Compartir
Publicidad

Cinco series mejores que sus personajes protagonista

Cinco series mejores que sus personajes protagonista
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este pasado sábado publicada el primer post de un dúo de artículos encaminados a haceros reflexionar un poco sobre la importancia que tiene el protagonista de una serie para que la misma nos guste más o menos. Como ya avisé en mi reflexión sobre cinco personajes protagonista que estaban por encima de la serie que lideraban, hoy es el turno de hacer justo lo contrario, es decir, cinco series que, por un motivo u otro, son mejores que sus personajes protagonista. Si os soy sincero, se me han ocurrido más ejemplos de este fenómeno que del opuesto, pero mejor me dejo de rodeos y os invito a descubrirlos y a debatir al respecto en los comentarios.

'Dragon Ball Z'

Son Goku

Me encantaba Son Goku en 'Dragon Ball', ya que la mezcla de inocencia y desparpajo lo convirtieron en un personaje único al que estabas deseando apoyar. Sin embargo, no todo el mundo mejora con la edad y estamos ante el perfecto ejemplo de ello, pues el Son Goku ya adulto y padre de familia fue convirtiéndose paulatinamente en un bobalicón que sólo me producía sentimientos de rechazo --el humor más neutro utilizado tampoco fue precisamente una ayuda para evitarlo--, interesándome más por los villanos --siempre tuve una gran debilidad por el Majin Boo pasado de peso-- y comprendiendo perfectamente que muchos se decantaran por Vegeta, un personaje mucho más rico en matices aunque luego también sufriera una marcada decadencia --vergüenza me dio el tratamiento que le dieron en 'Dragon Ball Z: La batalla de los dioses'--. De genial a, como mucho, mediocre.

'Lost'

Jack Shephard

En el caso de Jack Shephard y 'Lost' parecía que no había punto intermedio, o eras un gran defensor del personaje pese a auténticas tomaduras de pelo como el episodio dedicado a su tatuaje o estabas deseando su muerte por mucho que su liderazgo fuese algo básico para la serie. Por mi parte, siempre fui más de Sawyer, pero Jack me parece un personaje perfectamente válido que sufrió más de la cuenta debido al exceso de flashbacks que protagonizó --con Kate pasó algo parecido, pero aún más molesto para quien esto escribe--, pero eso sigue siendo insuficiente para estar a la altura de una de las ficciones televisivas más míticas y comentadas de todos los tiempos, ya que por presencia era el líder, pero por interés individual uno más.

'Better Off Ted'

Ted

Para construir una sitcom es bastante más habitual optar por la fuerza de un reparto coral que por la genialidad de su --supuesto-- gran protagonista. Hay alguna excepción --de ahí que quisiera meter a Michael Scott y 'The Office' en el artículo hermano del que ahora nos ocupa--, pero son más abundantes casos como el de 'Better Off Ted', una comedia con muchos elementos por los que merece la pena ser rescatada del olvido en el que ha caído --los anuncios empresariales, los divertidos personajes de Portia de Rossi y los dos científicos, etc.-- tras su cancelación. Sin embargo, el Ted del título interpretado por Jay Harrington no es una de ellas, ya que estamos ante un personaje que funcionaba con corrección como simple contrapunto --salvo en las tramas amorosas con Andrea Anders, que eran lo más flojo con diferencia-- de lo que realmente nos gustaba de la serie.

'Anatomía de Grey'

Mederith Grey

No termino de entender a las series que crean a un personaje principal que resulta abiertamente antipático para una parte importante del público --iba a decir que para la mayoría, pero nunca se sabe--, llegando incluso al odio o al desprecio en casos muy radicales. Reconozco que esto último es lo que me pasó a mí durante muchas temporadas de 'Anatomía de Grey' con Mederith, un personaje que se balanceaba entre la estupidez, la pavisosez --sé que la palabra no existe, pero creo que se entiende perfectamente--, una bipolaridad que tampoco destacaba tanto por encima de la de la propia serie y el ser un estorbo para los elementos positivos de la serie, que hubo una época en la que no fueron precisamente pocos.

Eso sí, a medida que la serie fue avanzando, el resto de personajes fueron haciéndose cada vez más cargantes y ella moderándose, pero me da que no llegaré a saber si la media acaba igualándose --o incluso favoreciendo a Mederith--, porque he llegado a la conclusión de que lo mejor que puedo hacer es dejar de verla, que ya se había convertido en una rutina con escasos o directamente ningún atractivo.

'Cuenta Atrás'

Corso

Una idea bastante extendida es que los procedimentales cuentan con un gran protagonista que está muy por encima de la serie en cuestión, pero eso no necesariamente cierto en todos los casos. Puede ser que se consiga cierto equilibrio y que a veces sea mejor y otras peor --me viene a la mente el caso de 'Sin Rastro'--, pero también hay ocasiones en las que un buen procedimental casi se hunde en la miseria por culpa de un pésimo error de casting a la hora de elegir al intérprete que ha de liderarla. Eso es lo que sucedió con Dani Martín y 'Cuenta Atrás'.

Prefiero no meterme en su carrera como cantante, pero lo cierto es todas las intentonas de Dani Martín por triunfar en el cine o la televisión se han saldado con rotundos fracasos. Quizá el más destacado, por el cual incluso llegó a pedir disculpas públicamente, fuera su labor como doblador de Jack Black en la simpática 'Escuela de Rock', pero su actuación como Corso en 'Cuenta Atrás' tampoco se queda muy atrás. Con esto no quiero decir que fuese una serie perfecta, ya que los altibajos eran el pan nuestro de cada día, alternándose buenos episodios con otros bastante olvidables, pero era en estos últimos donde un buen protagonista podría salvar la papeleta a la serie y convertirla al menos en un buen pasatiempo.

Lo peor de todo es que la serie llegó a su fin justo en el punto en el que podría haber continuado sin él, algo que me hubiera encantado, ya que los demás integrantes regulares de su reparto cumplían con solvencia y se acertaba bastante con las apariciones episódicas --muy logrado el episodio con la reunión de protagonistas de 'Compañeros' por citar un ejemplo específico--. Nos pusieron el caramelo en la boca para quitárnoslo de inmediato de una patada voladora.

Vuestro turno.

En ¡Vaya Tele! | Cinco series peores que sus personajes protagonista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio