Compartir
Publicidad
'Vikings' se va de parón sin bajar el ritmo
Series de ficción

'Vikings' se va de parón sin bajar el ritmo

Publicidad
Publicidad
Aviso: Cuidado con los spoilers

Menuda segunda parte de temporada que nos espera. 'Vikings' ha afrontado su cuarto año entre nosotros con una interesante novedad: tras diez capítulos, hace un parón, para ofrecernos el resto de su temporada dentro de unas semanas, seguramente en pleno verano, una estación que cada vez es menos vacacional para la ficción internacional.

Así, seguiremos con una intensa cuarta temporada de la que esperamos con ganas su continuación, después de que los responsables de History Channel le hayan dado a Michael Hirst la posibilidad de contar las nuevas tramas en 20 capítulos. Y es que 'Vikings', una serie de un canal que no tenía gran tradición en la ficción, es una de las series más emocionantes del momento, y por eso nos apasiona.

La decadencia

Vikings8

Nos lo veíamos venir pero nos cuesta mucho resignarnos a ver a Ragnar tal y como se nos ha presentado en estos capítulos. Ver la decadencia de quien ha sido el gran héroe tiene un punto de tristeza para los amantes de una serie, pero debemos interpretarlo como un hecho natural en el devenir de la saga. Ragnar ha pasado sus peores momentos, enfermo, aislado... ha parecido perder su brillantez.

Mucho ha tenido que ver en esta historia la presencia de Yidu, la esclava oriental que trajeron desde París y que ha convertido a Ragnar en un adicto al que hemos visto en sus horas más bajas. Las intenciones de Yidu no estuvieron demasiado claras para mí aunque ya no importa, porque el propio Ragnar la asesina con sus manos cuando ésta insinúa que puede contar toda la verdad sobre el campamento de Wessex.

Y es que Ragnar está muy solo. Todos aquellos amigos que viajaron con él hasta Inglaterra en la primera temporada, han ido esfumándose. Sólo está Bjorn, el hijo responsable, y Floki, el ingeniero, que ha vivido su particular calvario en estos capítulos para ganar el perdón de un Ragnar al que adora y que creía perdido para siempre.

El nuevo asalto a París ha sido un fiasco increíble. Con un Ragnar a medio gas, las maravillosas secuencias en las que los vikingos transportaban sus barcos por las montañas, no sirvieron para nada. Y así, vivimos un giro final que nos llevará a esa segunda parte que tantas ganas tenemos de ver: la huida del rey tras su fracaso y su posterior vuelta, muchos años después, con unas cartas muy diferentes.

Rollo, el franco

Rollo Clive Standen

La vida de Rollo ha mejorado notablemene, tal y como le pronosticó el vidente. La decisión de traicionar a Ragnar nos ha generado un debate sobre lo que pasaría finalmente cuando se enfrentaran. Pero Rollo, que ha aprendido a ser un hombre civilizado y se ondula el pelo, sólo recuerda sus tácticas vikingas cuando ha de luchar contra quienes fueron los suyos.

A pesar de que la decadencia de Ragnar ha tenido a nuestro prota un tanto alejado de la primera línea de fuego, las subtramas que 'Vikings' ha generado, alrededor de toda Europa, sacian nuestra ansia. Así, la corte de París, con latigazos y secretos susurrados, nos ha parecido bastante emocionante, y ha servido para ver cómo funcionaban las relaciones entre reyes y vasallos en una época de la que necesitaríamos varias series más para poder abordarla a placer.

Grandes tramas secundarias

Vikings

Y si hay una trama que nos guste, ésa es la que nos lleva a Inglaterra y a su interesante periodo de unificación. El rey Ecbert, que traicionó a Ragnar y mató a todos los vikingos con los que había llegado a un trato, es un villano de primera, porque no podemos dejar de adorarlo y admirar el afecto por todo lo que Athelstan marcó.

Su traición a la reina de Mercia, su relación con Judith, sus suaves pero firmes trucos para hacer que todos se rindan a sus órdenes, esa arma secreta en forma de hijo inglés de Ragnar... lo colocan como un personaje poderoso al que siempre es un gusto poder ver y desenvolverse y que sabemos nos dejará nuevas e interesantes jugadas.

El universo de 'Vikings' es muy amplio. Tenemos a esa Lagertha que cumplió su venganza pero que ha sufrido tanto como siempre, ese Bjorn al que el oso y el hielo retaron, esa Aslaug que lo tenía todo para ser feliz y no puede ser más desdichada. Tenemos hasta un dios que se nos aparece de vez en cuando, y un buen puñado de nuevos personajes, los hijos de Ragnar, de los que esperamos muy mucho.

En ¡Vaya Tele! | 'Vikings' presenta una cuarta temporada llena de nuevos retos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos