Compartir
Publicidad
'The Player', esto ya lo he visto
Series de ficción

'The Player', esto ya lo he visto

Publicidad

Es curioso cómo NBC está dispuesta a traernos "televisión que nos suena". Y la estrategia parece ser la de "esto funciona, hagamos algo muy parecido". Esto hace que 'Blindspot' sea una cosa muy similar a 'The Blacklist' (por lo menos en el piloto) o que su nueva serie de acción a raudales, 'The Player', sea la versión NBC-era de 'Person of Interest'.

Y al argumento me remito: Unos listos han creado un superordenador capaz de procesar y rastrear cámaras, sistemas de seguridad, movimientos bancarios, perfiles de redes sociales... todo lo que se os ocurra para identificar patrones y predecir futuros crímenes. Eso sí, aquí hay un giro chungo y es que estos datos se usan para un juego en el que los más ricos apuestan ¿será capaz "el jugador" de detener la amenaza?

El papel de "el jugador" que da título a la serie es para Alex Kane (Philip Winchester), experto en seguridad que trabaja en Las Vegas. Una noche, tras detener un intento de asesinato, un intruso entra en su casa y asesina a Ginny, su ex. Sin saber muy bien qué y cómo hacer, será contactado por Cassandra (Charity Wakefield), la dealer, y Mr. Johnson (Wesley Snipes) el "jefe de pista", quienes le hablan del juego que tienen entre manos y le ofrecen un trabajo como "jugador", el que evita los crímenes.

Quitando las similitudes con la serie de CBS, 'The Player' es una buena serie de acción. O por lo menos los dos primeros episodios indican un buen camino. Es un drama solvente y correcto. Buenas escenas de acción y un guion trepidante... y una vez que inhibimos nuestro listón de "credibilidad" resulta entretenida.

Sin embargo creo que, para tener el argumento que tiene, es demasiado plana. Sí, hay cierto dilema moral sobre hasta qué punto es ético que se organicen este tipo de apuestas, pero pasan demasiado por encima. De hecho quizás está más en las reacciones del protagonista que en otra cosa. Lo peor me parece Wesley Snipes y su pose de "cada respiración vale oro, chaval".

No parece que el propósito de John Rogers y John Fox sea otro que el de ofrecer una serie de acción de estas que ni te van a cambiar el modo de ver las cosas ni te va a solucionar la vida. Un sota, caballo y rey que seguramente valga a alguien (aunque no a demasiada gente, a juzgar por las audiencias del segundo episodio), pero yo busco más.

En ¡Vaya Tele! | Nuevas series NBC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos