Publicidad

RSS Atrápame si puedes

Hanks & Spielberg | 'Atrápame si puedes', falsificar una vida

21 Comentarios
Hanks & Spielberg | 'Atrápame si puedes', falsificar una vida

Después de que los derechos sobre la biografía de Frank Abagnale Jr. se mudaran de la Paramount a Dreamworks, 'Atrápame si puedes' ('Catch Me If You Can', Steven Spielberg, 2002) pasó o estuvo a punto de pasar por las manos de David Fincher, Gore Verbinski, Milos Forman o Cameron Crowe antes de que Spielberg decidiera que el biopic sobre uno de los mayores impostores de la historia —el propio Abagnale admitió haber asumido no menos de ocho personalidades diferentes durante los años en los que cometió sus fraudes— iba a convertirse en su vigésimo segundo largometraje.

Una decisión que, dados los brillantes resultados de la cinta, no podía haber sido más acertada, ya que nos encontramos aquí ante una de las producciones más variadas —sino la más variada— del director; una bajo cuyo techo coexisten la aventura, la intriga, el drama, el romance o la comedia y que, en éste sentido, se constituye como una pieza única que si bien da continuidad a ciertos aspectos de los dos filmes de ciencia-ficción que había rodado justo antes que el que hoy nos ocupa, sirve para "romper" con mucho de lo que hasta aquí le habíamos visto al realizador.

Leer más »

Steven Spielberg: 'Atrápame si puedes', el niño que huía

15 Comentarios

Es curioso lo que sucede a menudo en la carrera de los directores más reconocidos. Los bandazos, las excepciones temáticas de su carrera, terminan siendo más importantes que lo que se le supone como característico o proverbial. La tercera película dirigida por Spielberg en apenas 18 meses, después de dos sci-fi consecutivas (‘A.I.’ y ‘Minority Report’), es un extraño biopic, centrado en la misteriosa y poco conocida fuera de EEUU figura de Frank Abagnale Jr., falsificador e impostor nacido en 1948, que durante los años sesenta se hizo pasar por médico, piloto de avión y abogado, todo antes de cumplir los veinte años. Tan notable y escurridiza figura le sirvió a Spielberg para volver a asombrar en 2002.

Porque ‘Atrápame si puedes’ es la mejor película de Steven Spielberg, la más redonda, sorprendente, emocionante y conmovedora, desde ‘La última cruzada’, trece años antes, así de sencillo. En ella Spielberg toca el techo de los maestros, con sencillez y humildad absolutas, sin el menor rastro de su complaciente y habitual caída en la blandenguería sentimentaloide, y demostrando hasta qué punto gran parte de la carrera de este cineasta inigualable está francamente desaprovechada. De hecho, el abismo estético que existe entre, por ejemplo, esta y ‘La última cruzada’ respecto a otras como el díptico jurásico o ‘Amistad’ es tan inmenso, que no se necesitan más pruebas para comprender que no siempre se toma igual de en serio su trabajo.

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos