Compartir
Publicidad

'Cheers', un mal sueño de Diego Serrano

'Cheers', un mal sueño de Diego Serrano
56 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Anoche se estrenó por fin el tan comentado remake de Telecinco de la clásica sitcom estadounidense ‘Cheers‘, cumpliendo los malos presagios de que la calidad de esta nueva obra no estaría a la altura de la original. Ya no es que las tramas y personajes se correspondan o no con la original, es que sin entrar a comparar la obra con su predecesora podemos decir que es mala de por sí. Si una sitcom no logra arrancarte una carcajada, ni siquiera una leve sonrisa, mal vamos.

El guión no está afinado como debería y las tramas no son de suficiente interés, y menos aún para tratarse del primer episodio con el que la serie tiene que presentarse a la audiencia. Esa extraña mezcolanza entre las tramas de la serie original (como la llegada de la nueva camarera) y lo añadido definitivamente no funciona, y menos con los chistes “patrios” metidos con calzador.

Pero sin duda, lo peor de la serie es ver cómo el personaje de Antonio Resines se apodera sin sentido de todo el protagonismo con un personaje que no sólo dista de su homólogo original, sino que además es un mal calco de Diego, su personaje en ‘Los Serrano‘. Viendo ‘Cheers’ cuesta creer que este mismo Resines sea el actor que en otros trabajos ha demostrado tener diversos registros, e incluso ser buen actor, como demuestra su intervención en ‘La Buena Estrella’, película gracias a la cual consiguió un Goya.

El Frasier de Kelsey Grammer no era el protagonista de la ‘Cheers’ original, sino que era Sam Malone (Ted Danson), aunque podemos entender la degradación de este personaje en la jerarquía coral del elenco español debido al mal hacer que demuestra Alberto San Juan, quien no parece estar cómodo o del todo resuelto dentro del formato sitcom. Por otro lado, tenemos a Pepón Nieto haciendo su papel de siempre (Jose Antonio de ‘Periodistas’, Mariano de ‘Los hombres de Paco’) pero correcto, y a Alexandra Jiménez y Adam Jezierski algo más acertados.

En cuanto al personaje de Chiqui Fernández no me atrevo a entrar a valorarlo aún, pero cuesta ponerlo al mismo nivel que la mítica Carla Tortelli. Mención aparte para las estrellas invitadas del piloto, que viendo ahí a Ana Belén cuesta creer que esa señora sea la misma que consiguió el Fotogramas de Plata por su buena interpretación en ‘La Pasión Turca’.

Definitivamente, el ‘Cheers’ español huele a ‘Los Serrano’, pero no a pata negra precisamente. Al menos las primeras temporadas de ‘Los Serrano’ tuvieron su gracejo, pero aquí sólo vemos a un Resines gritón en una comedia de chichinabo sin solidez. Si se suele llamar Los Serrano con pistolas a ‘Los hombres de Paco’, Los Serrano con poderes a ‘Los Protegidos’ o Los Serrano con Ninjas a ‘Águila Roja’, ahora a ‘Cheers’ lo podríamos llamar Los Serrano sin jamones, porque el bar es más refinado pero todo lo demás es un calco. Un mal calco. Si Diego Serrano hubiese tenido otro sueño la noche después de su noche de bodas, tal vez hubiese soñado con ser cliente de este bar.

No obstante, la serie no consiguió un mal resultado en su estreno, marcando un 15,6% de share en el primer episodio y un 16,6% en el siguiente. La ficción no logró liderar la noche, quedándose por debajo de La Película de la Semana de La 1, pero por encima del film de Antena 3. Pronto se las verá con ‘Los Protegidos‘ y habrá que ver si sigue con esos datos.

En ¡Vaya Tele! | Dani Martín pone voz a la sintonía de ‘Cheers’, la imagen de la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos