Compartir
Publicidad
'Cuerpo de élite' encandila con una llamativa mezcla de humor blanco y sátira política
Series de ficción

'Cuerpo de élite' encandila con una llamativa mezcla de humor blanco y sátira política

Publicidad
Publicidad

Si algo funciona en el cine, a tope con su adaptación a serie. Esta es una de las lecciones que últimamente se nos está dando desde la industria del entretenimiento. No hay semana que no hablemos de alguna cadena que quiere versión televisiva de algún éxito cinematográfico y Antena 3 no es ajena a esta tendencia y acaba de estrenar 'Cuerpo de élite'.

Y vaya si ha acertado con la tendencia: más de 4,1 millones de espectadores vieron anoche el primer episodio de 'Cuerpo de élite', batiendo incluso la marca de recientes éxitos como 'El accidente', con la que compitió anoche.

A diferencia de otras dos de sus series ('Buscando el norte' y 'Allí abajo') que eran "versiones/copias" no oficiales de 'Perdiendo el norte' y 'Ocho apellidos vascos' respectivamente en esta ocasión 'Cuerpo de élite' surge como una secuela oficial de la película homónima dirigida por Joaquín Mazón, que repite para la versión seriada.

'Cuerpo de élite' toma como premisa la formación de un destacamento clandestino de agentes de fuerzas de seguridad española con lo mejor de "cada" comunidad autónoma (en realidad cinco, el resto de las diecisiete "pa qué"), con el fin de realizar misiones de alto secreto bajo la supervisión del ministro del Interior (Joaquín Reyes) y la comandancia de Efe (Antonio Garrido).

Tras el éxito del programa "Cuerpo de élite" se decide ampliar con una nueva brigada. Una formada en esta ocasión por Elena (Cristina Castaño) una boina verde, Berta (Adriana Torrebejano) una mossa, Ximo (Octavi Pujades), un TEDAX, Josemari (Álvaro Fontalba) un ertzaintza jesuita y Salva (Fran Perea), el mejor agente de policía de Málaga... que es confundido por Rafita (Canco Rodríguez), un ladrón que se verá conviviendo con el resto de miembros del escuadrón.

Cuerpo de élite

Uno de los grandes aciertos de Antena 3 con 'Cuerpo de élite' es el de poder contar con los creativos detrás de la película original: el director, Mazón (al que se une Mar Olid) y los guionistas (Cristóbal Garrido y Alfonso Valor (que cuentan con el refuerzo de Josep Gatell) se encuentran en terreno conocido, expandiendo su idea original para su paso a televisión.

Si la película te gustó, probablemente la serie también lo haga, ya que cuenta con ese mismo toque de humor costumbrista que gira en torno al tópico de lo que define cada personaje. Afortunadamente lo que define a cada miembro del equipo no es tanto la procedencia (que algo hay) sino su marcada personalidad, que serán los puntos de tensión para crear el entorno cómico.

Aquí ya es responsabilidad de cada actor el que su personaje funcione... y hay de todo, pero por lo general navegan en el terreno de lo correcto. Probablemente los que destaquen más (y sean los robaescenas) sean María Botto como Andrea, la asistente del ministro, y Garrido como Efe.

Una comedia policial con sátira política

Cuerpo de élite

Una de las cosas que destaca en el primer episodio de 'Cuerpo de élite' es la propuesta de equilibrar lo que es la comedia puramente policial, con gente que no tiene mucha idea (o demasiada) de lo que está haciendo, con un buen toque de sátira política. De hecho conocemos a la mossa en plena redada en una entidad relacionada con el caso del 3% y la primera misión es "rescatar" al desfasado y joven sobrino del Rey.

Ya avisaron en la presentación que quieren tocar temas actuales y donde parece que va a haber bastante peso de sátira es en los despachos del Ministerio, con Julián Ocaña (Reyes) siendo sometido a un continuo escrutinio por parte del líder de la oposición, Carreño (El Langui).

Una subtrama con la que no sé hacia donde quieren ir los guionistas. Si nos fiásemos del primer episodio, tiene pinta de estar por estar, de hecho hay cierto giro que parece bastante pegote, aunque hay que reconocer que hay buena intención.

Cuerpo de élite

A pesar de dicha sátira, en el fondo 'Cuerpo de élite' está asentado sobre un humor bastante blanco pero salpicado con algunos momentos de mala baba. Está claro que es una serie que busca al público más amplio que puedan y, en concreto, a toda la familia.

Aquí ya juega el gusto de cada uno por el tipo de comedia que prefiere. A mí la propuesta de Antena 3 me ha gustado, ha tenido algún punto bueno y por lo general creo que 'Cuerpo de élite' tiene bastantes potencial para convertirse en una comedia interesante. Tiene que pulirse, pero de momento su primer episodio es más que decente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos