La isla de las tentaciones 5: Javi ve a Claudia liándose con otro y se convierte en el William Wallace del amor con un discurso épico

La isla de las tentaciones 5: Javi ve a Claudia liándose con otro y se convierte en el William Wallace del amor con un discurso épico
2 comentarios

Ha sido ya en tiempo de descuento, pero 'La isla de las tentaciones' se ha empezado a animar justo al final gracias a Javi, que había estado muerto de miedo toda la temporada añorando a su novia, llorando por ella e incluso escapándose a su villa para ver si se la encontraba. De repente, la fachada de Javi se cayó por completo cuando la vio liándose (y acostándose) con otro muchacho. Cuando todos creíamos que se venía el amasijo de llantos, nos encontramos con la evolución de Javi, tan sorprendente como coherente. Y en un programa como este la coherencia suele faltar.

Se acabó

Claudia pidió, durante toda la temporada, que Javi se soltara el pelo, pero el concursante, en su lugar, dormía abrazado a unos calzoncillos con su cara. Sin embargo, el desplante de su novia, entregada al calentón con Álvaro, le hizo mirar a Sandra Barneda y decir un somero "Ya ha quedado claro todo, ¿no? Se acabó Javi y Claudia" que sorprendió a todos en la isla y en casa.

En su discurso de un par de minutos, pronunciado sin un solo lagrimeo, Javi empezó a querer a la única persona que debería haber querido desde el principio: él mismo. "Te aseguro que ha perdido a un hombre que la respeta, que la quiere, que mira por ella antes que por él, que la mima, que la protege, que daría su vida por ella".

"Yo sé que lo voy a pasar muy mal, porque yo estoy enamorado de Claudia desde su cabeza hasta su último dedo, pero te digo una cosa: de amor nadie se ha muerto", comentaba ante la mirada incrédula de todo el mundo. La propia presentadora del formato, aguantándose las lágrimas, acabó dando un abrazo al concursante, que le agradeció lo que había hecho por él.

"Dicen que cuando tocas fondo es cuando sale la mejor versión de ti mismo", termina afirmando Javi justo antes de, ahora sí, soltar lastre y echarse a llorar. No sería la última sorpresa desagradable de la noche: el episodio terminó con la llegada de Álvaro dispuesto a dar explicaciones sobre la infidelidad. Vamos, que esto está a punto de acabar pero no va a hacerlo sin una explosión final.

Temas
Inicio