Compartir
Publicidad

'Juego de Tronos' 4x10: la familia bien, gracias

'Juego de Tronos' 4x10: la familia bien, gracias
70 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy es un día triste para nosotros, fans de 'Juego de Tronos'. Nuestra serie favorita se ha despedido hasta abril de 2015. Y eso, en la "unidad de tiempo" ansia seriéfila, es mucho. Demasiado. Por supuesto, antes de dejarnos nos ha regalado una buena dosis de épica, magia, fantasía, luchas, juegos de guerra, venganzas, héroes y villanos. Y reyes.

Después del inpass que supuso 'Los Vigilantes del Muro', había mucho que contar en un sólo episodio. Quizás, si es que ose ponerle una pega, 'Los Niños' ha pecado de exceso de información. Desde prácticamente la mitad de metraje, el ritmo ha ido in crescendo, casi sin darnos tiempo para digerir los acontecimientos, pasando de una emoción a otra, más intensa si cabe.

'Juego de Tronos' (4x10): Los Niños

got4x10_1.jpg

El último capítulo de la temporada ha intentado, ante todo, darnos las pistas del que será el nuevo status quo en Poniente para la quinta entrega. No sólo se han cargado de un plumazo a cuatro personajes (cuatro muertos y ninguno es Tyrion) sino que también han salvado a dos almas perdidas dándoles la esperanza de una nueva vida. La lucha por el poder ha llevado a algunos a conquistar metas. Para otros, ha traído nefastas consecuencias.

Pero sobre todo esta última entrega ha dejado un poco más abierta la puerta a la fantasía. El norte es un vasto territorio que alberga innumerables misterios, como esa raza antigua, más antigua incluso que los primeros hombres, los que los llamaron Los Niños. El encuentro de Brandon Stark y el cuervo de tres ojos plantea innumerables interrogantes -acompañados de fascinación- a los que no hemos leído los libros. ¿Quién o qué es el hombre-árbol? ¿Se oculta aquí el mayor poder que se ha visto nunca en los Siete Reinos? ¿Más poderoso que aquel que hace que los esqueletos se levanten de sus tumbas de hielo?

Por si no hubiéramos tenido batalla para el recuerdo con el ataque de los salvajes con gigantes subidos en mamuts, en este último capítulo hemos vivido nuevamente esa tensión del entrentamiento; primero con Brandon y los demás atacados por esqueletos vivientes. Suerte que contaban con el poder cambiapieles de Brandon y la magia de Los Niños. Aunque Jojen haya caído sabemos que lo hizo conscientemente, conociendo el destino que le aguardaba (algo consuela).

Y por otro, el face to face de Brienne de Tarth contra El Perro por la "custodia" de Arya, uno de esos que nunca hubiéramos querido ver; yo al menos: Brienne es un personaje honorable y en todo caso espero para ella un final más feliz (¿con Jaime?). El Perro, pese a su apodo, su aspecto y su rudeza para todo, ha demostrado albergar sentimientos humanos y que quería a Arya como a una hija y no como una bolsa de plata andante; juntos han protagonizado una de las mejores tramas de la temporada pero su pequeña pupila ha concluido el entrenamiento: "Ahora eres una verdadera asesina", le dice con orgullo de padre.

Brienne le ha dado la última lección: las chicas pueden pelear igual de bien que los chicos. Y ella ha tomado su decisión: elige ser libre, demostrando no tener apego a nada, mientras El Perro agoniza suplicando una muerte rápida y sin dolor; es perfectamente comprensible la frialdad que ha invadido a Arya, teniendo en cuenta el tiempo que lleva enumerar todas las muertes de su familia. Verla viajar en ese barco camino de la ciudad libre de Bravoos ha sido la otra alegría del capítulo.

Los aspirantes al trono: las nuevas posiciones


got4x10_3.jpg

La lucha por la supervivencia lleva a Jon Nieve al encuentro de Mance, dispuesto a llegar a un acuerdo, a matar o a ir de farol si es necesario. El Rey más allá del muro también quiere sobrevivir. El invierno se acerca para todos. Pero sus negociaciones de paz se ven interrumpidas por la aparición de Stannis Baratheon y todo un batallón de jinetes. Ahora "el único rey verdadero" -que de momento ya ha tomado el Castillo Negro- sí tiene la suficiente fuerza para intentar conquistar el que considera su legítimo trono. Pero ni todo un ejército consigue que un salvaje doblegue la rodilla ante un rey. Tampoco con Jon Nieve: "yo no tengo Rey". Demasiado tiempo con la free folk.

Otra que lucha por el trono de hierro, Daenerys, está sufriendo las fatales consecuencias de sus -paradójicamente- buenas acciones que parece que van a ralentizar su avance. Quiere liberar a los esclavos, pero algunos le reclaman sus cadenas porque son demasiado viejos para abrazar una nueva vida en un nuevo mundo libre y esta nueva sociedad amenaza inestabilidad. El nivel de compasión y empatía le lleva, a ella, la rompedora de cadenas, la madre de dragones, a encadenar a sus criaturas, definitivamente fuera de control (de hecho, Drogon está desaparecido) con todo el dolor de su alma.

El legado Lannister se desmorona

got4x10_4.jpg

La Casa Lannister ha sufrido importantes cambios. Cersei se ha puesto en modo mamá loba, dispuesta a defender con uñas y dientes a su único cachorro y demostrando mucho interés en que La Montaña -sí, estaba vivo- se salve del veneno de La Víbora para tener así su propio asesino a sueldo. Con el problema de Tyrion solucionado (eso cree ella), intenta salvar su futuro de una vida de hastío en Altojardín sin Jaime y casada con un chiquillo que nunca tendrá interés por ella. Tiene tan claras sus ambiciones que no duda en revelarle a su padre toda la podredumbre que se esconde bajo el apellido Lannister, cuando éste se niega a suspender la boda: "tu legado es una mentira". Pero no será la única verdad con la que tendrá que lidiar la Mano del Rey, que ya no tendrá oportunidad de manejar a Tommen a su antojo, como un rey en la sombra.

Afortunadamente, Jaime ha escogido otro bando: el de la sensatez. Cuando pensábamos que iba a sucumbir a las armas de mujer de su hermana, aparece para salvar a su hermano y darnos la mayor alegría del capítulo; y es que, ¿cómo iba a morir Tyrion? Lo que no esperábamos era: primero, que fuera Varys quien le ayudara a escapar. El eunuco nunca ha sido claro respecto a sus simpatías (pero sí en cuanto a su leitmotiv). Después de haber "vendido" a Tyrion en el juicio, acaban compartiendo destino en ese barco con rumbo desconocido. Y segundo: que Tyrion decidiera tener su pequeña catarsis e hiciera una parada en los aposentos reales antes de huir.

No le podemos reprochar nada: después de ver cómo el padre que te quiere muerto y la mujer a la que amabas y que te traicionó se han unido para consumar una traición aún mayor, no es de extrañar que ni siquiera conceda a Tywin el honor de una muerte digna y le ejecute en el retrete con precisión y frialdad, rematándole con otra verdad dolorosa: "Sí, soy tu hijo". En serio, ¿podemos reprocharle algo? Shae llama "mi león" a Tywin. Tywin la llama "puta" dos veces. Suficiente para él. Tyrion demuestra ser tan intolerante con la traición de Shae como con la falta de respeto de su padre hacia ella. Es un hombre de principios. No, no le reprochamos nada. Sólo le deseamos bon voyage! Y a los guionistas, les agradecemmos el sarcasmo, siendo el Día del Padre en USA.

review-got4x10_valor.jpg

Recapitulando: la quinta temporada se avecina intensa. Stannis tiene un ejército. Daenerys, dragones. Los Lannister se quedan sin cabeza de familia y sin honor. El Rey más allá del muro está ahora dentro del Muro. En cuanto a los Stark, que nadie les de por acabados. Arya y Sansa (no la olvidemos, aunque no la hayamos visto hoy) han abandonado definitivamente su niñez y a ambas les esperan nuevas vidas. Jon Nieve tiene todas las papeletas para ser el nuevo comandante de La Guardia de la Noche (al menos ya va ejerciendo como tal). Y Brandon va a volar. No puedo esperar.

En ¡Vaya Tele! | Seguimiento de 'Juego de Tronos'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio