Compartir
Publicidad

El imprescindible Alberto Sordi

El imprescindible Alberto Sordi
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Adopto un enfoque muy simple. Observo y reflejo la vida real y la gente común y más pronto o más tarde eso aumenta las risas.

Un 15 de junio nació Alberto Sordi, actor y director italiano que actuó en 151 películas y dirigió 18. Una de las figuras más representativas de la que muy probablemente sea la cinematografía más rica y completa de la historia, la italiana —sólo la época comprendida entre los años cincuenta y setenta ya llegaría para concederle ese honor—.

Su rostro se hizo popular sobre todo en el género de la comedia, firmando alguna que otra obra muy polémica, reflejando la situación de un país y metiendo el dedo en la llaga de las relaciones humanas. Empezó en el cine como extra. Debutó en el drama histórico 'Escipión, el africano' ('Scipione l'africano', Carmine Gallone, 1938). Gracias a Federico Fellini consigue el estrellato a mediados de los años cincuenta. Diez años después debuta tras las cámaras con la comedia, que él mismo protagoniza, 'El gran amante' ('Scusi, lei è favorevole o contrario?').

Aunque su rostro suele asociarse con la comedia, Sordi demostró tener una gran mano para dar vida a personajes dramáticos y complejos, a los que vestía de una muy real humanidad, la de cualquier persona con sus luces y sombras. Su fama mundial le lleva a ganar un Globo de oro por su labor en 'El diablo' ('Il diavolo', Gian Luigi Polidoro, 193).

Murió a los 82 años tras una larga enfermedad.

Películas imprescindibles para un buen homenaje:

'Los inútiles' ('I vitelloni', Federico Fellini, 1953)

'La gran guerra' ('La grande guerra', Mario Monicelli, 1959)

'Todos a casa' ('Tutti a casa', Luigi Comencini, 1960)

'Un italiano in America' (Alberto Sordi, 1967)

'Sembrando ilusiones' ('Lo scopone scientifico', Luigi Comencini, 1972)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio