Compartir
Publicidad
Publicidad

James Woods vuelve a vomitar bilis y homofobia en Twitter: "Me importa una mierda lo que piensen los liberales"

James Woods vuelve a vomitar bilis y homofobia en Twitter: "Me importa una mierda lo que piensen los liberales"
Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las redes sociales pueden ser una herramienta maravillosa —qué os voy a contar a estas alturas de la película— pero, dependiendo de en qué manos caiga el dominio de una cuenta de Twitter, pueden dar lugar a espectáculos tan bochornosos como el que dio ayer el actor James Woods, y el consiguiente intercambio de acusaciones y dardos envenenados entre el protagonista de 'Videodrome', Armie Hammer y Amber Tamblyn.

El detonante de la enésima bronca 2.0 del intérprete está relacionado con la comedia romántica italiana 'Call Me By Your Name', actualmente en circuito de festivales, y que narra una historia de amor entre un joven de 17 años y otro de 24. El pasado domingo, Hammer, protagónico del filme, leyó durante un evento para la web de contenido gay Towleroad un pasaje de la novela en la que se basa el filme, lo cual aprovechó el autor conservador Chad Felix Greene para publicar el siguiente tuit.

"Un hombre de 24 años. Un chico de 17. Basta."

Hasta aquí, todo correcto: Greene volvió a expresar su preocupación por el tema de las relaciones homosexuales entre adultos y menores de edad tras su artículo para el Huffington Post Esto es lo que pasa cuando hombres tienen relaciones sexuales con adolescentes. Nada nuevo bajo el Sol. Pero James Woods hizo entonces acto de presencia con un mechero y un bidón de gasolina, materializdaos en un nuevo mensaje que añadir a su lista de perlas tuiteras.

"Mientras destruyen en silencio los últimos muros de la decencia. #NAMBLA"

El texto habla por sí solo, y viene acompañado del hashtag "NAMBLA", cuyas siglas corresponden a la North American Man/Boy Love Association: una organización norteamericana de corte pedófilo y progresista que defiende el derecho de los menores a explorar su propia sexualidad y se muestra contraria a la existencia de una edad mínima para tener relaciones sexuales.

El ambiente se caldeó aún más cuando Armie Hammer decidió intervenir con una pregunta en absoluto inocente dirigida a Woods: ¿No salías con una chica de 19 cuando tenías 60? Lejos de ser infundada, la cuestión surge de dos relaciones del actor; la actual con Kristen Bauguess, con quien comenzó a salir cuando ella tenía 20 y él 66; y una previa con Ashley Madison, de 19 años, a la que Hammer alude en su mensaje. ¿Creéis que la cosa no podía ir a más? Pues atentos a la entrada triunfal de la también actriz y directora Amber Tamblyn.

"James Woods intentó una vez ligar conmigo y una amiga en un restaurante. Quería llevarnos a Las Vegas. 'Tengo 16', le dije. 'Mejor incluso', contestó.

Woods, lejos de achantarse, contestó con un sencillo "Lo primero es ilegal. Lo segundo una mentira.". Pero lejos de concluir de forma contundente, decidió añadir un par de últimas consignas antes de despedirse, recordando en la primera de ellas lo mucho que le gusta Armie Hammer como actor, que el tráfico de trolls están en aumento, y que ya le habían dicho que los liberales están lloriqueando. Su despedida, final, como veréis a continuación, no tiene desperdicio.

"¡Okey, ahora quiero que todos mis pequeños trolls se pongan sus pijamas y se vayan a la cama! Mi última palabra sobre esto: Me importa una mierda lo que piensen los liberales."

Pura poesía conservadora la que exhibe el bueno de James Woods para zanjar una polémica que, como comentábamos, es una más de entre las muchas que ha protagonizado a golpe de teclado. Sin ir más lejos, el pasado junio publicó un tuit comentando con dudoso gusto una fotografía en el que unos padres posaban con su hijo junto a dos carteles que rezaban "Amo a mi hijo de género creativo" y "Mi hijo se pone vestidos y maquillaje: ¡Superadlo!".

"Qué tierno. Esperad a que este pobre crío crezca, se de cuenta de lo que habéis hecho, y os meta desmembrados en un congelador en el garaje."

El actor Neil Patrick Harris, que resultó ser amigo de la familia le contestó llamándole "ignorante y carente de clase alguna", añadiendo que "no sabe de lo que habla, y debería avergonzarse de sí mismo". Visto lo visto, cualquier respuesta que pueda darse al señor Woods es un gasto innecesario de energía, aunque los momentos que nos regala con sus salidas de tono no tienen desperdicio. Esperamos ansiosos al siguiente.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos