Compartir
Publicidad

'The Bridge' y Sonya Cross merecen la pena

'The Bridge' y Sonya Cross merecen la pena
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todas las series necesitan varios capítulos para encontrar su camino y el tono que mejor les va. Ni siquiera los remakes son immunes a ello. 'The Bridge', por ejemplo, ha ido poco a poco en ese frente, construyendo la relación entre Marco Ruiz y Sonya Cross, sus dos policías protagonistas, sus propias personalidades y, al mismo tiempo, ese mundo fronterizo en el que se mueve el Carnicero del Puente, un mundo en el que se trafica con personas, drogas y armas y en el que las líneas éticas de lo que es correcto y lo que no están más difuminadas de lo habitual. Los primeros episodios bebían bastante de 'Bron/Broen', pero después, la serie de FX ha encontrado su propia identidad gracias a las peculiaridades de su escenario, que es lo que la diferencia enseguida de la original escandinava.

La frontera entre Estados Unidos y México está marcada por un conjunto de circunstancias únicas a ese lugar, y que no pueden repetirse en la de Suecia y Dinamarca. "La Bestia", el nombre que se le da colectivamente a los responsables de las muertes y desapariciones de jóvenes mujeres en Ciudad Juárez, es una de esas características especiales, del mismo modo que lo son figuras tan peculiares como Graciela y Fausto Galván, los dos jefes criminales de la frontera. Galván, sobre todo, ha resultado ser todo un hallazgo, un personaje a veces tarantiniano que puede terminar conectado al misterio central de un modo mucho más directo, y que deja una conversación impagable con uno de sus sicarios sobre lo que es un serial killer. Y luego está el retrato que 'The Bridge', y Diane Kruger, hacen de Sonya.

Más de lo que parece

Un crítico estadounidense decía que 'The Bridge' es una especie de caballo de Troya porque la investigación sobre ese asesino en serie no es lo más importante para ella. Es en el retrato de la frontera y de los personajes que intentan sacar provecho de ella donde la serie está revelándose como un título muy interesante. Entre Linder y sus actividades de "coyote", Charlotte y su voluntaria ceguera a ese túnel bajo su rancho, los dos periodistas siguiendo una historia con unas ramificaciones potencialmente peligrosas para ellos o los pasados respectivos de Marco y Sonya, la serie ha tejido un tapiz bastante entretenido de seguir semana a semana, y que hasta maneja bien la tensión de los momentos en los que los policías persiguen a algún sospechoso.

thebridge2

Sonya se ha beneficiado mucho de ese desvelar de las diferentes capas que componen la serie con el correr de los capítulos. Es igual de brutalmente honesta y directa que Saga Norén, pero esa historia con su hermana le confiere un toque diferente y, por ahora, sin lanzarse a profundizar su lado emocional. Lo que Sonya busca son respuestas que le permitan racionalizar y entender las cosas que siente, necesita ese paso intelectual, y el modo en el que Kruger está interpretándola sigue ese camino. La interacción entre Sonya y Marco, y entre ella y su jefe, es de las mejores cosas que se pueden ver este verano, y una de las razones de que 'The Bridge' merezca que se le dé una oportunidad.

Están adaptando algunas de las líneas dibujadas por 'Bron/Broen' de una manera propia, y aunque da la sensación de que va a terminar de un modo parecido, también parece que las razones detrás de ese final pueden muy bien no ser las mismas. A la serie le interesa más explorar el ecosistema de la frontera, sus peculiaridades sociales (especialmente, en lo referido al trato hacia las mujeres a ambos lados del río) y las diferentes personalidades de sus protagonistas, y todas sus piezas importan porque pintan una panorámica mucho más amplia de las sociedades en las que actúa, y que han contribuido a "producir" al Carnicero del Puente.

En ¡Vaya Tele! | 'The Bridge', FX explora la muerte en la frontera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos