Publicidad

¿Cuál será tu próximo televisor? El mío quizás se llame Google

¿Cuál será tu próximo televisor? El mío quizás se llame Google
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Una tele Google? Pues sí, eso parece, porque Google anda negociando una joint venture con Intel, Sony y Logitech para desarrollar un televisor que tenga aplicaciones web, y el nombre que presuntamente recibirá el aparato será... Google TV. No se han quedado calvos bautizándolo, desde luego, pero como ocurre con tantos inventos, lo interesante no está tanto en su etiqueta o en su denominación como en el interior del aparato.

Sony fabricará el grueso de la máquina y la dotará con una buena colección de chips Intel, mientras que Logitech, como fabricante de teclados que es, se encargará del mando a distancia. Por su parte, el todopoderoso de internet Google aportará su grano de arena para conseguir que el nuevo televisor se mueva por la red como pez en el agua.

En resumidas cuentas, cada uno de los fabricantes dará lo mejor de sí mismo para lograr que el invento cope el incipiente mercado del televisor con acceso a la web ya que, si no, la alternativa sería que otras firmas como Apple o Microsoft se lanzaran a por este caramelo. Hay que tener en cuenta que en Estados Unidos el 25% de las teles que salen a la calle ya cuentan con un acceso a la red, por lo que ahora es cuestión de que todo se integre para conseguir una experiencia satisfactoria por parte del espectador.

Mientras tanto, vamos viendo pasos en la creación de esta nueva forma de ver la tele. Sony ha puesto en marcha un servicio de televisión a la carta que incorporará a la mayoría de sus nuevas teles de la serie Bravia, Bravia Internet Video se llama este servicio, que ya accede a portales de vídeo como YouTube, y los de la compañía nipona ya han establecido acuerdos con Antena 3, La Sexta y la autonómica catalana TV3 para incorporar sus contenidos en estos modelos. Por su parte, TV3 ya está haciendo pruebas sobre lo que será la tele unida a internet.

Esto se mueve, y quizá en un futuro no muy lejano nos riamos de aquellos tiempos extraños en los que descargábamos la serie de turno para visionarla sentados incómodamente ante el escritorio de la habitación, cuando todos sabemos que desde el sofá la tele se vive mejor.

Y en ese sentido, un televisor diseñado expresamente para acceder a la red puede hacer las delicias de cualquier espectador interesado en estos menesteres. Si además el precio final del aparato es equivalente al de un televisor convencional, la apuesta está clara. ¿O no?

Vía | Cinco días
Foto | x-ray delta one
En ¡Vaya Tele! | ¿Por qué la televisión continúa en internet?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir