Publicidad

Rob Reiner contraataca con 'The Bucket List'

Rob Reiner contraataca con 'The Bucket List'
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

‘Dicen por ahí’ no fue precisamente el éxito que sus productores esperaban, pero el incombustible Rob Reiner vuelve a la carga con un proyecto al que ninguna productora diría “no”. Principalmente, porque Rob ya ha atado a un equipo protagonista de auténtico lujo: Morgan Freeman y Jack Nicholson.

El proyecto se titula ‘The Bucket List’ y nos narra la historia de dos enfermos terminales de cáncer que deciden elaborar una lista con una serie de deseos que les gustaría cumplir antes de su inminente muerte. Aferrándose a esa lista, huyen del centro médico en el que se hallan recluidos y emprenden una fuga que les acabará conduciendo a Monte Carlo, dejando a su paso un reguero de banquetes, bebida y mujeres. Como se puede ver, una reacción ante el cáncer algo más jovial que la planteada por Isabel Coixet en 'Mi vida sin mí'. Y es que está claro que son películas para diferentes públicos, como lo demuestra el hecho que el guionista de este proyecto de Reiner sea Justin Zackham, autor del film ‘Going Greek’, celebrado por algunos como una de las mejores puestas al día del espíritu de obras ochenteras tan representativas como 'Desmadre a la americana' y 'La revancha de los novatos'. Lo que sí parece seguro es que dos actores como Freeman y Nicholson sabrán lidiar con el final envenenado que, necesariamente, tendrá este proyecto. Incluso, después de haber disfrutado muchísimo con la magnífica serie de televisión ‘My Name is Earl’, en la que el protagonista, Jason Lee, se dedica a ir cumpliendo, capítulo a capítulo, objetivos de una lista, creo que la parte central de esta nueva película de Reiner puede tener bastante gracia.

No parece, sin embargo, que ‘The Bucket List’ vaya a ser la obra que supere títulos como ‘Cuenta conmigo’, ‘La princesa prometida’ y, sobre todo, la espléndida ‘Misery’. Ni siquiera el átono, pero solvente 'Algunos tíos buenos'... perdón: 'Algunos hombres buenos'. Pero me gustaría puntualizar un par de cosas sobre este director. Lo primero: nunca ha sido un ‘autor' mayúsculo con un torrente de creatividad fílmica. Antes bien, su puesta en escena siempre ha sido bastante funcional (o francamente átona en subproductos como ‘Fantasmas del pasado’) y sus méritos radican, sobre todo, en una capacidad para la dirección de actores que siempre ha aportado un tono especial a sus películas: una observación de ciertos detalles que las separa de la más absoluta banalidad. “Me llamo Iñigo Montoya. Mataste a mi padre. Prepárate para morir” ¿Cómo olvidarlo? Es por ello por lo que creo que algunas de esas virtudes están presentes en un film tan fallido como ‘Dicen por ahí’. Resulta demasiado prematuro enterrar a Rob Reiner cuando lo peor de esa película era un guión ajeno. Incluso me atrevería a decir que los cinco primeros minutos de ‘Dicen por ahí’ están rodados con cierto brío. De igual forma, creo que un film como ‘Historia de lo nuestro’ recibió críticas excesivamente injustas y que ‘This is Spinal Tap’ es una película tan original como sobrevalorada.

Démosle otra oportunidad a Rob, al fin y al cabo es el hombre que, plagiando descaradamente a Woody Allen, logró una taquilla superior a la de todas las películas las del maestro neoyorkino juntas. Y a Woody le gustó 'Cuando Harry encontró a Sally’.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios