Compartir
Publicidad

'Ray Donovan', ser duro no resuelve todos los problemas

'Ray Donovan', ser duro no resuelve todos los problemas
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la emisión de los Emmys, el final de 'Dexter' y el nuevo capítulo de 'Breaking Bad', la bloguera seriéfila ha dejado en un segundo plano 'Ray Danovan', la ficción de Showtime que le ha otorgado unos grandes datos de audiencias este verano. Tanto es así que desde la cadena ya apuntan a que será su próxima producción estrella en los próximos meses de estío, mostrando su satisfacción ante una ficción que causó bastante expectación de cara a su estreno.

No es para menos si teníamos en cuenta las caras que podíamos ver en ella, la temática en torno a la que giraba la historia y la cadena que la emitía, un conjunto de elementos que emitían buenas vibraciones sobre lo que podíamos esperar de 'Ray Donovan'. Pero aunque la ficción haya tenido unos muy buenos datos de audiencia, no ha terminado brillando como podríamos esperar, ya que ha tenido un conjunto de elementos que han actuado de lastre y que no han permitido que 'Ray Donovan' muestre todo su potencial a lo largo de su primera temporada.

Uno de sus puntos más atractivos ha sido mostrar todo ese mundo de los bajos fondos de Los Ángeles y las actuaciones del equipo del protagonista para solucionar algunos de sus problemas. Es imposible que en algunos de sus episodios no se nos haya venido a la mente la enloquecida 'Scandal', aunque con la inevitable comparación de las dos series podemos decir que Ray Donovan es el profesor de la facultad de solucionador de problemas a la que Olivia Pope no asistía para quedarse en la cafetería coqueteando con jóvenes promesas políticas.

El estilo y el temple de Ray Donovan hacen que a priori sea una serie mucho más atractiva, aunque este elemento se pierde a medida que avanza en su desarrollo, donde encontramos un conjunto de obstáculos que facilitan que desconectemos de ella. El principal se encuentra en la decisión de poner a Ray en el centro de un núcleo familiar con hijos adolescentes de por medio, dándole a estos más protagonismo del que merecen. Una vez más nos encontramos con el perfil adolescente con la misión de aumentar la historia con escenas que no aportan nada positivo a la misma. Así, el personaje de Ray recuerda a otros antihéroes con los que comparte algunos vicios (y no solo me refiero a sus malos hábitos) y se sitúa como padre de una familia que no engancha, ya que la ficción no interesa por la figura que Ray tiene en ella, sino por el turbio ambiente que le rodea. Los problemas en su matrimonio y la vida de sus hijos son subtramas cogidas con pinzas, que ensucian la historia principal y por tanto alejan el interés por la serie.

Ray no puede con su padre

MickeyDonovan

'Ray Donovan' es una de esas series en las que el personaje protagonista no capta todo nuestro interés como debería, pese a que la ficción cede su título a su nombre. Ray es un hombre duro, con multitud de sucios recursos y con una lucha interna para reafirmar su identidad. Aún así, se convierte en un personaje mucho más pequeño con cada nueva aparición de John Voight, hasta tal punto que hay ocasiones en las que podemos pensar que la ficción está hecha para su único lucimiento en pantalla.

Su personaje, el ácido, descarado e inadaptado padre de la familia Donovan, tiene todo el gancho de la ficción, que arranca con su salida de la cárcel y avanza a un mejor ritmo cuando también lo hace su historia personal. Y prácticamente todas sus escenas están envueltas de un brillo que no tienen el resto de personajes, tanto si le vemos bailando en una discoteca gay, viendo un vídeo sexual en una biblioteca o poniéndole una pistola a la cabeza a su ligue para recibir favores sexuales. Mickey Donovan salva a la ficción y le propicia del potencial que querríamos ver en ella en todo momento.

El resto de personajes también consiguen un decente lugar en la pequeña pantalla. El conjunto de la familia Donovan tiene buenos elementos para despuntar y posee un potencial que explotar en próximos episodios, aunque ya hayamos podido ver buenos momentos de ellos. Sin duda, Buncky es el que más ha destacado a lo largo de la temporada, debido a su trama para superar el abuso que sufrió siendo un niño por parte de un cura, siendo el episodio en el que dispara a este y todos los hermanos deben afrontar el problema uno de los mejores que nos ha mostrado su primera temporada.

Más atractiva en la forma que en el fondo

El resultado de 'Ray Donovan' no es del todo amargo, pero ha dejado patente algunas debilidades que deberían reforzarse de cara a las próximas temporadas (viendo el éxito que ha tenido su primera tanda de episodios podemos suponer que 'Ray Donovan' se extenderá más allá del año que viene), para convertir a la ficción en un producto mucho más adictivo de lo que es ahora. En el desarrollo de los últimos episodios podría estar la clave de lo que podríamos ver de 'Ray Donovan' en el futuro, ya que sus últimos capítulos, con la aparición de James Woods incluida, han mejorado el tono de todo lo visto hasta entonces.

Ray Donovan2
Rayreview

Haciendo valoración de su paso por televisión, solo podemos alabar su puesta en escena, el ambiente sucio de algunas tramas y la tensión constante de los hijos de Mickey Donovan, cuyas vidas han dado un vuelco tras su salida de la cárcel. Más frío me siento sobre la reflexión y la crisis de identidad que Ray ha sufrido, uno de los principales puntos de la serie que no ha desprendido la empatía que se le espera. Llegados aquí, quizá haya quien se esté arrepintiendo del título elegido para la ficción, que pone en el centro a un personaje que nos ha dado una de cal y otra de arena a lo largo de esta primera temporada.

En ¡Vaya tele! | En Showtime no son tontos y ya han renovado 'Ray Donovan'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos