Compartir
Publicidad

'Verano Azul': una ficción intergeneracional que ha hecho historia en TVE

'Verano Azul': una ficción intergeneracional que ha hecho historia en TVE
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre es verano en TVE gracias a la pandilla que nunca crece: Bea, Desi, Javi, Pancho, Quique, Piraña y Tito empiezan hoy su eterno 'Verano Azul' a las 14:30 horas en La 2, que ofrecerá los 19 capítulos de la mítica serie de lunes a jueves. La diferencia con el resto de reposiciones es que han mejorado la calidad, gracias a la remasterización de la imagen. Algo que, en mi opinión, no era imprescindible: como ocurre con el vinilo respecto al cd, si es una serie viejuna me gusta que se vea viejuna o incluso que la sintonía suene a rayada por momentos. Aunque parezca una barbaridad decir algo así en los tiempos de la HD.

Sabemos que en cuanto comienza julio se abre la veda de los concursos piscineros y las reposiciones. Pero el caso de 'Verano Azul' es especial. Desde que se estrenara en 1981 ha acompañado las vacaciones de varias generaciones convirtiéndose así en un clásico de la televisión. Sin embargo, ya han pasado 19 años desde que TVE la emitiera por última vez en su canal principal; ahora es la oportunidad para que una nueva generación disfrute de una ficción tierna, blanca y llena de valores, aunque la edad del posible target, en 2014, bajará sustancialmente respecto a aquella primera vez.

"Te repites más que Verano Azul"


Y es que, cualquiera que la haya conocido desde sus orígenes no podrá evitar asombrarse ante la noticia de su regreso, pese a que ya han pasado muchos años desde la última vez que TVE la recuperó. Curiosamente, cuando sucedió aquel Encuentro entre Julia, Chanquete y los chavales no era verano para los espectadores, aunque ellos disfrutaban del sol y de la playa de Nerja. La serie de 19 capítulos, creada por Antonio Mercero, llegó a TVE un otoño y se ofrecían en dosis semanales; cada domingo, desde octubre de 1981 hasta febrero de 1982.

El 7 de febrero, cuando se emitió el penúltimo episodio (Algo se muere en el alma) todo un país se hinchó a llorar con el trágico final del entrañable Chanquete (Antonio Ferrandis); TVE calcula ahora que el último episodio fue seguido por nueve millones de espectadores, claro que hablamos de los tiempos del canal único. Pero desde que la serie acabó el No nos moverán se convirtió en un himno generacional y la ficción de Mercero, en un valor seguro.

No tardaron ni un año en volver: a finales de julio de 1982, los niños empezamos a sincronizar nuestros veranos con los de Bea, Javi y los demás. La serie se instalaba en su contexto natural y se convertía en un clásico del período vacacional. Se volvería a emitir siete años después (ahí me reenganché yo), para volver sucesivamente en 1992, 1994 (dos redifusiones) y 1995 (nuevamente, en dos ocasiones), acumulando espectadores emisión tras emisión. Probablemente el final de 'Verano Azul' sea el más espoileado de la historia.

Convertida ya en un buque insignia de TVE, se incluyó entre los contenidos del Canal Nostalgia de TVE en la TDT en 2001 y 2005 y en los del canal especial TVE-50 en 2006, para celebrar así, con una historia que tantas alegrías ha dado a la cadena, el cincuenta aniversario del inicio de sus emisiones. En 2011 vivió una reentré digital, cuando RTVE.es subió a la red la serie para celebrar que cumplía ya 30 años. Un año después acabó en la cadena católica 13tv para volver, cual hija pródiga, al verano de 2014.

Una mirada inocente a los grandes temas de la vida

veranoazulpandi.jpg

Cuando yo la vi (ya con uso de razón) tenía nueve años. Teniendo en cuenta esos productos Disney Channel que consumen ahora los chavales de esa edad (ellas, esas historias de ciencia ficción en las que las que les hacen soñar con ser la próxima Hannah Montana, ellos, sitcoms del mismo calibre como 'Buena suerte, Charlie' o animación tipo 'Sendokai' o 'Pokemon'), no les vendría nada mal aprender sobre los grandes temas de la vida a través de una historia tan sencilla, pero a la vez tan cargada de contenido social, dramático e incluso político.

Porque en 'Verano Azul' aprendimos: que "el mar es azul porque el cielo se refleja en él" (aunque la explicación fuera mucho más compleja que eso). Vivimos: el descubrimiento del primer amor y su cara amarga, como los celos que despertaba en los chicos El ídolo ante el que se rendía Beatriz, mon aumour. Y los primeros conatos de rebeldía -A lo mejor- contra los padres (no había nada más horrible que un castigo de verano, privándote de la playa o la pisci) e incluso contra el sistema, cuando quisieron desahuciar (33 años después, un tema desgraciadamente de actualidad) a Chanquete. Sufrimos con las despedidas porque Algo se muere en el alma cuando un amigo se va; pero los recuerdos permanecen, incluso cuando llega inevitablemente El final del verano. Fue su mejor verano, también para muchos de nosotros, en lo que se refiere a la ficción.

Aunque se llegó a confirmar que la serie volvería en forma de remake, no hay constancia de que el proyecto se esté gestando ni Boomerang TV cuente con él para el futuro. Tanto mejor: como decía unas líneas más arriba, algunas cosas deberían mantener intacto su recuerdo original.

En ¡Vaya Tele! | 'Verano Azul', Nostalgia TV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio