Compartir
Publicidad

Las elecciones de la Academia de Cine Español

Las elecciones de la Academia de Cine Español
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El próximo 24 de mayo se celebran elecciones en la Academia de Cine Española. Una fecha definitiva en la que los 1.200 miembros votarán a quien presidirá la institución en los próximos tres años y decidirá el rumbo y las medidas que se tomarán para mejorar la difícil situación de nuestro cine en un año en el que se han batido récords de taquilla.

Y como en todas las épocas de elecciones, la campaña electoral está a la orden del día. Sus dos candidatos, el actual Presidente, Enrique González Macho y la también productora Piluca Baquero, han formado sus respectivos equipos y presentado sus propuestas con los cambios que les gustaría hacer. Una cosa está claro: ambos apuestan por una mejora en la consideración de la industria por parte del Gobierno y claro está, por parte del público.

Analizamos sus propuestas.

Enrique González Macho, continuar con lo hecho

enrique gonzález macho

El actual Presidente de la Academia vuelve a presentarse como candidato acompañado de la directora Judith Colell como vicepresidenta primera y de Antonio Resines, de segundo —sustituyendo a Marta Etura—. Una candidatura con la que pretende continuar con su tarea realizada hasta la fecha y mejorar el modelo de financiación del cine, que en los últimos años, no ha funcionado.

Lo cierto es que Enrique González Macho ha tenido que enfrentarse a grandes dificultades durante su estancia en el cargo. El cambio de Gobierno en 2011 y su nueva política cultural y el cambio en el modelo de financiación del cine y sus recortes, la subida del IVA, la bajada de espectadores y para colmo, los problemas económicos a nivel personal que le llevaron a cerrar su distribuidora Alta Films y gran parte de sus salas de exhibición.

Unos años díficiles para González Macho y para el cine español que, el productor y distribuidor ha intentado amortiguar los golpes de los recortes y adaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas tecnologías lo mejor que ha podido, reuniéndose con los involucrados en la toma de decisiones en lo referente a las cuestiones de la industria cinematográfica española. En su presentación de candidatura, González Macho se defendió ante los pocos resultados obtenidos así: "Hacemos lo que se puede, pero la Academia no es un órgano ejecutivo, no podemos legislar, podemos hacer lo que hacemos: estudiar y hacer propuestas".

Piluca Baquero, y el valor del cine

Piluca Baquero
Fotografía de Isabel B. Permuy

Por otro lado está Piluca Baquero, formando equipo con la actriz Ana Alvárez y el director Manuel Palacios. La productora valenciana de títulos como 'Lo que se de Lola' (Javier Rebollo, 2006) o 'Lena' (Gonzalo Tapia, 2001), ha sido la 'culpable' de que González Macho volviera a presentarse, ya que prometió que lo haría si las otras alternativas resultaban "raras y peligrosas".

No sabemos muy bien que vio de peligroso en Baquero el actual Presidente de la Academia, pero esta advertencia nos hace fijarnos mucho más en ella. La valenciana está llevando una campañana electoral muy potente en las redes sociales creando la plataforma #ElValordelCine en el que invita a todos los internautas y amantes del cine a compartir lo que para ellos es la importancia del cine; además de conceder entrevistas aquí y allí presentando su candidatura.

Su objetivo, si llega a ser Presidenta, no es el de cambiar de arriba a abajo la Academia, sino el de renovarla, haciendo un profundo análisis desde dentro y adaptándose a los nuevos tiempos. Y es que la campaña de Baquero hace mucho hincapié en buscar una solución a la piratería y las nuevas ventanas de distribución que van mucho más allá de las salas de cine. Además, pretende conseguir una Academia con miembros más activos y que no aparezcan únicamenta para la Gala de los Goya y uno de los puntos más importantes: mejorar la imagen que el público tiene del cine español.

El sábado sabremos cuál es la tendencia de la industria cinematorgáfica española: continuar como hasta ahora o apostar por el cambio, una ráfaga de aire fresco que busca —o al menos eso es lo que promete—, un diálogo claro y esclarecedor con el Gobierno para establecer posibles mejoras.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio