Compartir
Publicidad

Diez dibujos animados que nacieron de una novela

26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de crear una serie, los referentes que se utilizan como base inspiradora son inagotables. Una canción, una experiencia personal, la noticia de un periódico… cualquiera puede ser susceptible de ser transformada en un producto televisivo. Pero si hay alguno por encima de ellos, alguno que ha demostrado su valía a la hora de verse adaptado a la pequeña pantalla, ésas son la novelas.

Hacer ficción para niños puede resultar tan libre y estimulante como complicado. Son un público agradecido, que sabe entrar en las historias y dejarse captar por los planteamientos. Historias en las que impere la magia, los seres sobrenaturales… los niños parecen más dispuestos a dejar pasar ciertas explicaciones pilladas por los pelos. Pero también son un público exigente, quieren ser sorprendidos y fascinados, y, para lograrlo, muchas veces, no hay nada mejor que un buen libro.

En el siguiente artículo, vamos a hacer un recorrido por diferentes series de dibujos animados que primero nacieron en papel y tinta y, después, pasaron a la televisión, encarnando algunos de los personajes más recordados por los niños.

1. ‘Las aventuras de Tom Sawyer’

La novela original es de 1876 y está escrita por Samuel Langhorne Clemens, más conocido como Mark Twain. La obra, considerada una de las grandes de la literatura universal, relata las peripecias de Tom Sawyer, un niño que crece en el suroeste de Estados Unidos, con el río Mississipi dominando las vidas de sus gentes. La serie de dibujos es un anime que se emitió en España en TVE y Antena 3 y que cuenta con una banda sonora que se comercializó con relativo éxito. Como ya sabéis, en sus aventuras, a Tom le acompaña su amigo Huck, Huckleberry Finn, con el que juega a piratas, viaja en globo o encuentra un tesoro.

2. ‘Ana de las Tejas Verdes’

Al igual que la serie de la que hemos hablado anteriormente, ‘Ana de las Tejas Verdes’ es una adaptación japonesa creada para el contenedor televisivo infantil ‘World Masterpiece Theater’, en el que las novelas clásicas eran pasadas por el filtro anime. La novela original fue escrita en 1908 por la canadiense Lucy Maud Montgomery. Aunque la serie se creó en 1979, en España no pudimos verla hasta la llegada de Telecinco, en los 90. La historia nos habla de Ana Shirley, una niña huérfana, con una gran imaginación, que es adoptada por los hermanos Cuthbert y que vivirá con ellos en su granja en la isla Príncipe Eduardo, en Canadá.

3. ‘Don Quijote de la Mancha’

La adaptación de la que hablaremos ahora es la de una de las más destacadas de la literatura no sólo española, sino también universal: ‘Don Quijote de la Mancha’, la obra cumbre de Cervantes. Con 39 capítulos y las voces de Fernando Fernan-Gómez y Antonio Ferrandis como Don Quijote y Sancho, esta serie supuso, para los niños de 1979, un verdadero acercamiento a la tradición cultural. Fue emitida en más de 130 países y doblada a 35 idiomas y declarada de interés por el Ministerio de Educación y el Instituto Cervantes.

4. ‘Sherlock Holmes’

En 1887, Sir Arthur Conan Doyle creó un personaje de ficción que pasaría a la historia. Sherlock Holmes era un detective inteligente, observador y deductivo que en 1984 tomó rasgos perrunos para protagonizar una serie de 26 capítulos. La serie, a la que se le otorgan ciertas características de lo steampunk, fue un proyecto italo-japonés. El proyecto estuvo paralizado durante dos años por problemas de copyright con los herederos del autor pero finalmente en 1984 vio la luz. Fue la última serie de televisión para la que trabajó Miyazaki, autor, como sabéis de ‘La princesa Mononoke’ o ‘Porco Rosso’.

5. ‘David el Gnomo’


La serie de dibujos, de 1985, es de origen español, pero está basada en los libros sobre gnomos de dos autores holandeses: Will Huygen y Rien Poortvliet, que escribieron e ilustraron (respectivamente) las historias. ‘Leven en werken van de Kabouter’ es el primero de ellos y data de 1977. ‘David el gnomo‘ es un referente infantil de la televisión española. Es difícil olvidar a aquel carismático gnomo que era el más viejo del lugar: tenía 399 años y el “tope” de los gnomos estaba en exactamente 400 años; no os voy a spoilear el mítico final pero seguro que algo os oléis.

6.‘Heidi’

A continuación, hablaremos de otro de los clásicos de ‘World Masterpiece Theater’, más concretamente su primer proyecto, de 1974. Seguramente, es una de las series más imitadas y parodiadas, pero antes de eso, fue una novela escrita por la suiza Johanna Spyri, en 1880. El éxito de ‘Heidi’ en España fue arrollador. En una época en la que sólo existía TVE, una historia con unos valores tan blancos y con una protagonista que vivía un verdadero drama vital, tenía lo necesario para triunfar. Aún hoy sigue reponiéndose y recordándose con nostalgia.

7. ‘La abeja Maya’

Se trata de una serie de dibujos japonesa de 1975 que pudimos ver en España en 1978 a través de RTVE. La obra está basada en un libro infantil escrito por el alemán Waldemar Bonsels, en 1912. Curiosamente, Bonsels no fue un autor infantil ni mucho menos, pero ésta es su obra más recordada, de la que también se hizo una ópera. La historia nos hablaba de Maya, una joven abeja de espíritu aventurero e inquieto. A Maya le acompañaban otros insectos como el zángano Willy o el saltamontes Flip. La banda sonora de la serie se comercializó y estaba interpretada por Mocedades.

8. ‘D’Artacan y los tres mosqueperros’

Es otra de las creaciones de la productora española BRB Internacional, en este caso, con coproducción de la japonesa Nippon Animation (muy vinculada a ‘World Masterpiece Theater’, del que ya hemos hablado). Nacida en 1981, la serie es una adaptación de la novela de Alejandro Dumas ‘Los tres mosqueteros’ aunque novela y serie tienen dos grandes diferencias: la serie de dibujos es una comedia y los personajes son adaptaciones perrunas de los originales, tal y como pasaba en ‘Sherlock Holmes’. ‘D’Artacan y los tres mosqueperros‘ era una serie de 26 capítulos, nos contaba las aventuras de Dartacán, un joven que quería llegar a ser “mosqueperro”. La serie tuvo una segunda parte llamada ‘El retorno de D’Artacan‘, también basada en una obra de Dumas.

9. ‘El mago de Oz’

El universo de Oz fue creado a principios del siglo XX por Lyman Frank Baum a través de catorce novelas que narraban los hechos de esta tierra mágica, aunque el más conocido de todos es el primero de los libros: ‘El maravilloso mago de Oz’. La serie de 1986, japonesa, con 52 capítulos, es una adaptación de cuatro de esas novelas: las tres primeras y la sexta. En ella tenemos pues aventuras menos conocidas para un seguidor estandar de la historia. A partir del capítulo 18 se vive el retorno de Dorothy a Oz, en lo que se correspondería con el segundo libro, y también los enfrentamientos con el Rey Gnomo y el país de Ev.

10. ‘La vuelta al mundo de Willy Fog’


Como en casos comentados anteriormente, la serie es una creación de la española BRB Internacional, que asociada con Nippon Animation aportó imaginación y divertimento a una televisión española aún muy jovencita e inocente. Aún así, el “culpable” de todo esto es un autor al que se ha llevado (y se llevará) muchas veces a las grandes y pequeñas pantallas. Julio Verne escribió ‘La vuelta al mundo en 80 días’ en 1872, en un relato publicado por entregas. La serie de dibujos fue emitida en España en 1984, en las sobremesas de los domingos. Sus protagonistas compartían la misma característca de otros personajes de BRB y es que eran animales antropomorfos. Al igual que con ‘La abeja Maya’, las canciones de ‘La vuelta al mundo de Willy Fog‘ fueron interpretadas por el grupo Mocedades.

En ¡Vaya Tele! | ‘Sherlock Holmes’, Nostalgia TV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio