Compartir
Publicidad
Publicidad
'Bajo sospecha' vuelve con un caso menos interesante pero ¿más ambicioso?
Antena 3

'Bajo sospecha' vuelve con un caso menos interesante pero ¿más ambicioso?

Publicidad
Publicidad

Cómo nos gusta un buen serial de misterio y desaparición/asesinato. A poco que repartan unos cuantos ingredientes y lo esparzan por aquí y por allí nos podemos encontrar con una serie memorable. Antena 3 lo sabe y estrenó anoche con éxito "relativo" la segunda temporada de 'Bajo Sospecha', el drama criminal producido por Bambú Producciones.

Aviso: A partir de aquí podéis encontrar spoilers del primer episodio de la segunda temporada de 'Bajo Sospecha'. Lee bajo tu responsabilidad

En esta ocasión la acción se traslada a un hospital madrileño donde se produce la desaparición de Catherine LaMonnier (Leticia Dolera), médico de dicho hospital. Hasta allí se traslada el comisario Casas (Lluís Homar) quien decide infiltrar a Víctor (Yon González) porque se huele que algo muy raro pasa.

Además la policía francesa (la desaparecida es hija de un político galo) también mueve ficha e infiltrará allí al inspector Alain Juillard (Hugo Becker). Así Victor y Alain intentará desenmarañar el entramado de medias verdades, mentiras e intrigas que existe alrededor de esta desaparición, a la que se suma la de una nueva trabajadora.

Bs2 151015 0097

El comienzo de la segunda temporada de 'Bajo Sospecha' me ha dejado algo tibio. Por un lado al caso propuesto por el equipo liderado por Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés le falta algo de garra y por el otro, el esquema de "todos son sospechosos" queda, en esta ocasión, demasiado cliché. Pero claro, es un ingrediente casi fundamental en este género. Eso y que a la primera de cambio decidan explotar tópicos de franceses y españoles de la forma menos ingeniosa posible hace que de vez en cuando sienta como una urticaria en el cráneo.

Lo que sí que se nota es la ausencia de Blanca Romero en esta segunda temporada. O al menos de un contrapeso femenino en la investigación (que no sea la comisaria francesa). Aquí puede parecer que es porque la fuerza de la costumbre hace que veamos raro cualquier pareja protagonista que no sea chico-chica, sobre todo en las ficciones policiales.

Bajosospechat2 Dossier4

Sin embargo, si quitamos estos elementos, la segunda temporada de 'Bajo Sospecha' se muestra como una entrega más ambiciosa que la primera. Ya sólo por el repartazo que tiene (todo un quién es quién de la televisión nacional) hace que nos fijemos en ella, sobre todo por el hecho de que Yon González sea de lejos el peor de ahí.

'Bajo Sospecha' ha regresado con buena audiencia (líder con 3.2 millones de espectadores y 17.5% de share) pero algo más baja que la que cosechó el año pasado. Este regreso ha sido con un caso algo más enmarañado que el de la niña del año pasado y por eso creo que pueden aprovechar mejor ese terreno. Sigue teniendo en el aspecto técnico muy buen trabajo detrás, ya solo queda que los guionistas tengan muy claro cómo hacer que el caso enganche, porque de momento no lo hace.

En ¡Vaya Tele! | 'Bajo Sospecha' se traslada a un hospital en las segunda temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos