Compartir
Publicidad
‘Dramaworld’ y Viki homenajean los dramas coreanos con una serie muy simpática
Series de ficción

‘Dramaworld’ y Viki homenajean los dramas coreanos con una serie muy simpática

Publicidad
Publicidad

El fenómeno de los k-dramas (series surcoreanas), los j-dramas (series japonesas) y demás producción asiática lleva muchos años creciendo exponencialmente. Aún recuerdo mis tiempos de Asiateam y Pando, allá por 2004, cuando empecé a introducirme en el mundo de las series asiática. Ahora es mucho más sencillo poder asomarse a las producciones de aquellos países.

Viki es un gran ejemplo de cómo ha ido aumentando la demanda de plataformas para ver estos títulos (Hulu, por ejemplo, lleva años ofreciendo bastante catálogo). Su catálogo contiene series de TODO el mundo, pero tiene un gran fuerte en las producciones asiáticas, que se ven principalmente desde fuera de aquellos países y es gratuito, aunque tiene una versión de pago que elimina la publicidad y cuesta 5 dólares mensuales.

El caso es que su protagonista masculino, Sean Richard, hizo una campaña para Viki hace unos años que acabó siendo viral, lo que le hizo darse cuenta de la cantidad de audiencia que demanda contenido surcoreano. Y de ahí nace ‘Dramaworld’, una dramedia de 10 capítulos de (máximo) 20 minutos que es la primera serie original de Viki y que Netflix nos la ha traído a España.

Un gran homenaje paródico

W704 2

Clare, una chica americana fanfatal de los k-dramas, acaba metida en uno que le tiene obsesionada últimamente, ‘Taste of Love’. Cuando llega a Dramaworld, se topa con un chico que también pertenece al mundo real pero que “trabaja” en ese universo como facilitador; porque nada es coincidencia en estas historias, y los facilitadores provocan y empujan los destinos de los protagonistas de las series. Claire empieza su entrenamiento como facilitadora, ya que algo raro ocurre en Dramaworld y tienen que pararlo como sea. Pero pronto las cosas empiezan a desmoronarse.

‘Dramaworld’ es homenaje, es parodia, es una historia de pez fuera del agua, un thriller y una comedia romántica. Su punto fuerte es sin duda cómo coge todos los clichés, estereotipos, tramas habituales, perfiles de personajes y detalles comunes de los k-drama y los traslada como normas literales de ese universo. Es divertidísimo cada vez que recurren a los guiños más obvios, como el hecho de que nadie deja caer a una chica de k-drama, siempre hay que recoger a las borrachas, no puede faltar la escena de ducha con six-pack coreano, el enamoramiento consecuencia de que te salven la vida, el amigo pagafantis que siempre está para consolarte o el product placement.

W704 1 Claire interfiriendo sin querer en los dramas

La serie intenta contar a su vez el viaje de Claire, que empieza siendo una joven que se valora muy poco y que afirma no ser la protagonista ni de su propia vida. El problema es que este conflicto y su desarrollo no acaba de cuajar en cómo se traslada a la trama principal, y al final acaba siendo más cosa de diálogos expositivos que de ser testigos de un verdadero viaje. Liv Hewson está fantástica, muy fresca, divertida y auténtica. El resto del reparto, muy entregado a sus papeles-parodia, cumple con mostrar los tics y formas que solemos ver en los k-dramas.

No es un visionado que recomendaría para alguien que nunca ha visto un k-drama, ya que su razón de ser y gran fuerte es precisamente ese juego que tiene con el espectador. Los guiños y los cameos no cesan, y siempre hay algún detalle, desde los más nimios hasta grandes elementos argumentales, que llevan directamente a ese homenaje parodia tan hijo del fandom y del fanfic.

Es simpática, entretenida y tiene ocurrencias muy divertidas, pero no pasa de ser (ni lo pretende) una** historia y personajes que existen sólo para el homenaje**, no tienen profundidad, ni desarrollo, ni la una historia que atrape más allá de la expectativa de si Claire conseguirá salvar Dramaworld. Yo me lo he pasado bien, confieso.

En ¡Vaya Tele! | Todas las series de Netflix que están por venir

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos