Publicidad

El doblaje (II). Actores y dobladores

El doblaje (II). Actores y dobladores
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

El doblaje encierra muchos secretos que pasan desapercibidos a simple vista. Si bien es cierto que hay una serie de voces que todos reconocemos a las primeras de cambio, esto no significa que en la labor de un doblador no haya altas dosis de interpretación y una enorme cantidad de registros que, muchas veces, se vuelven invisibles ante un éxito.

Sara Vivas es la actriz de doblaje que ya forma parte de nuestra historia televisiva por ser la dobladora de Bart Simpson pero es que, además, en su currículum figuran personajes tan memorables como el de Malcolm o el de Tommy Solomon, el más joven de Cosas de marcianos (la lista es inmensa). Por si a alguien le había pasado desapercibido el detalle, Sara Vivas es una mujer pero es habitual en el doblaje que las voces de niños las hagan chicas por el timbre de la voz y porque siempre es más rentable contratar a un adulto que a un niño, y no hay muchos hombres capaces de poner voces de críos sin lesionarse.

La mayoría de los actores de doblaje también ponen voces secundarias en las series en las que trabajan, además de las principales. Sobretodo ocurre en las series de animación y es habitual que un doblador tenga varios registros, aunque en la ficción también es corriente poner voces de personajes episódicos. En el lado contrario están los de los personajes que han tenido más de un doblador.

Amparo Soto tuvo que dejar de doblar a Marge , Patty y Shelma Simpson porque una lesión en la garganta le impidió seguir poniendo la voz rascada de los personajes (también fue Dorothy en Las chicas de oro, por ejemplo). Después de ella, Marge y sus hermanas han sido dobladas por Begoña Hernando (también dobla a la madre de Serena en Gossip Girl) y Margarita de Francia. La prematura muerte de Carlos Revilla dejó a Homer y a Bill Cosby huérfanos pero Carlos Ysbert supo seguir con el personaje a la perfección (además es Saúl, de Cinco hermanos; el padre de Betty en Ugly Betty; fue el enorme Abruzzi en Prison Break; o Victor Lang en Mujeres desesperadas, entre muchos otros personajes).

Respecto a la versatilidad de los actores de doblaje, un ejemplo más que reconocible por todos es el de Abraham Aguilar, el doblador de Bender, que igual vale para un roto que para un descosido y así, sin despeinarse, le pone además la voz al Sayid de Perdidos (Lost) y fue la voz de Jesse Katsopolis en Padres forzosos, y ésta es una mínima muestra de sus trabajos.

En el lado contrario al del discreto puesto que se le supone a un doblador, muchos profesionales de la televisión destacan en su faceta de actores de doblaje aunque su perfil de personajes públicos oculte una trayectoria profesional en el doblaje más que respetable. En este sentido, quizá el caso más paradigmático sea el de José Luís Gil.

José Luis Gil empezó en el doblaje a finales de los años 70 pero su popularidad en Aquí no hay quien viva le llevó a convertirse en un doblador que, a la vez, sirve para vender las películas en las que trabaja. Es la voz habitual de Tim Allen, Woody Harrelson, Hugh Grant y Don Cheadle. Como curiosidad, también le puso la voz a Leroy Johnson en Fama (la serie), al personaje de John Ritter en Apartamento para tres y a Dudo, en Los Fraguel.

Pero hay más sonados casos de dobladores que aparecen en televisión. Jordi Hurtado comenzó su carrera como actor de doblaje y se le atribuye el ser la voz de Epi en Barrio Sésamo. Jordi Estadella le puso la voz al inspector Gadget. Constantino Romero es uno de los actores de doblaje más prestigiosos, su “Luke, yo soy tu padre” o “Sayonara baby”, en Terminator, están en la memoria colectiva de toda una generación. Chelo Vivares, la actriz que se escondía en el disfraz de Espinete, trabaja en Men in trees, en Eureka y es la voz de la doctora Torres en Anatomía de Grey, de Cleveland en Padre de Familia y de Stevie en Malcolm. Michelle Jenner, la actriz de Los hombres de Paco, tiene una carrera extensa en el doblaje, es la voz a Hermione en Harry Potter y ha puesto varias voces en C.S.I.,.

Bueno, y así podría seguir mucho más. El doblaje me parece un mundo fantástico porque estas voces han creado mitos. A estas alturas, por ejemplo, sería impensable que Luis Porcar dejara de doblar a House, sólo una causa de fuerza mayor podría justificarlo. Y Ramón Langa, la voz de Bruce Willis, contribuyó mucho al éxito de Luz de luna. El del doblaje es un sector oculto tras las caras de las estrellas, injustamente tratado muchas veces, pero que es una parte muy importante de la industria y cuya aportación a la universalización de los contenidos de la televisión en España es indudable.

Más información | El doblaje En ¡Vaya Tele! | El doblaje (I). Apuntes de la profesión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios