Compartir
Publicidad
Las series que más echo de menos
Series de ficción

Las series que más echo de menos

Publicidad
Publicidad

Sentados frente al mar, con un vaso repleto de hielos y nuestro líquido favorito, es fácil que la nostalgia se apodere de nosotros. Nos ponemos a recordar aquel primer chapuzón, la paella que nos comimos el domingo o... esa secuencia de aquella serie de televisión que tanto nos marcó y que no podemos olvidar por mucho tiempo que pase.

Nuestra personalidad seriéfila se ha construido en base a unas fuertes producciones que, en su momento, nos deslumbraron como espectadores. Algunas series, no es la que las viéramos, es que las devoramos completamente, quizá incluso sin prestar toda la atención que debiéramos, pero arrastrados por una compulsión muy difícil de controlar. A continuación, siete series que significaron mucho (para mí) y a las que aún echo mucho de menos.

'Lost'

Decir 'Lost' parece abrir la caja de los truenos sobre si su final nos convenció o no, pero, al margen de todo ello, hemos de reconocer que, como espectadores, pocas series han supuesto tanto como la producción de J.J.Abrams. Esos finales de capítulo que te dejaban lleno de ansiedad, esas maratones que hacían que miráramos con sonrojo la hora de nuestro reloj, esos foros de debate, esas teorías sobre lo que significaba tal o cual signo... Un fenómeno irrepetible que nunca podremos olvidar.

'Battlestar Galactica'

No seguí esta serie al día pero, cuando se emitía su última temporada, ya estaba enganchadísima a las aventuras de Starbuck, Adama y compañía. La ciencia ficción rozó las cotas más altas con esta producción de Syfy creada por Ronald Moore en la que las escenas de acción y naves espaciales, se unían con la aventura filosófica de descubrir qué es un ser humano, de qué es capaz y hacia dónde es capaz de avanzar si trabaja codo con codo con sus semejantes.

'Los Soprano'

Qué facilón resulta escribir "cuánto me gustaba 'Los Soprano' y cómo la echo de menos". Apostar por una obra maestra es un caballo ganador, pero, lo cierto es que la serie protagonizada por Tony Soprano te cala hasta la médula para ser parte de una experiencia cultural que no soportas pensar que se acabará. Capítulos concebidos como películas, personajes tan odiosos y tan humanos como cualquiera de nosotros y giros dramáticos de los que provocan infartos, son sólo algunas de sus claves.

'Carnivale'

Y luego están las series como 'Carnivale'. Al principio te resistes a verla, porque está inacabada y eso nunca supone un atractivo. Pero si le das una oportunidad, es muy difícil no caer de cabeza en su hechizo, en esa atmósfera con la que está construida cada una de sus escenas. Entonces, empiezas a desesperarte y a entrar en bucle: ¿por qué la cancelaron?, ¿por qué la cancelaron? Una pregunta para la que ninguna respuesta parece lo suficientemente válida.

'Damages'

'Damages' arrancaba las raíces más turbias de nuestra sociedad para analizarla desde un prisma en el que los ojos que observan también estaban enmarañados. Y es que es muy difícil ser consciente e inocente. Más bien, parece imposible. Para los que no les gustan las series de abogados, tal vez podrían probar con esta ficción que, en cada temporada, se atrevía a hacer saltar por los aires muchas de las premisas con las que vivimos sin cuestionarnos nada.

'Friends'

Me sentaba a ver un capítulo de 'Friends' y era tan feliz que no era consciente de la suerte que tenía. Parecía que tenía el derecho natural de seguir disfrutando eternamente de un producto por el que no nos pedían nada a cambio. El disfrute sin ambajes ni cuestiones secundarias, esa mirada tan abierta que, simplemente, recibía todo con una sonrisa... qué dorada y tierna inocencia la de nuestros primeros pasos como seriéfilos.

'Las chicas Gilmore'

Habréis oído hablar de los guilty pleasures. A mí no me da ninguna vergüenza reconocer que, simplemente, adoraba Stars Hollow y todo el universo que crecía en 'Las chicas Gilmore'. Ese pueblo que no paraba de celebrar fiestas, aniversarios, eventos sociales, en los que la luz, las flores y las recetas de cocina más deliciosas no podían faltar... y esos personajes que disparaban dardos por su boca con una ironía y una elegancia tan particulares... sí, los echo de menos.

Y vosotros, animaos, abrid vuestros corazoncitos... ¿cuáles son esas series que no habéis podido olvidar?

En ¡Vaya Tele! | Las mejores series del siglo XXI

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio