Compartir
Publicidad
Publicidad

'¿Quién quiere casarse con mi hijo?': un final sin sorpresas pero lleno de momentazos

'¿Quién quiere casarse con mi hijo?': un final sin sorpresas pero lleno de momentazos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, se ha terminado. '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' ha llegado a su fin en una quinta edición tan demencial como nos tiene acostumbrados. Es imposible que no te guste QQCCMH, porque es el sueño del españolito medio: cultura popular de post-producción para tratar de humanizar a unos personajes que son reales pero menos creíbles que un mal actor.

Pocos shows televisivos consiguen ser tan humanos con tanta chapa y pintura. QQCCMH llegaba a la final con una portada de Interviú en los quioscos, una petición doble y un cambio radical de última hora en uno de los participantes.

Pero vayamos por partes.

Qqccmh las madres

Silvia y Fernando llegaron buscando una señora que supiera cocinar, respetara la pasión por el fútbol del chaval (señorito andaluz) y estuviera dispuesta a tragar con el que apunta ser un futuro alcalde corrupto de Jerez. Esto último es broma, pero podría ser cierto.

Exactamente como el programa: ¿es real? ¿Es una broma? En realidad todo es bastante real, no tenemos actores tan cojonudos. El jerezano ha demostrado ser dicharachero, hablador, algo pijo y dominante, y como el resto de sus compañeros de edición, ha elegido pareja en lugar de madre. Aunque no es para menos, ya que al chico le han presentado a unas chicas muy simpáticas. Fer se queda con Rafaela.

Joki, la madre liberal súper guay, llegaba de la mano de su hijo Pepe, experto en protocolo pero solo cuando está trabajando, supongo. La búsqueda de Pepe ha sido una de las más divertidas, sobre todo gracias a uno de los secundarios top de esta edición, Rubio, que he dejado claro bastante enfadado que él no es ningún juguete roto como los demás.

Tras varias pruebas, citas, charlas sobre el tipo de pelo largo que un hombre puede soportar y abandonos en la carretera a gente con nombre de robot de Star Wars, Pepe se quedó con Lomana. El rey de las camas. Con lo que no contaba nadie es con Kilómetro y Medio, el alargado alter ego de Pepe. Es probable que Lomana aún esté pensando qué demonios ha ocurrido ahí. Otro de los puntos fuertes de esta edición han sido los asturianos modernos: Mari Cruz y Jesús, el culturista poeta, tendrán que entenderse ahora que Andrea, con una cruz de Asturias tatuada en la muñeca, es parte de la famila.

Por su parte, Charo y David, los ricos de esta edición (siempre los hay, como en la vida), no han tenido problema alguno con la elección de Coraima, madre y Cenicienta del programa según la propia Luján Argüelles.

Por último, por soso, el modelo que te embaraza con la mirada y que también encontró el amor de su vida. María y Jaime también han añadido una nueva persona a su vida: Sonia dijo sí al chavalín.

QQCCMH terminó como solo un show así puede hacerlo: a lo grande y con OBK marcándose ese eterno 'Historias de amor', una de las pocas canciones que puede ser más fuerte que el amor verdadero.

Ha sido una "temporada" de risas y más efectos de audio que los Looney Tunes, pero no que esperar demasiado para saciar nuestra sed de gente ordinaria haciendo cosas extraordinarias: el próximo miércoles vuelve 'Granjero busca esposa'.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos