Compartir
Publicidad

Cinco momentos que recogen la esencia de 'Tu cara me suena'

Cinco momentos que recogen la esencia de 'Tu cara me suena'
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tercera temporada de 'Tu cara me suena' comienza su andadura esta noche en Antena 3. El programa ha conseguido mantenerse durante dos ediciones como un espacio de televisión sano que ha contando con el respaldo de buena parte de la audiencia. Algo tendrá de especial cuando 'Tu cara me suena' se ha convertido en uno de los formatos españoles que más veces ha sido versionado por todo el mundo, consiguiendo unas audiencias de infarto allá por donde va.

El secreto parece que radica en una combinación de ingredientes en la que destacan las ganas de pasarlo bien por parte de aquellos que se ponen al frente del show, una actitud que logra traspasar la pantalla y contagiar al espectador. Antes del inicio de la tercera edición en España, y por si hay alguien que aún no sepa lo que se esconde tras un programa que ha dejado huella en la televisión, descubrimos tras el salto los principales puntos que responden a una sencilla pregunta: ¿qué es 'Tu cara me suena'?

Imitación

La base es la imitación. Un grupo de famosos acepta el desafío de imitar a rostros conocidos del mundo de la música, mientras que un jurado también lleno de caras famosas se dedica a juzgar sus actuaciones. De esta premisa puede salir cualquier cosa, pero hay ocasiones en las que 'Tu cara me suena' desprende una dosis de talento que pocas veces se ve en la pequeña pantalla.

El mejor ejemplo se encuentra en el paso de Roko por la segunda edición del talent show. Podría escoger cualquiera de sus actuaciones, ya que prácticamente todas han conseguido mostrar la magia que se consigue cuando un concursante se fusiona con su imitado. 'Tu cara me suena' es consciente de este hecho y no ha dejado pasar la oportunidad para buscar a candidatos que consigan esa simbiosis, aunque ninguno ha rozado la perfección tantas veces como Roko.

Buen rollo

El show no solo se encuentra en el desarrollo de las actuaciones. También hay una parte importante en el transcurso de las valoraciones y puntuaciones, donde cualquier excusa es válida para intentar sacar unas risas al espectador. En 'Tu cara me suena' existe un buen rollo que se transmite y es uno de los elementos indiscutibles que resume su filosofía televisiva. Los concursantes, el jurado y el presentador lo saben y juegan con ello para pasar un buen rato y, al mismo tiempo, conseguir que el espectador también se divierta.

Pocos pudieron aguantar la risa durante la gala solidaria del año pasado, en la que Jorge Cadaval se dispuso a imitar a Isabel Pantoja. El espectáculo no terminó con su actuación, ya que el humorista hizo de las suyas obteniendo la complicidad de todos a su alrededor, incluida una María del Monte que supo reírse de sí misma como nadie. Son cualidades que no siempre están presentes en televisión y que muy pocos saben utilizar con tanto desparpajo como ocurre en 'Tu cara me suena'.

Humor

Hay retos imposibles e imitaciones que suponen tal esfuerzo que no siempre se superan. Al fin y al cabo, a 'Tu cara me suena' no solo van cantantes, aunque ni siquiera esta cualidad suele jugar a favor de los concursantes. Pero eso no supone ningún problema para ofrecer ese buen rato que el programa siempre tiene presente y, si no se puede ofrecer una buena imitación, nunca está demás una parodia con la que reírse a carcajada limpia.

No se me ocurre mejor ejemplo para esta característica que la actuación de Arturo Valls imitando a Shakira, con jaula incluida. Se convirtió en uno de los grandes momentos de toda la historia del programa y encumbró al actor y presentador como uno de los personajes televisivos del año pasado. Una vez metido en la mecánica del programa, es imposible no disfrutar con la parodia, que nos recordó que a 'Tu cara me suena' también le sientan muy bien este tipo de actuaciones, aunque no sea el objetivo principal de su mecánica.

Evolución

En 'Tu cara me suena' hay concursantes que no salen como entran. Esa es una habilidad con la que también ha contado el espacio desde su primera edición, ya que hace que descubramos facetas nuevas de aquellos rostros que conocíamos de otros lares. Hay ocasiones en las que estos se dejan llevar por el show, sintiéndose cada vez más cómodos y encontrando su hueco a la hora de enfrentarse a las imitaciones, haciendo que se crezcan semana tras semana.

Anna Simon es un buen ejemplo de esta característica, aunque no la única. María del Monte o Josema Yuste son otras de las caras que han terminado sorprendiendo en 'Tu cara me suena'. En el vídeo podemos ver la última actuación de Anna Simon, que tuvo lugar en la gala solidaria de la semana pasada, donde la presentadora sorprendió como Marilyn Monroe y marcó las distancias de las que fueran sus primeras actuaciones en la competición.

Naturalidad

Imitaciones para todos los gustos y disfraces de todos los colores. Si algo ha puesto sobre la mesa 'Tu cara me suena' es esa naturalidad a la hora de las caracterizaciones, en la que se pueden dar verdaderas transformaciones sin que nadie se extrañe por ello. Muy común son los cambios de sexo, que se suceden constantemente logrando que lo veamos como algo más del propio programa, que siempre juega con las características mencionadas anteriormente.

De nuevo, citamos a uno pero podíamos mencionar decenas. María del Monte se tuvo que enfrentar a retos como el de Georgie Dan o el de Carlos Gardel, este último en el vídeo expuesto arriba, ofreciendo buenas actuaciones que fueron bien recibidas por parte de la audiencia, una respuesta que quizá no se hubiese dado de forma tan natural hace algunos años en nuestra televisión.

En ¡Vaya tele! | El casting de la tercera edición de 'Tu cara me suena', entre la seguridad y el desconcierto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio