Compartir
Publicidad

Firefly, series inacabadas

Firefly, series inacabadas
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pocas cancelaciones dolieron más entre los fans teléfilos, y pocas dieron después tanta guerra, como la de Firefly, la primera serie que Joss Whedon hizo para Fox. Ahora que acaba de estrenarse la segunda, Dollhouse, es interesante recordar este peculiar experimento de Whedon que, muy probablemente, aterrizó en las parrillas con un par de años de adelanto de la época en la que, probablemente, habría tenido algo más de éxito. Su final prematuro, sin embargo, sirvió para comprobar la fuerza que pueden ejercer a veces unos fans lo suficientemente entregados a su causa.

Tras Buffy, cazavampiros y Ángel, Whedon se había hecho un nombre entre los profesionales de la televisión por su cuidado en la evolución de los personajes y su talento a la hora de contar una trama serializada, interconectada con otras autoconclusivas, todo salpicado por diálogos presididos por el humor. Con ‘Firefly’ intentaba hacer otra cosa, algo más adulto y más serio que la ciencia ficción ambientada en el espacio que se hacía por entonces. En 2002, Stargate SG-1 estaba empezando su sexta temporada, Star Trek: Entreprise, la segunda, y todavía faltaba más de un año para que se estrenara la miniserie de Battlestar Galactica, que intentaba la misma reinvención del género.

Whedon cuenta que su principal influencia a la hora de crear la serie era el western y, específicamente, unos documentales que vio sobre la batalla de Gettysburg en la Guerra de Secesión. Ideó así un sistema planetario, en el año 2517, en el que los planetas interiores derrotan a los exteriores en una guerra, y los perdedores de dicho conflicto han de ganarse la vida casi al margen de la sociedad, en unos planetas exteriores ásperos y rudos, muy similares a como era el Oeste americano al principio de su colonización en el siglo XIX. El personaje de Malcolm Reynolds, de hecho, está basado en Ethan Edwards, el protagonista de Centauros del desierto, y Whedon citaba La diligencia como una de sus principales influencias. Ese aire de western quedaba muy claro desde sus mismos títulos de crédito.

Para acentuar aún más el aire de realismo, muchos de los planos se rodaban cámara en mano, otorgando a la serie un aire documental, y los personajes se movían en un área moralmente gris, dedicándose al contrabando de cualquier cosa para sobrevivir. El centro de todo era Serenity, una vieja nave, muy del estilo del Halcón Milenario, en la que Reynolds y su ex-compañera de armas Zoe acogen a una tripulación de lo más variopinta, en la que se refugian dos hermanos perseguidos por la Alianza de los planetas centrales.

Simon y River Tam son el eje de la trama serializada que recorre la serie, y que se cuenta a la vez que los diferentes trabajos que le encargan a la tripulación del capitán Mal. River fue objeto de diversos experimentos de la Alianza que la dejan en un estado mental muy precario y la hacen, a la vez, muy peligrosa. Todos estos elementos apuntaban a una serie con mucho potencial, pero entre sus problemas a la hora de conseguir una audiencia figuran el enorme jaleo que Fox organizó a la hora de emitir los episodios.

Descartó el piloto original y programó en su lugar el segundo capítulo, y emitió el resto en un desorden total. ‘Firefly’ fue cancelada después de sólo 11 episodios, y sin que llegaran a verse los otros tres que se habían rodado. Sin embargo, tuvo tiempo de convertirse rápidamente en un título de culto y de reunir a un grupo de fans muy activos, llamados browncoats, que hicieron campaña para que el canal UPN repescara la serie, sin éxito, y tuvieron buena parte de culpa de que, cuando se editó en DVD, sus buenas ventas animaran a Whedon a solicitar al estudio el rodaje de una película que cerrara la trama de la serie.

Así, tres años después del final de ‘Firefly’, se estrenaba en los cines Serenity, una película en la que Whedon, por fin, podía usar ese tono más oscuro y desolado que Fox no le permitió utilizar en la serie, además de desarrollar la historia de River Tam. Muchos críticos y fans la nombraron una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos años, y su historia continuó en una serie de cómics.

El caso de ‘Firefly’ se ha convertido en paradigmático de series incomprendidas por la cadena, que no sabe qué hacer con ellas y las programa y promociona mal, impidiendo que encuentren una audiencia. Seguramente intentando repetir el éxito de Expediente X, que había finalizado meses antes de que la serie de Whedon debutara, Fox programó ‘Firefly’ los viernes por la noche. Pero sólo 11 episodios completamente desordenados no podían obrar el milagro por sí solos, así que la serie ha quedado como una de las mejores ‘flores de un día’ de la televisión estadounidense.

Ficha Técnica: Firefly

Firefly
  • Título Original: Firefly
  • Género: Ciencia ficción y aventuras
  • Cadena: Fox (2002)
  • Emitida en España: Inédita
  • Disponibilidad DVD: Sólo en Estados Unidos
  • Número de capítulos: 14
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio