país, os recomiento el documental 'Voces en imágenes' de Alfonso S. Suárez.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio