Publicidad

Vientos de cambio en La 1

Vientos de cambio en La 1
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Algo está pasando en la parrilla de La 1. Es extraño que a media temporada se estrenen programas y se hagan modificaciones sustanciales de los programas ya en emisión. Todo apunta a que la actualidad, el humor y las producciones propias se van a convertir en las insignias de la cadena, o eso van a intentar. Puede que pretendan posicionar la cadena ante un público objetivo específico y distanciarse de la oferta de la competencia, creando un lecho propio de programación y reforzando el late night.

El cambio de Inés Ballester por Pepa Bueno habla por sí solo. Es una apuesta formal y arriesgada por el rigor y la seriedad, alejándose del modelo imperante de presentadoras de programas de mañana. El éxito de Pepa Bueno en Los desayunos la avalan como una presentadora valorada por la audiencia. Veremos si consigue imprimir una nueva huella en el género aunque su paso por Gente me hace albergar dudas al respecto.

La señora y Fago abundan en la querencia por la ficción nacional de la cadena, siempre basada en el drama. Parece claro que la cadena ha descartado por ahora la comedia rancia a la que nos tenían acostumbrados. Si no recuerdo mal, el último fiasco fue Como el perro y el gato, aquel engendro de Arturo Fernández. En este apartado se percibe un notable incremento de la calidad de las producciones y han conseguido consolidar nuevas series pese a la competencia.

Comando Actualidad redunda en el género de los reporteros con la característica de que cuatro reporteros analizarán una misma noticia de actualidad. 9 de cada 10 se estrena en el late night con la parodia y el humor de Toni Clapés. Y con Yo estuve allí se da una nueva oportunidad a Carolina Ferre con un programa de nostalgia. Veremos qué consiguen en este ámbito porque el late night de la cadena es uno de sus puntos débiles. Es de agradecer, no obstante, que no recurran de buenas a primeras a programas escandalosos de corazón para suplir sus carencias. Sólo por el interés en mantenerse al margen de esa tendencia merecen un voto de confianza.

Me da la sensación de que La 1 no se conforma con el público que tiene y se esfuerza en dar un cambio en ese sentido. Quizá serían una cadena más popular si fuesen coherentes con su audiencia fiel. Por otro lado, es lógico que pretendan modernizar su imagen y desprenderse de la etiqueta de televisión rancia que les persigue pero para eso hay que invertir algo más en producción. No basta con tener buenas ideas y nuevos enfoques para la programación, el espectador tiene que recibir en imagen el tono de modernidad y viendo muchos programas de La 1 a menudo tengo la sensación de que Las Tacañonas siguen apostadas en una esquina del plató dispuestas a hacer sonar las campanas.

En ¡Vaya Tele! | La señora, una nueva ficción de época en TVE

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios