Compartir
Publicidad
'The Good Wife' está en modo inercia
Series de ficción

'The Good Wife' está en modo inercia

Publicidad
Publicidad

Diciembre y en ¡Vaya Tele! todavía no hemos hablado de la séptima temporada de una de nuestras series favoritas. "Por algo será", diréis. Y qué queréis que os contestemos más allá de que alguna se nos tenía que escapar a la fuerza. Pero habrá que poner remedio y el descanso por navidad de 'The Good Wife' nos da la excusa perfecta para comentar cómo esta siendo una temporada que, a mi juicio, es algo floja.

Atención: Ojo, a partir de aquí nos metemos en detalle de la séptima temporada de 'The Good Wife' hasta 'KSR' (7x10), el último episodio emitido.

Tras la debacle, caída e incluso humillación sufrida en la sexta temporada y la gran caída como candidata y como abogada, la séptima temporada de 'The Good Wife' nos mostraba a una Alicia Florrick (Julianna Margulies) intentando comenzar casi literalmente de cero. Como abogada de fianzas, prácticamente el escalón más bajo (el "de oficio" sería ese) en la cadena alimentaria jerárquica de la abogacía.

Allí comenzará de nuevo reuniendo lo suficiente como para vivir e intentar montar un nuevo bufete junto con Quinn (Cush Jumbo), Jason, un investigador privado (Jeffey Dean Morgan) y Grace anda pululando por ahí de secretaria asistente. Por otro lado la campaña (vice)presidencial de Peter (Chris Noth) va cambiando muchas cosas, entre ellas la sustitución de Eli (Alan Cumming) por una nueva jefa de campaña, Ruth Eastman (Margo Martindale).

Derroteros olvidables

Cbs Good Wife 705 Clean Image Thumb Master

Que llevemos casi la mitad de la temporada y echando un vistazo a lo visto hasta ahora no sea capaz de destacar más de un episodio concreto me parece problemático. Las seis temporadas anteriores de 'The Good Wife' estaban llenas de episodios geniales y casos para el recuerdo. Esta séptima temporada por el contrario está siendo bastante olvidable, que no mala.

Y es lo que quiero matizar: 'The Good Wife' sigue siendo un buen drama de abogados, sigue teniendo unos casos interesantes con los que pueden hablar de temas como la diversidad (y desde el punto de vista tecnológico), el cómo la tecnología e internet moldea nuestra realidad y la legislación... vamos que siguen muy pegados a la actualidad y a las inquietudes de hoy en día.

Sin embargo esta temporada ha perdido algo que es esencial de la serie: el interés por las tramas personales de sus protagonistas. La vida de Alicia, Peter, Eli y compañía ha dejado de tener interés, pese al esfuerzo de sus guionistas. ¿Que Eli no soporta a Ruth y quiere sabotear la campaña? OK. ¿Que Alicia y Jason tontean? OK. ¿Que Jason tiene un pasado turbio? OK. ¿Que Howard sale con Jackie? OK. ¿Que Eli se enamora de una millonaria? OK. ¿Que los nuevos asociados de Florrick, Agos & Lee salen rana? OK. ¿Que Alicia está hasta los mismísimos de todo y de Eli en particular? OK.

Sé que ver así 'The Good Wife' puede parecer incluso cínico, pero es que la serie de CBS siempre ha sido algo más que una serie de abogados correcta. Ha tenido seis temporadas soberbias (con sus más y sus menos) y la séptima parece que está siendo víctima de "las rentas", de hacer las cosas por inercia. Los personajes los han construido muy bien y los nuevos (sobre todo Jason y Ruth) son robaescenas absolutos.

Pero el nivel no es suficiente. Siete años son muchos en televisión y parece que ya acusan a los responsables de 'The Good Wife'. Aunque no hay que darse por rendido con la serie, a poco que recarguen baterías nos podemos encontrar una buena segunda mitad de temporada. O al menos eso espero.

En ¡Vaya Tele! | The Good Wife nos deja ver la nueva dinámica de los Florrick

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos