Publicidad

'Terra Nova': sacar tiempo para centrarse en medio de un territorio hostil

'Terra Nova': sacar tiempo para centrarse en medio de un territorio hostil
46 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las prisas no son buenas. Tampoco el hype. ‘Terra Nova’ viene fomentando y sufriendo ambas cosas desde su periodo de producción. Anunciada como la próxima gran serie de ciencia ficción, la siguiente en saltar más allá del género, por el camino se ha encontrado todo tipo de obstáculos. Y ahora la necesidad de hablar de ella, de ponerle la cruz o la marca verde con sólo un doble primer episodio y un tercero emitidos.

Si la culpa es sólo de la serie, se merecerá que se le pongan todas las pegas posibles, por fomentar la histeria, el juicio apresurado. Si la culpa también recae en nosotros como espectadores, relax: a ‘The Wire’ la podían haber crucificado por su piloto, tenemos todo el tiempo del mundo para ir sacando conclusiones, y una serie puede cambiar en cinco o seis episodios; sirva ‘Fringe‘ como ejemplo perfecto de lo importante que es saber coger el tono y el tempo.

‘Terra Nova’: la ciencia ficción más recreativa

De algún modo, nos hemos acostumbrado a infravalorar, a poner en el cajón del “género”, a aquellas obras audiovisuales de ciencia ficción que apuestan por el entretenimiento puro y duro frente a lo sesudo, la distopía, la apariencia de ser muy profundo.

Parece, por ejemplo, más sencillo defender ’12 monos’ que ‘Gattaca’, ‘Blade Runner’ que ‘Estrella Oscura’. Por eso mismo, ‘Terra Nova’ tiene una apuesta complicada: apuesta por sólo divertir, al menos en su comienzo, no por darnos que pensar, por elaborar tramas sesudas o por echar mano del gancho al final de los episodios.

Y ya de paso, la serie misma se pone a los pies de los caballos: hoy lo que está de moda son los zombies, no los dinosaurios. Y hay quien pica y todo: no son pocas las críticas que la acusan de vieja sólo por eso, porque de ‘Parque Jurásico’ han pasado 20 años. ¿Cómo se les ocurre? ¡Sacrilegio! Ahora necesitamos algo más oscuro y, sobre todo, viajes en el tiempo. ¡Ah, que de eso ya hay! Pues que sean enrevesados. No es ‘Super 8’, pero las reacciones que provocan me recuerdan a la película de Abrams.

El principal problema que le veo a ‘Terra Nova’ es saber si van a ser capaces de saltarse dos grandes obstáculos: lo difícil que será tener estilo propio con otra serie de “supervivientes” (y ahí debería apostar por otras líneas argumentales) y la posibilidad de crear personajes interesantes a partir de estos planos con los que han decidido nacer. Que era también el reto de, por ejemplo, ‘Stargate Universe’, aunque ella no decidió hinchar el globo promocional hasta que le explotase en la cara. De hecho, ‘Stargate’ es la referencia omnipresente, para lo bueno y lo malo.

‘Terra Nova’, las tijeras y otras preguntas abiertas

Terra Nova

Hay otro problema de base. ‘Terra Nova’ no funcionaba bien antes de salir. Tuvieron que meterle mano demasiadas peronas a lo que ya se había hecho y eso se nota en este pequeño Frankenstein que nos están vendiendo en estos primeros capítulos. La caracterización de los personajes es la que más sufre: hay líneas de guión escamoteadas aquí y allá, con tantos pequeños cabos sueltos que ya no es que hablemos de estereotipos, sino que necesitamos pensar en ellos como cliché para poder rellenar las zonas que el montaje ha dejado sin cerrar, sin luz. Si ‘Terra Nova’ quiere ser una serie familiar, de relaciones, mucho tiene que avanzar en ese flanco.

¿Efectos especiales y CGI? Esto no es ‘Parque Jurásico’, por mucho presupuesto gastado en el piloto que tengamos; no todo es mostrar dinosaurios, sino también saberlos rodar, cuándo y cómo deberían aparecer, usarlos para subir la tensión o como vía de escape. ¿Es todo demasiado convencional? Sí, no hay duda. ¿Es de derribo? No, al menos no de momento.

¿Cuánto tiempo deberíamos darle? El que queráis, pero la serie debería al menos a empezar ya a marcar, antes del quinto episodio, qué quiere ser, no vaya a ser que le pase como a ‘FlashForward’ o a ‘V’ o a ‘The Event’, que querían tanto que no eran nada. ¿Debería haber más grises y menos maniqueísmos? Depende de lo que quiera contar, quizás primero debería centrarse en entretener, que parece ser su foco, y luego ya en crecer (como hizo en su día ‘Supernatural’ entre la primera y la cuarta temporada).

¿Que es todo muy inestable, que ‘Terra Nova’ parece construida sobre arenas movedizas? Claro, algo que ya podíamos oler con las noticias previas que fue dejando. Por mi parte, la mantendré en mi lista, y me gustaría que utilizasen la zona más oscura de la propuesta (ese presente a lo ‘Wall-E’) para centrar mejor lo que quieren, pero alegro de que los dos primeros episodios estén enfriando los ánimos para empezar a valorarla en su justa medida.

En ¡Vaya Tele! | Fox enseña el primer trailer de ‘Terra Nova’

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir