Compartir
Publicidad

'Brigada Central', Nostalgia TV

'Brigada Central', Nostalgia TV
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 1989, 'Brigada Central' irrumpió en la pantalla de TVE en forma de serie policíaca diferente a todo lo que se había producido hasta la fecha en nuestro país, se hizo algo dura de ver, contó con muchos adeptos y además supuso un importante precedente para otros productos de inspiración similar que vendrían más tarde (cuando se consolidaran las teles privadas que aún no habían visto la luz), como 'El comisario' en Telecinco o 'Policías' en Antena 3.

La serie narraba con suma crudeza la labor de unos policías de élite que formaban parte de la Brigada Central, una unidad operacional adscrita la Dirección General de Seguridad del Estado desde la que en principio se investigaban casos de delincuencia internacional, narcotráfico y, en general, todo lo que oliera a eso que se llama crimen organizado. Al frente de la Brigada Central estaba el comisario Manuel Flores, un policía de etnia gitana (detalle que sorprendió televisivamente en la España de finales de los años 80) que inmortalizó con magistral oficio Imanol Arias.

Tensión enfermiza y fresca naturalidad

De forma paralela a la narración de las acciones profesionales de los policías, la serie nos mostraba los entresijos de las vidas de sus protagonistas, lo que permitía que el espectador se identificara más o menos con ellos y, sobre todo, que pudiera comprender sus reacciones en los momentos más tensos de la narración, que no eran pocos.

Y es que la acción trepidante que podíamos ver en 'Brigada Central' venía acompañada de muchísimas escenas en las que los diálogos se convertían en un duelo por la conquista del pico de decibelios entre los excitados implicados, por lo que la serie se ganó a pulso el sobrenombre que le dio, a modo de caricatura, el periodista Alfonso Arús: aquello era 'Gritada Central'.

Bromas aparte, hay que reconocer a esta serie su credibilidad, y es que por primera vez vimos personajes que se peleaban de verdad y a gritos, tal y como eran las peleas que veía yo en mi barrio cuando era un chaval (mejor no os digo dónde me crié). En 'Brigada Central', si había que liarse a hostias bofetadas se liaban, y si tocaba gritar ahí gritaban hasta perder el conocimiento, pero de verdad y con vehemencia, como si les fuera la vida en ello. Los actores elegidos para los personajes tuvieron mucha responsabilidad en que el producto final respirara naturalidad por los cuatro costados, con lo que eso implica en una serie en la que los malos eran muy malos y los buenos se dedicaban a perseguir a los malos para detenerlos en una España políticamente incorrecta.

Además, 'Brigada Central' contenía algunos gags con los que se pretendía introducir momentos de distensión en medio de tanto bullicio criminal, pero lo cierto es que la parte suavemente humorística nunca estuvo a la altura de calidad que tenían los momentos dramáticos de cada episodio.

En resumen, si la pregunta es si la serie aguanta un revisionado, la respuesta es afirmativa, aunque se hace necesario echar mano de la complicidad del espectador.

Brigada Central

Una brigada de seres imperfectos

Los policías de 'Brigada Central' no eran seres perfectos, al contrario, y para dejarlo claro había a lo largo de la serie varias subtramas que nos mostraban los problemas personales de cada uno de ellos, incluidos los conflictos familiares y de pareja, tal y como mostraban algunos de los rasgos principales de los protagonistas más destacados:

  • *Manuel Flores* (Imanol Arias) era el protagonista indiscutible de la serie, se encargaba de comandar su equipo sin dudar en ocupar la primera línea de fuego y tenía problemas en la relación con su padre, un ratero que sobrevivía gracias a timos y robos de poca monta.
  • *Poveda* (José Manuel Cervino) era el superior directo de Flores y el encargado de meterlo en vereda cuando al protagonista le entraban ganas de ir a la suya. Riguroso y disciplinado en su trabajo, representaba el papel del frío jefe que no soporta las debilidades del ser humano.
  • *Julia* (Assumpta Serna) era la mujer de Flores, profesora de Primaria, fiel escudera de su marido y madre de tres hijas sufridora durante las ausencias de Flores por motivos de trabajo.
  • *Marchena* (Patxi Andión) era el díscolo subordinado de Flores que envidiaba de forma insana la posición profesional de su jefe de grupo.
  • *Carmela* (Isabel Serrano) era la mujer sexy del equipo, que servía de cebo en algunas misiones.
  • *Lucas* (José Coronado) representaba el perfil de hombre intelectual y científico de la brigada.
  • *Virgina* (Ana Duato) era inspectora de policía por herencia familiar; vista por los demás como una niña bien, protagonizó un triángulo amoroso con Flores a espaldas de Julia.
  • *Solana* (Pedro Díez del Corral) era un inspector con unos problemas de ludopatía que afectaban a su vida económica y familiar y a su labor dentro del grupo.
  • *Pacheco* (Arturo Querejeta) era un inspector con problemas de alcohol y con una investigación abierta por malos tratos.

Destacaron también algunos secundarios y episódicos de primera fila, como Enrique Simón, Fernando Guillén, Rafael Álvarez "El Brujo", Rosario Flores, Luis Escobar, Manuel Alexandre, María Isbert, Luis Barbero, Pilar Bardem y Javier Bardem, entre muchísimos otros.

'Brigada Central' estaba basada en una serie de relatos del escritor de novela negra Juan Madrid, que luego sería quien las adaptaría a la pequeña pantalla en compañía del director de la serie, el legendario Pedro Masó, y supuso un importante espaldarazo a las carreras ya consolidadas de Imanol Arias, Assumpta Serna y Patxi Andrión, mientras que catapultó a la fama a actores de la talla de Ana Duato o José Coronado, por ejemplo.

La serie tuvo en 1992 una secuela, 'Brigada Central 2, la guerra blanca', en la que Manuel Flores ya no trabajaba para la Brigada Central (es decir, que el título muy acertado, lo que se dice muy acertado, no parece), sino como representante de la policía española en el llamado grupo CETIS, una unidad creada en el ámbito europeo para la lucha contra el narcotráfico.

'Brigada Central' obtuvo éxito de público, crítica y compañeros de oficio: recibió el calor de la audiencia con cuatro premios TP, al mejor actor para Imanol Arias y a la mejor serie nacional en 1990 y 1991, y también recibieron sus nominaciones como mejores actores José Coronado y Assumpta Serna. Por su parte, la crítica reconoció el trabajo de Arias con las nominaciones al Fotogramas de Plata en 1989 y 1992 y sus compañeros de profesión hicieron lo propio proponiéndolo al Premio de la Unión de Actores en 1992, aunque finalmente el galardón recayó en Fernando Rey.

Música inquietante para reforzar el mal rollo general

Paralelamente al trabajo de guión e interpretación se puede destacar la inquietante música de 'Brigada Central', tanto en lo que respecta a musica incidental como en lo que se refiere a la sintonía principal, que en ocasiones se encontraba también reforzando los momentos previos a la acción. Venía firmada por Antón García Abril, autor de otras composiciones televisivas míticas como por ejemplo la que sirvió de fondo para la cabecera de 'El hombre y la Tierra'.

En 'Brigada Central' la música era un elemento principal que contribuía a la tensión que se mascaba en el ambiente, y es que la serie en sí estaba bien hecha, pero destilaba muy mal rollo, para qué nos vamos a engañar. Y como muestra, este botón en forma de créditos finales de la serie:

Ficha Técnica: Brigada Central

Brigada Central
  • Título Original: Brigada Central
  • Género: Drama policíaco
  • Cadena: TVE (1989-1990)
  • Emitida en España: TVE
  • Disponibilidad DVD: Todas

En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos