El secreto de 'Cuéntame cómo pasó' para mantenerse en buena forma es su universo expandido... pero el streaming ha matado a la estrella de la tele: la temporada 23 será el final
Series de ficción

El secreto de 'Cuéntame cómo pasó' para mantenerse en buena forma es su universo expandido... pero el streaming ha matado a la estrella de la tele: la temporada 23 será el final

Los seriéfilos que quieren presumir de ficciones patrias tienen una asignatura obligada con 'Cuéntame cómo pasó', la serie más veterana de la televisión española a la que pronto despediremos para siempre.

Nuestra ‘Aquellos maravillosos años’ particular nació en 2001 y cuenta con 22 temporadas a sus espaldas. TVE puede presumir de una serie divulgativa, dramática, divertida y entrañable con la que millones de espectadores han conectado en más de 20 años de historia.

Seguir las peripecias de los Alcántara mientras ellos mismos viven la historia de España fue, durante mucho tiempo, un auténtico placer. Pero los amantes de las series vivimos en una terrible condena. Cada año aparecen series nuevas, tesoros que disfrutar y coleccionar. En mi caso, ‘Cuéntame cómo pasó’ quedó relegada a ese lugar llamado ‘tengo que ponerme al día’.

Hace poco, por fin, pude reencontrarme con ella… Y esto es lo que me he encontrado.

Firme en su macrohistoria

‘Cuéntame cómo pasó’ comenzó su andadura con un gran eventazo: la victoria de Massiel en Eurovisión. Y terminó su primera temporada con otro plato fuerte como es la llegada del hombre a la Luna.

Siempre ha sido muy poderosa en los eventos históricos que escogía y en cómo los vivían los personajes, muchas veces siendo incluso protagonistas sin hacer desentonar la verosimilitud de la trama.

En la temporada 22 que despedimos este año pasa lo mismo. Estamos en los años 1993-94 y tenemos esa fuga de Roldán, que Toni, como director general de Relaciones Informativas de la Moncloa, tiene que capear; tenemos el auge del movimiento skinhead y el terrible asesinato de Lucrecia Pérez; pero también tenemos a ETA o temas que atañen directamente al feminismo y la igualdad…

‘Cuéntame cómo pasó’ tenía dos direcciones: convertirse en una telenovela eterna, un poco ñoña incluso; o evolucionar con las exigencias del público español, cada vez más versado en series, con ficciones de todo el mundo al alcance de un clic. Pues bien, a lo largo de los años, sus guionistas y en especial coordinadores como Eduardo Ladrón de Guevara, Alberto Macías, Ignacio del Moral o Patrick Buckley han sabido mantener el listón.

Aunque quizá, se haya resentido el tono desenfadado y humorístico que la serie tenía en sus primeras temporadas. Los personajes han pasado de ser meros ciudadanos a coparticipar en eventos cruciales. Esto le ha dado mucha intensidad a las tramas, convirtiéndola en una serie adulta y comprometida.

Los niños han crecido

Cuentame 22x14

De 1968 a 1994, han pasado 25 años desde que Carlitos (Ricardo Gómez) comenzara a narrar los hechos con su visión infantil. En esta serie ha sucedido de todo: desde los bandazos empresariales de Antonio (Imanol Arias) hasta la salida y regreso de Inés (Irene Visedo); desde las crisis matrimoniales a las vocaciones erráticas de sus protagonistas.

Los personajes han evolucionado muchísimo, no solo por la madurez que da el simple hecho de crecer, sino porque las tramas les han enfrentado a fantasmas que ni ellos imaginaban que pudieran existir. La lucha contra la droga de Inés o Carlos o el empoderamiento femenino vivido por Mercedes (Ana Duato) han sido algunos ejemplos.

Aunque sí creo que la esencia de esos personajes se ha mantenido. Sobre todo, está el pilar fundamental que supone Herminia (María Galiana), una mujer prácticamente inmortal nacida en 1899 y que en 1994 se mantiene como una rosa. Seguramente, cuando empezó ‘Cuéntame cómo pasó’, nadie podía imaginar que aguantaría 22 temporadas en antena y, a estas alturas, nadie está dispuesto a renunciar a uno de los personajes más emblemáticos, defendido por una actriz como la Galiana.

Eso sí, el paso del tiempo ha hecho que esos niños crezcan y se conviertan en adultos con sus propias familias. El universo de ‘Cuéntame cómo pasó’ se ha expandido poco a poco pero con paso seguro. Y los hijos de Toni, Inés y Paquita ya no son niños tampoco, sino adolescentes que protagonizan momentos duros, que nos traen tramas y conflictos más frescos, aireando algunos armarios apolillados.

Un relevo generacional que no nos hacer olvidar que algunos de los mejores actores de nuestro país han pasado por los capítulos de esta saga del Grupo Ganga. Fernando Fernán Gómez, Tony Leblanc, Juan Echanove, Terele Pávez son algunos destacados ejemplos. Un nivel que sigue muy alto con incorporaciones recientes como la de Nacho Fresneda o Kiti Mánver, con esa hermana perdida de Mercedes que tanto juego está dando.

La temporada 23, el final de 'Cuéntame como pasó'

Duato Galiana

Después de habernos contado la transformación social, económica y política de nuestro país, de haber pasado por quiebras económicas y familiares, de haber abrazado cada vez más un tono thriller que se ha convertido en el género irrenunciable de las ficciones más punteras, ‘Cuéntame cómo pasó’ no solo mantiene, sino que ha mejorado en sus tramas y giros. Pero, ¿le acompaña la audiencia?

La era del streaming le ha pasado factura, como a todas las teles en abierto. Han de lidiar con esa premisa que antes era ‘lo normal’ y ahora tratamos de evitar a toda costa: la dictadura de los horarios. ¿Por qué alguien nos tiene que decir a qué hora y qué día tenemos que disfrutar de una ficción? Además, los espectadores somos unos amantes tremendamente infieles y difíciles de contentar. Incluso aunque un producto sea de incontestable calidad, nos cansamos de esa facilidad, buscamos nuevos referentes.

La cima del share en esta serie se vivió en la temporada tres, con una cuota de pantalla del 41,4 % (ahora es imposible imaginar que casi la mitad de la gente que está viendo la tele sea toda tuya). La temporada 22, en cambio, ha cosechado una media del 9,3 %. Esta terrible diferencia no ha pasado desapercibida para los responsables de una tele pública siempre en el alambre de la polémica. Tenemos una gran serie pero, ¿de qué sirve eso si nadie la ve?

Hace muy poquito hemos sabido que la productora y la cadena trabajan en una miniserie, una temporada que podría tener no más de nueve capítulos pero que cierre las tramas. Empezaría a rodarse este invierno y podría contar con el regreso de algunos de personajes como Carlos o Karina. Y aunque muchos dejamos de seguirla o nos hemos enganchado esporádicamente, seguro que seguiremos el final de 'Cuéntame cómo pasó' como si despidiéramos algo muy nuestro. Esperemos que sea tan digno y grandioso como merece.

Temas
Inicio