Compartir
Publicidad
Publicidad
Hanks & Spielberg | 'Atrápame si puedes', falsificar una vida
Críticas

Hanks & Spielberg | 'Atrápame si puedes', falsificar una vida

Publicidad
Publicidad

Después de que los derechos sobre la biografía de Frank Abagnale Jr. se mudaran de la Paramount a Dreamworks, 'Atrápame si puedes' ('Catch Me If You Can', Steven Spielberg, 2002) pasó o estuvo a punto de pasar por las manos de David Fincher, Gore Verbinski, Milos Forman o Cameron Crowe antes de que Spielberg decidiera que el biopic sobre uno de los mayores impostores de la historia —el propio Abagnale admitió haber asumido no menos de ocho personalidades diferentes durante los años en los que cometió sus fraudes— iba a convertirse en su vigésimo segundo largometraje.

Una decisión que, dados los brillantes resultados de la cinta, no podía haber sido más acertada, ya que nos encontramos aquí ante una de las producciones más variadas —sino la más variada— del director; una bajo cuyo techo coexisten la aventura, la intriga, el drama, el romance o la comedia y que, en éste sentido, se constituye como una pieza única que si bien da continuidad a ciertos aspectos de los dos filmes de ciencia-ficción que había rodado justo antes que el que hoy nos ocupa, sirve para "romper" con mucho de lo que hasta aquí le habíamos visto al realizador.

A ritmo sincopado

Atrapame Si Puedes 1

Ya los créditos iniciales —claros precursores de los que veremos casi una década después en su acercamiento a Tintín—, acompañados de forma magistral por un rítmico motivo compuesto por su inseparable John Williams, parecen venir a anunciar que el Spielberg que vamos a encontrar aquí nada tiene que ver con el de las aventuras de Indiana Jones, con el de sus aclamados acercamientos al cine de ciencia-ficción o, por supuesto, con el más reflexivo y serio ante el que la Academia se había arrodillado concediéndole sendas estatuillas al Mejor Director.

Larga —la cinta se prolonga durante dos horas y veinte— y compleja, la ligereza con la que Spielberg rueda la historia del Frank Abagnale encarnado con increíble naturalidad, presteza y carisma por Leonardo DiCaprio, combina de forma precisa todos los géneros que apuntábamos más arriba para obtener un cóctel que da poco descanso a un espectador al que la duración se le pasa volando al ritmo del 'Come fly with me' de Sinatra y de las correrías del personaje central, fotografiadas con una luminosidad asombrosa por Janusz Kaminski en un gesto que viene en apoyo del singular viraje que el director efectúa aquí.

Asumido éste, el que por temática la cinta se convierta —junto a la que será su siguiente producción— en la mitad más relevante de un curioso hiato en la trayectoria de Spielberg, y que en muchos sentidos puramente estéticos, nos encontremos ante un filme que se aleja de los parámetros que podríamos listar como recurrentes en la forma de hacer cine del director, es incuestionable que estamos ante un filme del responsable de 'Tiburón' ('Jaws', 1975) por algo que, no obstante, cuesta identificar y pertenece a esa extraña cualidad mágica que encierra el celuloide y que resulta complicado verbalizar.

'Atrápame si puedes', duelo invisible

Atrapame Si Puedes 2

Pero más allá de lo que el director ofrece, que como digo es mucho y tremendamente variado, y más allá de la espectacular y precisa recreación que se hace de la época por parte del departamento de diseño de producción —con sólo un par de planos sueltos atrapados aquí y allá uno es capaz de afirmar sin duda en qué década se desarrolla la acción— el interés de 'Atrápame si puedes' descansa, y descansa con holgura, sobre los muy bien asentados hombros de su pareja protagonista, unos DiCaprio y Tom Hanks que establecen un invisible duelo durante gran parte del metraje y que, una vez puestos frente a frente, siguen dando muestras sobradas del inmenso talento que ambos poseen.

De DiCaprio ya hemos dicho que en la piel de Frank Abagnale consigue meterse al espectador en el bolsillo nada más aparecer en pantalla, y el carisma que derrocha es directo responsable de buena parte de que el filme funcione como lo hace. En lo que a Hanks respecta, y aunque su papel sea algo más secundario y con pocas opciones para el lucimiento que sí atesora su compañero, verlo como inagotable agente del FBI es una delicia...de hecho, verlo hacer lo que sea en la película que sea siempre es una auténtica delicia.

Quizás 'Atrápame si puedes' no se encuentre entre los filmes que uno citaría como punto de encuentro obligatorio con la filmografía de Steven Spielberg, pero lo cierto es que, deteniéndonos un momento a seleccionar lo mejor que hasta el momento nos ha dejado el portentoso realizador, y obviando los cinco que indiscutiblemente están por encima de todos los demás, este variadísimo y entretenídisimo filme podría competir de forma directa con otros sobresalientes títulos del cineasta por colarse en la sexta posición. Sea como fuere, lo que a mi entender es innegable es que estamos ante una gran producción —una muy grande— de uno de los diez mejores directores que ha conocido la historia del cine. Ahí queda eso.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos