Compartir
Publicidad

La lucha por los Emmys

La lucha por los Emmys
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los Emmys, los premios que concede la academia de televisión de EE.UU., no se entregarán este año hasta el mes de septiembre, pero las cadenas y los estudios se pasan todo el verano muy ocupados haciendo campaña de cara al anuncio de las nominaciones. En esto, la tele no se diferencia tanto de los Oscars, y los métodos de conseguir candidaturas son los mismos, enviando DVDs y poniendo anuncios en la revistas y periódicos que lee toda la industria (es decir, Variety y The Hollywood Reporter, sobre todo). Sin embargo, en los últimos años, ni siquiera el sistema de votación para elegir a las nominadas al Oscar a la mejor película extranjera se ha llevado tantas críticas y tantos palos como la manera de elegir a las candidatas de los Emmys.

Por segundo año consecutivo, el sistema de votación cambia para intentar aplacar esas críticas (sobre todo las que se quejan de que los Emmys siempre premian a los mismos y se olvidan de series más "pequeñas", como Las chicas Gilmore), mezclando el método "todos votan a todo" con un comité de expertos, lo que ha generado aún más críticas, pero las tácticas de las cadenas siguen igual. Aprovechando que mayo es el mes de los últimos episodios de las temporadas (o de las series, ¿verdad, Verónica Mars?), las cadenas envían a los académicos unas cajas muy bien presentadas con los capítulos que creen mejores de las series que piensan que pueden merecer un Emmy. La elección de los episodios correctos es muy importante, porque deben convencer a gente que, por regla general, no sigue las series semanalmente.

Las cadenas suelen enviar seis capítulos para que la serie en cuestión sea evaluada con más juicio, si bien, cuando llega el momento de la decisión final, los votantes sólo juzgan un capítulo. Un comité elige a los 10 mejores programas en cada categoría, que son entre los que luego se deciden los ganadores (con lo que siempre aparecen las mismas series). Del mismo modo, los actores envían un único episodio para que los académicos decidan si merecen estar entre los cinco nominados en cada categoría de actuación o no, con lo que se lo juegan todo a una carta. Así, además, se decide quiénes son principales y quiénes secundarios. Y son las propias cadenas las que optan por situar las series en las categorías de comedia o drama. Equivócate, y perdiste tu oportunidad.

Este año, la principal rumorología pre-Emmy entre los críticos es adivinar si Héroes logrará dar la campanada. Cierto, se coló en los Globos de Oro, aunque se fuera de vacío, pero los Emmy son diferentes. Para empezar, las series con cierto contenido fantástico nunca funcionan bien, y la única excepción, Perdidos, se benefició de que, en su primera temporada (que ganó como mejor drama), era la serie con mayor audiencia de la televisión estadounidense. Sin embargo, otras no han corrido la misma suerte. Expediente X estuvo nominada varias veces a mejor drama, sin lograrlo nunca, aunque pudo consolarse con el Emmy a la mejor actriz dramática que Gillian Anderson se llevó por la cuarta temporada, creo. Battlestar Galactica, por otro lado, lo más que obtiene son candidaturas técnicas a pesar de las buenas críticas que recibe. Si queréis ver cómo son las cajas repletas de DVDs que las cadenas envían a los votantes, en Gold Derby hacen un seguimiento exhaustivo. Las nominaciones a los Emmys 2007 se anunciarán el próximo 19 de julio, y los premios se entregarán el 16 de septiembre.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio