Compartir
Publicidad
'Arrow' estrena una revitalizada cuarta temporada
Series de ficción

'Arrow' estrena una revitalizada cuarta temporada

Publicidad
Publicidad

Mañana por la noche, Calle 13 estrena en España la cuarta temporada de 'Arrow', una entrega que tiene por delante recuperar el interés de unos espectadores que casi se dieron por vencidos después de una tercera temporada en la que la elección de Ra's al-Ghul como el gran villano acabó demostrándose fallida. Durante todo el verano, Marc Guggenheim, su showrunner, ha asegurado que estos nuevos capítulos presentarán una serie con un nuevo vigor y menos angustia existencial. ¿Pero cumple el primero esas expectativas?

Ese primer capítulo de la cuarta temporada tiene un título, 'Green Arrow', que no sólo sitúa a la serie cada vez más cerca del cómic de DC en el que se basa, sino que apunta al cambio en Oliver Queen que él mismo forzó al final de la pasada temporada. Decide darse una oportunidad con Felicity y vivir una vida normal, en una urbanización que parece Wisteria Lane y en la que Oliver podría acabar desempeñando la labor de anfitrión perfecto de Bree Van De Kamp. Pero cuando uno es un superhéroe, siempre se es un superhéroe.

La esperanza de Star City

En su ausencia, Diggle, Laurel y Thea (en su versión Speedy/Red Arrow) han intentado luchar contra el crimen en Star City y se han encontrado cada vez más superados por esos Fantasmas, esos misteriosos delincuentes que roban armamento cada vez más peligroso y que desaparecen en la noche. La situación es tan desesperada, y Star City está otra vez en un peligro tan acuciante, que tienen que pedir ayuda a Oliver y obligarlo a regresar.

Arrow Equipo

La vuelta de Oliver acarrea varias cosas interesantes para la serie. Una es que es Felicity quien echaba de menos la vida del justiciero, reconociendo que había estado ayudando a Laurel a buscar a esos Fantasmas sin que nadie más lo supiera. La casa en el barrio residencial y los brunch caseros no son para ella. Al mismo tiempo, Diggle aún no ha podido superar la traición de su amigo al secuestrar a su hija como parte de sus planes para acabar con Ra's.

La recuperación de la confianza que ambos tenían apunta a ser una trama que coleará bastante, y que confirmará si de verdad Oliver es otro hombre en su regreso a su ciudad. La asunción del nombre Green Arrow y la promesa de que va a llevar esperanza a los habitantes de Star City son propósitos significativos, desde luego, y también parece que, aunque aún tiene dudas de vez en cuando, Oliver ha superado su obsesión por actuar solo.

Damien Dahrk, un villano prometedor

Dahrk

Él solo, desde luego, no va a poder acabar con Damien Dahrk, un villano del que ya habíamos tenido algunas insinuaciones en la temporada anterior, y que se presenta formalmente con la presencia de un Neal McDonough que ya dio vida a un malo bastante psicópata, pero amante de los buenos trajes y la conversación educada en la tercera temporada de 'Justified'. Dahrk, con sus superpoderes y su gusto por las alianzas inesperadas (ay, capitán Lance), apunta a ser la némesis para Oliver que no pudo ser Ra's, y que sí era Slade Wilson.

La amenaza que presenta es de tales dimensiones, que tiene lógica que Oliver decida volver a ponerse la capucha y a coger el arco, y también es lógico que no quiera hacerlo igual que antes. Ahora tiene un equipo a su alrededor, aunque eso haga realidad sus miedos de que uno de ellos pueda morir por su culpa. Esa tumba que vemos seis meses después es, evidentemente, el mayor cliffhanger posible, ¿pero será tan obvio todo?

En ¡Vaya Tele! | 'Arrow' presenta una cuarta temporada con más acción y un nuevo gran villano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio