Compartir
Publicidad
Publicidad

La emisión de episodios desordenados y el caso (positivo) de ‘Almost Human’

La emisión de episodios desordenados y el caso (positivo) de ‘Almost Human’
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imaginad que os sentáis a escribir una opinión sobre ‘Almost Human’. Ahora imaginad que todas aquellas cosas que enumeras como puntos positivos de la serie, como que no se hayan demorado en construir la química entre los protagonistas o que abandonasen la gran conspiración del primer episodio y presentasen el universo a base de episodios conclusivos, acaban siendo resultado de una emisión desordenada de los capítulos en lugar de una decisión creativa consciente. Eso es lo que me ha ocurrido al enfrentarme al nuevo policíaco de FOX, que se ha unido a la lista de series que ven cambiado el orden en la emisión de sus episodios.

¿Por qué hacen esto las cadenas? La estrategia de alterar el orden en el que fueron concebidos los episodios responde a razones similares con las que se justifican esos primeros episodios tan expositivos, tan de “cuanto más, mejor”. Cuando una cadena no confía del todo en el poder de atracción de una de sus ficciones, una de las opciones es recurrir a este intercambio de episodios. Buscan dar con aquellos que consideran tienen elementos que van a enganchar a la audiencia; detalles novedosos, tramas entretenidas o cualquier ingrediente que consideren ventajoso de cara a sorprender y atrapar a un espectador que cuente cada vez con más opciones.

Enseñarlo todo

Esta concepción de la audiencia de network se ajusta a la creencia cada vez más real de que no se tiene paciencia, de que presentar los sucesos de forma pausada y con un desarrollo lento pero seguro es la peor estrategia cuando el espectador parece que casi exige que una serie le llame la atención desde ya.

En un mercado cada vez más competitivo puedo llegar a entender este tipo de estrategia siempre y cuando se respete un mínimo de coherencia interna de la narración, algo que no suele ser la norma y que al final puede provocar más rechazo que otra cosa en el espectador y acabar siendo contraproducente. Hace unos meses os hablamos del último caso sangrante, el de ‘Don’t trust the B*** in Apartment 23’, cuya segunda temporada fue mitad primera y mitad nuevos, alterando completamente no sólo la coherencia interna (el trabajo de ella, el 'Dancing with the Stars' de Van der Beek) sino que acusaba la notable diferencia de calidad entre unos y otros.

Otros ejemplos son ‘Firefly’ y el desorden total de los episodios que emitieron (aunque en los DVDs ya están puestos en el orden correcto), incluido el piloto. Fox justificó este movimiento porque el primer episodio era demasiado lento y cerebral, mientras que el segundo era acción a tope. El caso de ‘El Prisionero’ original es curioso ya que fue escrita en un orden, grabada en otro y emitida en un tercero; y nos preguntamos por qué es una locura.

‘Bones’, ‘Chuck’, ‘Leverage’ o el absurdo caso de ‘The Dresden Files’ que se cargó cualquier posibilidad con ese primer episodio terrible (que era el tercero realmente) o esos personajes principales que desaparecían. ¿Cómo vas a seguir una serie así? Mi compañera María habló del tema comentando también más motivos por lo que esto sucede (temas de actualidad o los sweeps de mayo, por ejemplo) a raíz del caso de ‘Happy Endings’ así que yo paso directamente al curioso caso de ‘Amost Human’.

¿Un caso positivo?

human
Y es que el ejemplo con el que arrancaba al principio demuestra la eficacia que puede llegar a tener esta práctica. Aún quedan unos cuantos episodios para que veamos los que se concibieron como segundo, tercero y cuarto, por lo que aún no podemos valorar cuánto ha afectado a la continuidad, pero teniendo en cuenta que el desorden se ha hecho en dos grandes bloques (punto a favor de la coherencia), que ‘Almost Human’ es principalmente conclusiva y que el orden de emisión final realmente ha favorecido al interés, si alguien que se engancha ahora a ella me preguntase si debería ver los episodios en orden, mi respuesta sería negativa. Según ha declarado J.H. Wyman, este desorden no va a afectar demasiado a la serialidad de la trama principal a pesar de que se haya notado en algunos detalles (¡qué va a decir él!) y por si queréis conocer el orden real:

  • 1.01 Pilot (#1.01)
  • 1.02 “Skin”- (#1.05)
  • 1.03 “Are You Receiving” – (#1.06)
  • 1.04 “The Bends” – (#1.07)
  • 1.05 “Blood Brothers” – (#1.08)
  • 1.06 “Arrhythmia” – (#1.03)

Por desgracia, el cambio de orden de episodios en la emisión no suele acarrear consecuencias positivas para el contenido de la serie y la relación del espectador con ella; la mayoría de casos no acaban siendo más que un parche que puede volverse rápidamente en contra cuando la audiencia se sienta perdida y además acabe encontrándose con ese tramo de episodios supuestamente flojos que fueron retrasados. Esperemos que no sea el caso de ‘Almost Human’.

En ¡Vaya Tele! | El caso 'Happy Endings' o cómo las cadenas juegan con el orden de los episodios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos