Publicidad

La nueva reina de la impertinencia está en ‘Modern Family'... y su nombre es Lily

La nueva reina de la impertinencia está en ‘Modern Family'... y su nombre es Lily
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Modern Family’ ha despedido su quinta temporada hasta enero. Esta primera docena de episodios ha demostrado una vez más que es una de las comedias más constantes y equilibradas y de la actualidad con su formato, su humor, la moralina familiar y el aprovechamiento de las posibilidades de combinar que le ofrecen sus protagonistas. Sin embargo, hay una de ellos que ha despuntado por encima de los demás, una pequeñaja que hasta hace bien poco no tenía suficiente altura para robar el chow ni había aprendido aun lo que era actuar.

Lily ya apuntaba maneras en la última etapa de la temporada pasada, con algunas salidas más que memorables y este otoño se ha hecho evidente que durante el descanso veraniego le han puesto un buen coach que ha sabido sacar partido a Aubrey Anderson-Emmons convirtiendo en un destacado de cada episodio los dos o tres momentos que suele tener. Y qué mejor forma de pasar el hiato navideño de la serie que rememorando alguna de sus mejores impertinencias.

De tal padre, tal hija

Dicen que estamos condenados a convertirnos en nuestros padres y es algo que se suele empezar a comprobar hacia la treintena, pero Lily no ha tardado tanto en heredar la sorna y el afán por el cotilleo de Cam y Mitchell. Y lo mejor es que ellos son los primeros damnificados. Aquella divertidísima cena familiar en la que Cameron se empeñaban en que le dijesen la verdad, Lily no podía dejar pasar la ocasión.

Lily yall
Lily yall
A veces cuando me lees un cuento, finjo quedarme dormida para que te vayas
Lily yall
Lily yall
- ¿Por qué ambos son blancos? - Eso es lo que mi amiga Keisha preguntó sobre ti y papá
Lily yall
Ahora dame a Beyonce
No había otro escenario posible con este test de ¿a quién le queda mejor? Como deja claro Lily, no es la primera vez que le preguntan sobre ropa y el rechazo a sus padres se cobra una víctima extra.

Lily yall
Lily yall
Lily yall
Lily yall
Lily yall
Lily yall
- Lily, es hora de jugar a "quién lo lleva mejor" - No voy a hacer esto de nuevo. No puedo. - Vale. ¿Alex? - Uy, no sé. La ropa de hombre no es exactamente mi fuerte. - ¿En serio?

Siempre haciendo amigos

Y a propósito de víctimas, Alex no es la primera ni la última que sufre el sarcasmo y la bordería de esta pequeñaja, que va por la serie diciendo improperios y verdades a sus protagonistas.
Lily yall
Lily yall
Lily yall
Lily yall
- Siento que no pudieses ir a la boda. Era sin niños. - No pasa nada. Iré a la próxima - Vaya... - Quiere decir que irá cuando ya no sea una niña - Ella sabe lo que quiero decir - No me caes bien - Lo superaré
Lily yall
Lily yall
- Ay, necesito achuchar algo... ¡Lily ven aquí! - No hace falta
Lo más sorprendente de Lily es que este estilo de bromas y réplicas completamente desproporcionados para su edad (y por eso funciona y nos encanta) se han llevado a unos límites que dejan bastante boquiabiertos. Hablo de ese diálogo que tiene con Jay justo después de que Manny se marche a Colombia.
Lily: ¿y si nunca vuelve? Jay: Cielo, nadie se marcha para nunca volver Lily: Yo sí.

Aquí dejo mis momentos de Lily para el recuerdo despidiéndome con el vídeo de los Emmy en el que el reparto de la serie confiesa que la actriz es un monstruo que les tiene completamente subyugados. ¿Cuáles son vuestros momentos favoritos?

ç

En ¡Vaya Tele! | 'Modern Family' sigue con un gran nivel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir